Bruselas promete wifi gratis en toda Europa en 2020

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, ha prometido durante su discurso sobre el estado de la Unión Europea equipar “cada pueblo y ciudad con wifi gratis”, cubriendo toda la Unión Europea con acceso a la red inalámbrica.

La propuesta se enmarca en una mayor reforma de las telecomunicaciones que también incluye un despliegue de la tecnología 5G a nivel continental para el 2025. Juncker ha calculado que el despliegue de estas redes generará 1,3 millones de puestos de trabajo.

Por otro lado, Juncker ha confirmado que se está trabajando en una nueva propuesta sobre el ‘roaming’ que mejore la presentada la pasada semana y que imponía un mínimo de 90 días de itinerancia gratuita y que no garantizaba el fin del ‘roaming’, finalmente retirada. “La propuesta era correcta desde el punto de vista técnico, pero no se correspondía con nuestra promesa”, afirmó. Así, la nueva propuesta buscará que cuando los europeos viajen “se sientan como en casa”.

La idea central será acabar con la itinerancia en verano de 2017. La Unión Europea se ha comprometido a que las comunicaciones en itinerancia dentro del territorio comunitario sean gratuitas a partir de junio de 2017, incluidas llamadas, mensajes y paquetes de datos.

 

Ampliar el ‘Plan Juncker’

Los cambios irían de la mano con una ampliación del ‘Plan Juncker’ de inversiones estratégicas más allá de 2018, cuando se preveía que se cerrase, tras un año en funcionamiento y unos 160.000 millones de euros movilizados. Propuso duplicar la capacidad financiera del llamado Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (EFSI), para alcanzar al menos 500.000 millones de aquí a 2020 y tratar de movilizar 630.000 millones en 2022.

En su informe anual sobre el estado de la Unión Juncker ha descrito las grandes líneas de actuación de la institución europea en años venideros, en un momento en el que el contexto está marcado por la salida británica del bloque tras el voto positivo en el referéndum del 23 de junio, que dio alas al Brexit.

 

Fuente: La Vanguardia

http://www.lavanguardia.com/economia/20160914/41298661644/wifi-gratis-europa-comision-europea-juncker.html?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=economia

Tratamiento fiscal de la actividad económica de un youtuber

Se plantea si recibir una remuneración por insertar publicidad en los videos que, como hobby, se suben a un canal de la plataforma YouTube exige el alta en el IAE, y si son deducibles en el IRPF de los gastos de realización de los videos.

 

El hecho imponible se realiza por el mero ejercicio de cualquier actividad económica, aunque no se realice de forma habitual; el hecho imponible se realiza aunque no exista ánimo de lucro; y una actividad se ejerce cuando supone la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

 

Concurren tales parámetros en la actividad consistente en subir vídeos a un canal de Youtube, previamente grabados por el consultante. Su difusión es pública se genere o no un rendimiento económico, y la actividad se ordena por su propia cuenta, medios y recursos.

 

En cuanto al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, la remuneración que pueda obtener por servicios de publicidad mediante la cesión de espacios constituye un rendimiento de actividades económicas porque proceden del trabajo personal ordenado por cuenta propia y con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

 

La deducibilidad de los gastos está condicionada por el principio de su correlación con los ingresos, de tal suerte que aquellos respecto a los que se acredite que se han ocasionado en el ejercicio de la actividad, que estén relacionados con la obtención de los ingresos, si serán deducibles; ahora bien, no serán admisibles deducibilidades de gastos que —ocasionados en el ejercicio de un hobby o afición de los contribuyentes y que, por tanto, no dejan de ser meros supuestos de aplicaciones de renta al consumo— pretendan vincularse a la obtención de unos ingresos que la normativa del impuesto califica como rendimientos de actividades económicas.

 

Igualmente aclara la consulta que a los efectos de la tributación de los rendimientos, será la fecha de devengo la que deberá tenerse en cuenta para realizar el cambio de dólares a euros.

 

Normativa aplicada: art. 28 (L 35/2006).

 

Fuente: Consulta Vinculante V0992-16, de 14 de Marzo de 2016, de la Subdirección General de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas

¿Cuales son los gastos deducibles de tu salario?

¿Sabías que hay gastos que puedes deducir de tu renta si eres trabajador por cuenta ajena? Aquí te los enumeramos:

Tendrán la consideración de gastos deducibles exclusivamente los siguientes:

  1. a) Cotizaciones a la seguridad social, mutualidades generales obligatorias de funcionarios, derechos pasivos y colegios de huérfanos o entidades similares.
  2. b) Cuotas satisfechas a sindicatos.
  3. c) Cuotas satisfechas a colegios profesionales, cuando la colegiación tenga carácter obligatorio para el desempeño del trabajo, en la parte que corresponda a los fines esenciales de estas instituciones, límite 500 euros anuales.
  4. d) Gastos de defensa jurídica derivados directamente de litigios suscitados en la relación del contribuyente con la persona de la que percibe los rendimientos, límite de 300 euros anuales.

 

Fuente: www.aeat.es

¿Qué es renuncia y revocación en el régimen de estimación objetiva (módulos)?

 

RENUNCIA

Aquellos contribuyentes que cumplan todos los requisitos para aplicar el método de estimación objetiva, pueden renunciar a la aplicación de este sistema de tributación mediante la presentación del modelo 036 ó 037 de declaración censal.

CUÁNDO Y CÓMO SE DEBE RENUNCIAR

Existen dos maneras de renunciar:

  • De forma Expresa
  • De forma Tácita.

Si se opta por renunciar de forma Expresa, se ha de presentar la intención mediante el modelo 036 o 037 de declaración censal durante el mes de diciembre anterior al año natural en que deba surtir efecto. En caso de inicio de la actividad deberá efectuarse antes del inicio.

La otra opción de renuncia de forma tácita se entiende efectuada cuando se presente en plazo, el pago fraccionado del primer trimestre del ejercicio, mediante el modelo 130 (en lugar del 131), previsto para el régimen de estimación directa. En el supuesto de inicio de actividad se renunciará tácitamente presentando el modelo 130 del primer trimestre de ejercicio de la actividad.

EFECTOS DE LA RENUNCIA

La renuncia tendrá efectos por un período mínimo de tres años. Esta situación se prorrogará tácitamente cada año salvo revocación expresa, es decir, salvo que se revoque en el mes de diciembre anterior al año en que pase el periodo mínimo de 3 años.

La renuncia al régimen de estimación directa simplificada afectará a todas las actividades del sujeto pasivo y supondrá la inclusión de todas ellas al método de estimación directa.

Excepción: Si el contribuyente tiene iniciada una actividad en Estimación Objetiva e inicia otra con renuncia a Estimación Objetiva, ese año serán compatibles ambas actividades con métodos de tributación diferentes.

 

REVOCACIÓN

Pasados los tres años de período mínimo por los que se renuncia al sistema de tributación por módulos, aquellos contribuyentes que cumplan todos los requisitos para aplicar el método de estimación objetiva, podrán revocar la aplicación de este sistema de tributación mediante la presentación del modelo 036 ó 037 de declaración censal, cualquiera que sea la forma en que se hubiera realizado la renuncia, durante el mes de diciembre anterior al inicio del año natural en que deba surtir efecto.

En el caso de la revocación, no está prevista la revocación tácita.

 

Maria Jose Raya


 

Cuándo ha llegado el momento de cerrar tu negocio

Renunciar a años de trabajo resulta indudablemente difícil, pero en ocasiones hay que tomar la decisión de cerrar el negocio. El inversor y profesor en distintas escuelas de negocio  Antonio Manzanera, apunta en su libro Los 10 mandamientos del emprendedor cinco señales que apuntan peligrosamente al cierre de un negocio antes de que sea demasiado tarde. “Eso sí”, advierte Manzanera, “es posible que un emprendedor testarudo se termine saliendo con la suya y consiga terminar haciendo viable un negocio que parecía abocado al cierre. El inversor profesional no siempre acierta en sus pronósticos agoreros”.

Cuando te ves obligado a lanzar constantemente nuevas versiones de tu producto

“El problema no están en lanzar nuevas versiones, sino en lanzarlas sin que las anteriores hayan tenido tiempo de funcionar comercialmente. El problema de fondo es que ese producto no satisface plenamente la necesidad de la demanda, y, en su consecuencia, cada producto que lanza al mercado supone la traducción de una inversión que no tendrá un retorno económico”, apunta en su libro Manzanera.

“Se trata de empresas con un horizonte d generación de caja muy distante”, alerta.

Cuando tienes agujeros de caja que no se solucionan

“La caja es el reloj biológico de un negocio y, cuando se termina, la empresa muere. Sin embargo no es preciso que la tesorería se agote para descubrir que nuestro negocio debe cerrar”, resume Manzanera.

“Analizar su evolución, incluso en momentos en que hay ventas es útil como indicador de la capacidad de la empresa para autofinanciarse. Cuando la gestión del circulante es adversa, cuanto más vendamos, más caja quemaremos, y si no se consigue revertir la situación, la empresa no tiene ninguna viabilidad“, continúa.

“La teoría dice que con la gestión comercial debe paliarse en su mayor parte las necesidades de financiación, y si ello no ocurre es preceptivo cuestionarse el futuro del negocio”, concluye.

Cuando te enfrentas a plazos de decisión de compra cada vez más largos

“Vender no es fácil y algunos productos implican largos periodos de decisión por parte de los clientes. Hasta aquí todo es normal y, hasta cierto punto, lógico”, plantea este inversor privado. “El problema viene cuando los tiempos se extienden de manera exagerada, y ese cliente que nos firmó una declaración de interés ya no nos coge el teléfono o no nos envía nunca la aceptación del presupuesto”, continúa.

“En muchas ocasiones los clientes no quieren decirnos que ‘no’ cuando la realidad es que no quieren comprarnos. Les resulta menos incómodo darnos largas, demorando la respuesta”, argumenta.

¿Cómo se distingue de un cliente que sí quiere comprarnos, pero que nos da largas? “El cliente interesado puede que tarde en comprarnos, pero nunca pierde el contacto: nos pide que esperemos, nos solicita descuentos, pregunta dudas, pide demostraciones… en definitiva, te llama”, explica este experto.

Cuando dependes en exceso de subvenciones y ayudas

“Son muchas las empresas que nacen con vocación empresarial, pero terminan derivando en entes caza subvenciones cuyo único objeto es presentar instancias y cumplir objetivos de las convocatorias”, señala.

“Este tipo de fuente de financiación es esencial durante las etapas iniciales de la vida de la empresa, pero si con el tiempo la dependencia no desaparece, corremos el riesgo de dejar de ser un negocio y convertirnos en un centro de investigación“, advierte.

“Los emprendedores de este tipo se muestran deprimidos cuando el mercado de capital riesgo les da la espalda, y no lo hace por antipatía a sus tecnologías, sino hacia aquello en lo que se han convertido: unas entidades paga-sueldos sin el menor interés en vender y hacer rentable su tecnología”, concluye.

Cuando han pasado años y tu Ebitda nunca se vuelve positivo

“Sabemos que el resultado de explotación (EBITDA) de las startups es negativo durante los primeros meses de su vida, precisamente hasta el momento en que alcanza una masa crítica de ventas que le permita cubrir sus gastos operativos”, explica, de partida, Manzanera.

“Cuando pasan esos primeros meses -o años, en algún caso- y el EBITDA continúa siendo negativo, el problema puede deberse a algo más serio: la demanda de nuestra startup no es suficiente para cubrir los costes de operación. Esto es grave ya que mantener abierta la empresa para servir a nuestros clientes nos hace perder dinero. La pregunta ya no es cuándo seremos rentables, sino si nuestra idea es un buen negocio…”, plantea.

 

Fuente: http://www.emprendedores.es/gestion/como-cuando-cerrar-mi-negocio-liquidar-empresa

IBI: Ayudas para el 2016

El Ayuntamiento de Barcelona destinará 3,5 millones de Euros, en subvencionar el 50% del impuesto de bienes inmuebles (IBI) del 2016 a las familias con rentas bajas que lo soliciten. Para poderlo solicitar será necesario estar empadronado en el domicilio des de inicio de año hasta la fecha en que se tramite la solicitud. Los arrendatarios que demuestren, con el contrato y los recibos, que el propietario les cobra el importe, también podrán acceder a dicha ayuda.

Esta ayuda se podrá tramitar hasta el 4 de Noviembre, mediante las oficinas de atención ciudadana o por la página web que facilita el Ayuntamiento de Barcelona.

Con esta nueva ayuda, se calcula que se podrán beneficiar unas 20.000 familias, que tengan una o más personas que reciban pensiones no contributivas, subsidio de desempleo, renta activa de inserción o que hayan agotado todas las prestaciones.

También podrán pedir ayudas relacionadas con el IBI empresas que hayan generado empleo estable (20% del IBI), comercios emblemáticos (95% del IBI), nuevas actividades o compra de empresas existentes.

 

FUENTE: La Vanguardia

Los Tribunales Económicos-Administrativos están colapsados

Las ofensivas de la Agencia Tributaria contra el fraude fiscal de los últimos años han desatado unos efectos secundarios. Los Tribunales Económicos-Administrativos están colapsados.

 

Acumulan más de 300.000 reclamaciones pendientes de resolver y están sumidos en una situación que amenaza con hacer prescribir cientos de expedientes con el correspondiente perjuicio para las arcas públicas, según cálculos de la Organización de Inspectores de Hacienda (IHE).

 

La crisis ha contribuido al colapso. Desde 2009, el número de quejas presentadas en estos tribunales supera a las que se resuelven. Solo en 2014, último dato disponible, se registraron 17.760 más recursos de los que los tribunales pudieron satisfacer. El desfase acumulado de quejas registradas y resueltas en la crisis asciende a 149.637 expedientes, según datos oficiales de la Memoria Anual de los Tribunales Económicos Administrativos (TEA).

 

Fuente: Síntesis Diaria


 

Pérdidas: Responsabilidad personal de administradores

Un caso muy frecuente y ante el que todo administrador debe estar preparado es el de la insolvencia empresarial, pues las pérdidas de una sociedad podrían dar lugar a la responsabilidad por el importe total de las mismas sin límite ni distinción del patrimonio con el que se les haga frente.

 

Un caso muy frecuente y ante el que todo administrador debe estar preparado es el de la insolvencia empresarial, pues las pérdidas de una sociedad por debajo de un nivel legal determinado, como luego veremos, podrían dar lugar a la responsabilidad por el importe total de las mismas sin límite ni distinción del patrimonio con el que se les haga frente.

 

Así es, la ley de Sociedades de Capital en su artículo 363 prevé las siguientes causas de disolución empresarial:

  1. a) Por el cese en el ejercicio de la actividad o actividades que constituyan el objeto social. En particular, se entenderá que se ha producido el cese tras un período de inactividad superior a un año.
  2. b) Por la conclusión de la empresa que constituya su objeto.
  3. c) Por la imposibilidad manifiesta de conseguir el fin social.
  4. d) Por la paralización de los órganos sociales de modo que resulte imposible su funcionamiento.
  5. e) Por pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social, a no ser que éste se aumente o se reduzca en la medida suficiente, y siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso.
  6. f) Por reducción del capital social por debajo del mínimo legal, que no sea consecuencia del cumplimiento de una ley.
  7. g) Porque el valor nominal de las participaciones sociales sin voto o de las acciones sin voto excediera de la mitad del capital social desembolsado y no se restableciera la proporción en el plazo de dos años.
  8. h) o cualquier otra causa establecida en los estatutos.

 

Centrándonos en el supuesto que alude al patrimonio neto no debemos olvidar que ante la existencia de pérdidas, los administradores, deben adoptar una serie de medidas para evitar asumir una responsabilidad personal por las mismas o lo que es igual, para evitar responder solidariamente de las obligaciones sociales posteriores al acaecimiento de la causa legal de disolución.

 

Entre otras obligaciones, los administradores deben:

– Promover, si no fuera pertinente solicitar la declaración de concurso, un aumento o reducción de capital en cuantía suficiente para evitar esta causa de disolución.

– Convocar en el plazo de dos meses la junta general para que adopte, el acuerdo de disolución.

– Solicitar la disolución judicial o, si procediere, el concurso de la sociedad, en el plazo de dos meses a contar desde la fecha prevista para la celebración de la junta, cuando ésta no se haya constituido, o desde el día de la junta, cuando el acuerdo hubiera sido contrario a la disolución.

 

La no adopción de alguna de estas medidas, puede acarrear la interposición de una demanda de derivación de responsabilidad “personal” del administrador.

 

Fuente: http://cissactualidad.ciss.es/


 

Cómo crear un ejército de clientes orgullosos

Lo hacen los grandes, como Apple, que ha conseguido tener un ejército de clientes orgullos de serlo. No es fácil, pero cualquier empresa podría conseguirlo a su escala si sabe cómo hacerlo.

 

Lo que verdaderamente fideliza es el orgullo de pertenencia a una comunidad, a una institución o a una marca. “El espíritu de pertenencia es algo más que tener confianza, es decirle a alguien que le admiras, que le respetas y que te gusta su manera de darte consejos”, explica María Millán , experta en branding y analista de marca. No hace falta poner ejemplos de marcas cuyos clientes presumen de serlo porque hay muchos, pero sí advertir que esas grandes corporaciones que nos vienen a la cabeza no nacieron así, sino que es el resultado de un dilatado esfuerzo por diferenciarse del resto hasta dejar huella.

María Millán cuenta los pasos imprescindibles que, en su opinión, debe seguir cualquier empresa que aspire a despertar espíritu de pertenencia entre sus clientes. Son los siguientes:

– Dar imagen de grandeza. Las marcas suelen ser una herramienta de las que los clientes se valen para transmitir la identidad que desean de manera que, si no ven en ella grandeza, difícilmente van a sentirse orgullosos ni van a querer expresar su personalidad a través de ella.

– Erigirte como  único y auténtico. La grandeza, no obstante, puede venir por cualquier canal de la empresa: el líder, el producto, los procesos, los objetivos, los profesionales…Pero, independientemente del área que elijas para distinguirte, el objetivo será convertirse, si no en el único que lo hace, al menos sí en el mejor. “Si una marca no deja huella al contactar contigo, no es una buena marca” porque ello significará que no ha conseguido marcar las diferencias”, dice María Millán.

-Crea un avatar. Una imagen o representación gráfica, generalmente humana, que se asocia a un usuario para su identificación. No es sencillo porque no se trata de crear tu propia imagen, sino dar con aquella en la que tus clientes desean reflejarse, por lo que tendrás de trazar un perfil muy detallado de tu público objetivo. “Si a un director general le preguntas cómo es su cliente y no conoce respuesta, lo más posible es que fracase”, advierte Millán y cita como ejemplo la diferencia de imagen que nos viene cuando pensamos en un cliente de ING Direct a cuando nos imaginamos a uno del Banco Popular.

– El relato. Seria definir el perfil o hacer explícito el avatar. Aquí tienes que desarrollar ciertas dotes narrativas que apelen a los sentidos y a las emociones y ejercer de guionista adjudicando a cada cliente un papel en la historia, tu historia. El relato es lo que da sentido a la existencia de esa empresa, su misión y su visión que muchos otros quieren compartir, bien por ser la más feliz del mundo, bien por ser la que mejor se adapta a la diversidad de sus clientes, por su política medioambiental…o por lo que sea, pero que persiga algo más que el mero beneficio económico.

Articulado el relato, es preciso conservar la coherencia en todas las áreas empresariales, tanto dentro como fuera de la compañía, teniendo siempre en cuenta el efecto altavoz que ejercen las redes sociales.

-Hacer sentir al cliente que de verdad te importa. “El nuevo marketing se hace no para el cliente, sino con el cliente”, dice María, por lo que anima a las empresas a salir a la calle para escuchar al mercado y demostrarle que estás dispuesto a arriesgar y darle lo que te pide.

 

Fuente: http://www.emprendedores.es/gestion/marketing-fidelizacion-clientes

El sorprendente peligro de ser muy bueno en el trabajo

¿Nunca te quejas y puedes con todo? Pues tenemos malas noticias: de ser el empleado del mes puedes pasar a la depresión y el ninguneo…

 

En estos tiempos convulsos en lo laboral, parece lógico pensar que, para mantener el puesto de trabajo, además de ser competente y eficaz, hay que gestionar de manera adecuada nuestras emociones, es decir, gozar de un gran autocontrol. Pues bien, a las personas con altos niveles de autocontrol y responsabilidad, estas características les pasan factura en el trabajo. Esto es lo que dice un estudio de la Escuela de Negocios Fuqua, de Duke (EE UU).

 

Los autores ejemplifican esta situación con un personaje tipo, al que han llamado Jeanette: “Tiene una disciplina de hierro, sigue una dieta equilibrada, madruga para hacer deporte y no se olvida de sus seres queridos en días señalados. Además, cumple con sus responsabilidades familiares”. Sin embargo, “es probable que se queje de que sus compañeros tienen expectativas exageradas sobre su rendimiento, buscan frecuentemente su ayuda, sus superiores le asignan más carga de trabajo que a sus colegas en la misma posición y su pareja espera que colabore más en casa”. No es difícil que alguien se sienta identificado con Jeanette.

 

“La gente con esta personalidad [perfeccionistas y autocontroladores] dedican más tiempo y esfuerzo a las tareas encomendadas y a seguir buenos estándares de conducta saludable. Sus compañeros suelen pensar que les cuesta menos realizar el trabajo, por lo que ellos acaban teniendo la sensación de que su sacrificio pasa desapercibido. Al final del día, se sienten cansados e insatisfechos por las demandas de los demás”, explica Margarita Mayo, profesora IE Business School: “El tiempo y el esfuerzo puesto en ayudar a los demás resta para alcanzar los propios objetivos”.

 

Ocurre en la oficina, pero pasa factura en casa.

Mercedes Bermejo Boixareu, directora de Psicólogos Pozuelo, considera que la clave está en la palabra exceso: “Una buena gestión emocional, o correcto autocontrol, no debería ser perjudicial. Si nos excedemos, podríamos poner en riesgo nuestra salud psicológica, e incluso física. Las personas que son enormemente rígidas tienen necesidad de controlarlo todo, son demasiado perfeccionistas, tienen un nivel de autoexigencia autodestructiva o se obsesionan fácilmente, pueden estar en riesgo de sufrir posibles patologías asociadas a la ansiedad, estrés, o incluso Trastorno Anancástico de la Personalidad: un perfeccionismo, rigidez y preocupación excesiva que interfiere en la actividad práctica diaria (según la Clasificación Internacional de Enfermedades, CIE)”.

 

Ni preocuparse por todo, ni desmadrarse

En conclusión, ¿es aconsejable ser menos responsable en el trabajo? Los expertos lo niegan. Jesús Labrador afirma que la clave está en compaginar el trabajo con otras actividades en las que la relajación o el descontrol sean posibles, incluso en horario laboral: “Son cada vez más las compañías que favorecen espacios de juego o de esparcimiento. Aunque el trabajo es siempre una actividad que entraña responsabilidad”. Bermejo Boixareau recomienda “autorregular las habilidades profesionales y desarrollar otras competencias emocionales, como motivación, autoconciencia, empatía y relaciones sociales”.

 

Fuente: http://elpais.com/elpais/2016/09/08/buenavida/1473334356_328050.html?id_externo_rsoc=FB_CM

¿Nunca te quejas y puedes con todo? Pues tenemos malas noticias: de ser el empleado del mes puedes pasar a la depresión y el ninguneo…

 

En estos tiempos convulsos en lo laboral, parece lógico pensar que, para mantener el puesto de trabajo, además de ser competente y eficaz, hay que gestionar de manera adecuada nuestras emociones, es decir, gozar de un gran autocontrol. Pues bien, a las personas con altos niveles de autocontrol y responsabilidad, estas características les pasan factura en el trabajo. Esto es lo que dice un estudio de la Escuela de Negocios Fuqua, de Duke (EE UU).

 

Los autores ejemplifican esta situación con un personaje tipo, al que han llamado Jeanette: “Tiene una disciplina de hierro, sigue una dieta equilibrada, madruga para hacer deporte y no se olvida de sus seres queridos en días señalados. Además, cumple con sus responsabilidades familiares”. Sin embargo, “es probable que se queje de que sus compañeros tienen expectativas exageradas sobre su rendimiento, buscan frecuentemente su ayuda, sus superiores le asignan más carga de trabajo que a sus colegas en la misma posición y su pareja espera que colabore más en casa”. No es difícil que alguien se sienta identificado con Jeanette.

 

“La gente con esta personalidad [perfeccionistas y autocontroladores] dedican más tiempo y esfuerzo a las tareas encomendadas y a seguir buenos estándares de conducta saludable. Sus compañeros suelen pensar que les cuesta menos realizar el trabajo, por lo que ellos acaban teniendo la sensación de que su sacrificio pasa desapercibido. Al final del día, se sienten cansados e insatisfechos por las demandas de los demás”, explica Margarita Mayo, profesora IE Business School: “El tiempo y el esfuerzo puesto en ayudar a los demás resta para alcanzar los propios objetivos”.

 

Ocurre en la oficina, pero pasa factura en casa.

Mercedes Bermejo Boixareu, directora de Psicólogos Pozuelo, considera que la clave está en la palabra exceso: “Una buena gestión emocional, o correcto autocontrol, no debería ser perjudicial. Si nos excedemos, podríamos poner en riesgo nuestra salud psicológica, e incluso física. Las personas que son enormemente rígidas tienen necesidad de controlarlo todo, son demasiado perfeccionistas, tienen un nivel de autoexigencia autodestructiva o se obsesionan fácilmente, pueden estar en riesgo de sufrir posibles patologías asociadas a la ansiedad, estrés, o incluso Trastorno Anancástico de la Personalidad: un perfeccionismo, rigidez y preocupación excesiva que interfiere en la actividad práctica diaria (según la Clasificación Internacional de Enfermedades, CIE)”.

 

Ni preocuparse por todo, ni desmadrarse

En conclusión, ¿es aconsejable ser menos responsable en el trabajo? Los expertos lo niegan. Jesús Labrador afirma que la clave está en compaginar el trabajo con otras actividades en las que la relajación o el descontrol sean posibles, incluso en horario laboral: “Son cada vez más las compañías que favorecen espacios de juego o de esparcimiento. Aunque el trabajo es siempre una actividad que entraña responsabilidad”. Bermejo Boixareau recomienda “autorregular las habilidades profesionales y desarrollar otras competencias emocionales, como motivación, autoconciencia, empatía y relaciones sociales”.

 

Fuente: http://elpais.com/elpais/2016/09/08/buenavida/1473334356_328050.html?id_externo_rsoc=FB_CM