5 expresiones para cortar de raíz una discusión

Mientras algunos consideran que “la discusión es la muerte de la conversación”, como es el caso de Emil Ludwig, otros creen que no solo es inevitable, sino que hasta puede ser positivo. ¿Será verdad? Vamos a intentar encontrar respuestas.

Expresiones para cortar de raíz una discusión

A continuación vamos a facilitar una serie de expresiones que pueden cortar de raíz una discusión, antes de que se convierta en una pelea. Pero, como es lógico, no son varitas mágicas. Así pues, no lo olvides, si la conversación se acalora, como dice el profesor Escrivá Ivars, intenta poner un punto más de humildad y generosidad, y no te olvides de la empatía. Son herramientas indispensables si de verdad quieres mejorar tu vida, tu convivencia y tus discusiones. De lo contrario, una conversación inicialmente tranquila puede convertirse en un infierno.

Tienes razón en esto que dices…

Esta es una frase que expresa la capacidad individual de reconocer puntos en común con otra persona. Así, durante una discusión, momento en que se genera un conflicto, no estamos potenciando el distanciamiento, sino el acuerdo.

De todas formas, te animo a que solo uses esta frase cuando realmente estás de acuerdo con la parte que vas a resaltar a continuación. Como dice Escrivá, no tires a lo loco a ver si aciertas, pues de esa forma no surtirá efecto, o no al menos el deseado. Asegúrate de que de verdad estás de acuerdo con los argumentos que señalas y acepta humildemente tus errores para encontrar puntos de encuentro reales.

Me siento (así) cuando dices eso…

La mayor parte de discusiones que tenemos en nuestra vida se producen con personas allegadas. Como tal, y por la importancia que tienen para nosotros, estos momentos de falta de entendimiento nos generan inquietud y sentimientos encontrados. ¿Por qué no decirlo con toda sinceridad?

Durante una discusión es importante compartir con el otro cómo nos sentimos. Si algo nos lastima y nos duele de cuanto nos dicen, hay que comunicarlo para conversar en positivo y no dejar que el asunto se vaya de las manos.

Esta aseveración durante una discusión nos permite ser responsables y conscientes de nuestro estado emocional. Sin embargo, hay que cuidar de no responsabilizar a las otras partes. Se puede expresar el malestar sin ahondar en lo que distancia.

Lo siento si te ha molestado. Dime cómo te sientes para comprenderte mejor…

Otra frase que puede ser un punto de inflexión en una discusión. Tal vez la postura de tu interlocutor te parezca absurda, pero si profundizas en la conducta de ridiculizar, por ejemplo, harás más mal que bien.

Por otro lado, si tratas de empatizar y racionalizar los sentimientos de la persona con quien discutes, tal vez visualices un trasfondo que antes no veías. Así puedes analizar la situación con mayor profundidad y entender perfectamente qué está sucediendo, dónde se genera el malestar y cómo encontrar soluciones comunes.

“Recuerda que cada discusión tiene al menos tres puntos de vista: el tuyo, el del otro y los de los demás”

-Napoleón Hill-

¿Por qué no intentamos apoyarnos?

Otra expresión útil en contextos de discusión que recomienda el profesor Escrivá Ivars. A veces es mejor priorizar los puntos en común y dejar de lado las diferencias. De esta forma tu interlocutor encuentra que eres una persona honesta que en verdad busca un entendimiento, no una pelea.

En este caso mostramos un ánimo por ser positivos y no por ahondar en los puntos que separan a quienes discuten. De hecho, esta expresión es muy útil para transformar una pelea verbal en una relación cooperativa.

He cometido errores y soy muy consciente de ello

No existe la persona perfecta. Así pues, como seres imperfectos que somos, todos erramos. Sin duda, una discusión es el momento ideal para reconocerlo, especialmente si tenemos parte de culpa de cuanto ha generado la situación.

Así pues, lo mejor es usar la honestidad y la humildad, no cabe duda de que la otra persona lo agradecerá. No obstante, no es fácil reconocer errores, máxime en momentos muy acalorados. Sin embargo, el resultado hará que el esfuerzo merezca la pena.

¿Tu pareja o tu familia es una discusión constante? ¿No te gusta discutir o crees que podrías hacer el trance algo más llevadero? Atrévete a poner en práctica estas sentencias, pero hazlo de verdad, con el corazón. Seguro que con el tiempo y la práctica tu situación mejora.

 

Fuente:
https://lamenteesmaravillosa.com/5-expresiones-cortar-raiz-una-discusion/

Apuntes para una vida más sostenible

Actualmente, casi todas las actividades que realizamos conllevan una serie de consecuencias sobre el medio ambiente.

Unos simples gestos cotidianos bastan para convertir nuestra forma de vida en un acto más respetuoso con nuestro medio:

– Utiliza luces de bajo consumo. Aunque son algo más caras, a la larga se ahorra. Con la tecnología Led se consigue un recorte del 80% de consumo y reducción de emisiones de CO2. Asimismo aprovecha, cuando sea posible, la luz natural y evitar dejar la luz encendida si no estamos en la estancia.

– Ahorra agua. Es un recurso muy valioso que debemos cuidar.
Sustituye el baño por una ducha: consumirás cuatro veces menos agua y energía. No dejes grifos abiertos, por ejemplo, cuando te laves los dientes.

– Apaga el stand-by. Este sistema no corta totalmente el suministro eléctrico del aparato, por lo que apagar la lucecita roja de la televisión, pantalla de ordenador o equipo de música supone ahorrar un 10% de todo lo que consumes.

– Regula las temperaturas. En invierno, tener la calefacción de 19 a 21 grados es más que razonable. En verano, el aire acondicionado entre los 22 y 25 grados será suficiente. Cada grado de más aumenta el 7% en el consumo, y se nota en la factura.

– Utiliza fibras ecológicas. Las fibras naturales como la seda, el algodón orgánico, el bambú, el lino o el cashemere son las más ecológicas. Estas fibras son biodegradables y están libres de aditivos químicos que pueden dañar nuestra salud o del planeta.

– Residuos. Aplicar la Regla de las 3 Erres:
Reduce el volumen de residuos.
Reutiliza los envases.
Recicla todo aquello que no puedas reutilizar.

Intenta evitar productos envasados y, en cualquier caso, que los envases sean   reciclados o biodegradables. Es mejor comprar alimentos a granel y a ser posible producidos localmente (km.0)

No utilices bolsas de plástico. Siempre que puedas mejor las de tela.

Papel. A la hora de imprimir, asegúrate que sea necesario y si lo haces, que sea por las dos caras.

Sobre todo, utiliza siempre los Puntos Limpios o Puntos Verdes de tu población para depositar los diferentes residuos: pilas, electrodomésticos, productos químicos, radiografías, aceite, etc.

 

Ma. ÀNGELS BERENGUEL

Mi inquilino no me paga las mensualidades, ¿aun así tengo que declararlas?

Responden los expertos de Reaf-Regaf, el órgano especializado en fiscalidad del Consejo General de Economistas:

Si es propietario de una vivienda que tiene alquilada, el inquilino deja de pagarle la renta y, posteriormente, solicita el desahucio, deberá computar como rendimientos las mensualidades exigibles, aunque no haya percibido algunas de ellas, pero podrá deducirlas como saldo de dudoso cobro en las condiciones establecidas reglamentariamente.

En caso de cobro posterior de las cantidades adeudadas, deberá computar como rendimiento del capital inmobiliario del ejercicio en que se produzca el importe de las cantidades deducidas con anterioridad.

 

Fuente:
http://www.expansion.com/economia/declaracion-renta/2017/05/23/590b47cfe2704e29348b45dc.html

¡Evite la caja en negativo!

Procure siempre que la cuenta de caja arroje un saldo positivo. Si es negativo, Hacienda podría presumir que hay ventas no declaradas…

Presunción. Aunque la cuenta de caja (cuenta 570) nunca debería ser negativa, algunas veces esto puede ocurrir. En este sentido:

  • Si se trata de un descuadre temporal que puede justificar, no pasará nada (por ejemplo, si registra un ingreso por caja con retraso y esto provoca que la caja quede en negativo por unos días).
  • Sin embargo, si los saldos negativos se prolongan en el tiempo, Hacienda podría interpretar que éstos se han producido por pagos a proveedores con dinero oculto (porque las salidas de ese dinero se contabilizan como salidas de caja). ¡Atención! En ese caso, presumirá que su empresa ha efectuado ventas que no ha declarado y le exigirá que satisfaga el Impuesto sobre Sociedades (IS) dejado de ingresar por ellas, además de los intereses y sanciones que correspondan.

Cierre de cuentas. Para evitarlo, al cerrar las cuentas de cada ejercicio, asegúrese de que no ha cometido errores contables que provoquen que la caja quede en números rojos. A estos efectos, no se limite a comprobar el saldo a final de año; compruebe también que el saldo es positivo durante todo el ejercicio. ¡Atención!  En estos casos, Hacienda considera que la cuantía de las ventas no declaradas es igual al saldo negativo máximo que la cuenta de caja haya tenido durante el ejercicio.

Riesgo en IVA. Por otro lado, Hacienda también puede exigir a su empresa el IVA repercutido por dichas ventas. Pero en ese caso no ocurre como en el Impuesto sobre Sociedades (en el que opera la presunción indicada). ¡Atención!  En el IVA, Hacienda debe demostrar, basándose en elementos objetivos, que las ventas no declaradas se han producido realmente. Sin esas pruebas, no puede regularizar.

Cuenta de socios. También puede ocurrir que los saldos de caja negativos se produzcan por pagos a proveedores que usted, como socio, haya satisfecho con su propio dinero, y que su contable haya imputado como salidas de caja. Apunte.  En estos casos, indíquele que contabilice dichas salidas como cuenta corriente con socios. Así Hacienda verá que ese dinero proviene de préstamos del socio, y no de ventas no declaradas.

En ese caso Hacienda podría regularizar su Impuesto sobre Sociedades y hacerle tributar por dichas ventas, exigiéndole además intereses y sanciones.

 

Fuente:
Apuntes y consejos-sociedad-ejemplar gratuito
http://lite.indicator.es/susociedad/article.php?nlid=ESACEDAR_EU17020101

Si eres médico… ¡¡esto te interesa!!

Hacienda ha considerado que los médicos deben tributar como un pago en especie los gastos derivados de las invitaciones a congresos médicos por parte de los laboratorios farmacéuticos. La Agencia Tributaria recoge ahora en un informe -con fecha 5 de mayo- que “los gastos abonados por las compañías farmacéuticas para la asistencia a los congresos y conferencias que organiza y a los que asiste el personal sanitario… constituyen para sus destinatarios retribuciones en especie, ya que los abona la compañía que organiza los eventos”. Hacienda indica además que la única duda al respecto es si estos gastos deben considerarse como rendimientos del trabajo o como rendimientos de actividades profesionales. Por este motivo, los médicos habían pedido ya a los laboratorios que éstos transfieran todos los pagos por formación a las sociedades médicas -y no de manera individual- y fueran éstas las que posteriormente gestionaran este dinero con los médicos. “Este enfoque permitiría que este tipo de formación pueda justificadamente no estar sujeta a carga fiscal”, aseguran desde la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas, entidad que agrupa a 42 sociedades médicas.

 

Fuente: Sintesis Diaria

La solución de Ámsterdam a la crisis de la obesidad infantil que sí funciona

La obesidad infantil ha disminuido gracias a un plan que implica a toda la ciudad.

La obesidad se ha convertido en un problema a nivel mundial. Según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad causa la muerte de 2,8 millones de personas al año, ya no sólo en países desarrollados sino también en países de ingresos bajos o medianos.

Frente a los gobiernos de muchos países que intentan aplicar políticas para parar este trastorno que ya tiene proporciones epidémicas, Ámsterdam puso en marcha en 2012 una solución a la crisis de la obesidad infantil que está funcionando. Tras cinco años, el éxito del plan ha hecho que otros países vuelvan su mirada hacia Ámsterdam pero, ¿en qué consiste su plan?

La solución de Ámsterdam contra la obesidad infantil pasa por una acción fundamental: la participación e implicación de todos. Colegios, padres, profesores, entrenadores, personal sanitario y delegados municipales se han unido para poner en marcha esta acción. Se basa en seguir estas sencillas reglas:

– Retirar el zumo de fruta de la dieta infantil y cualquier otro tipo de bebida azucarada. Los niños tan solo pueden llevar al colegio agua o leche.

– Nada de bollería industrial u otros snacks con alto contenido en azúcar. Sí se permiten los dulces caseros y, principalmente, la fruta.

– Dormir las horas necesarias para que el sueño sea reparador. Los especialistas indican que para que el metabolismo pueda funcionar de forma correcta, es necesario que los niños duerman bien.

– Las empresas de comida rápida o refrescos con azúcar no pueden patrocinar eventos deportivos escolares.

– Los niños acuden a clases colectivas de comida sana. En ellas aprenden cómo elaborar variedades culinarias más saludables, como pizzas con brócoli, kebabs con pollo magro en lugar de cerdo o cómo usar los dátiles en lugar del azúcar.

– En algunos McDonald’s no venden más que manzanas a los niños que no van acompañados de sus padres, nada de patatas fritas o refrescos.

– Gracias a una subvención europea, todos los niños tienen una pieza de fruta o verdura durante tres días a la semana.

– Se anima a los padres a llevar a sus hijos en bicicletas sin pedales en lugar de triciclos empujados por ellos mismos.

Estas medidas no fueron muy populares cuando las impusieron, ya que muchos padres pensaban que el zumo de fruta que compraban en las grandes superficies era saludable. También protestaron cuando se eliminó la costumbre de celebrar el cumpleaños en clase para evitar que los niños llevaran desde casa bizcochos, zumos o golosinas para invitar a sus compañeros. Sin embargo, a medio plazo han resultado tan efectivas que pocos se atreven a alzar la voz hoy en día.

En Ámsterdam ha disminuido la obesidad infantil.

Es importante que sea Ámsterdam la ciudad en la que está funcionando el plan contra la crisis de la obesidad infantil ya que tiene una de las tasas más altas de sobrepeso en niños en los Países Bajos. Un quinto de los niños tienen obesidad.

Ámsterdam puso este plan trabajando en pequeña escala, distrito a distrito, con la implicación de toda la sociedad. Y, ¿qué ha ocurrido en estos 5 años?, ¿qué efecto han tenido todas esas medidas?

Ámsterdam ha logrado reducir los números de niños con sobrepeso. De 2012 a 2015, la obesidad infantil ha disminuido en un 12%, una cifra muy positiva. Este éxito es más destacable, ya que el mayor índice de reducción de la obesidad infantil se da en las zonas más desfavorecidas, y es que las comunidades más pobres, son las más difíciles de alcanzar.

 

Fuente:
https://www.guiainfantil.com/blog/alimentacion/obesidad/la-solucion-de-amsterdam-a-la-crisis-de-la-obesidad-infantil-que-si-funciona/

La tributación conjunta con los hijos… esa gran desconocida

¿Quién puede tributar conjuntamente con sus hijos?

Se tendrá está opción en el caso de unidades familiares compuestas por el padre o madre no casado, viudo o separado legalmente con los hijos menores de 18 años, o mayores incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada, que convivan con él o con ella, se establece una reducción de 2.150 euros anuales (no será aplicable si el contribuyente convive con el padre o la madre de alguno de los hijos de la unidad familiar).

Así pues, si te casas pierdes el derecho a esta reducción de 2150€, y hay que tener claro que cada padre ha de vivir por su cuenta. En los casos que los padres estuvieron casados y un convenio regulador, ratificado en sentencia, establece el acuerdo al cual han llegado con los niños, pues simplemente hay que seguir las estipulaciones que se mencionan en el acuerdo. Si en el acuerdo se establece la guardia y custodia para uno de los padres, pues será este quien tenga el derecho a tributar conjuntamente con sus hijos y reducirse los 2150€, a parte, también se podrá aplicar íntegramente el mínimo familiar por descendiente. Pero, ¿qué pasa si la guardia y custodia es compartida? Pues qué si se ponen de acuerdo, podrán seguir tributando conjuntamente con sus hijos y beneficiarse de la reducción, pero solo uno de ellos, así que la buena avenencia entre ellos, les podría llevar a la solución de que cada año se lo fueran intercambiando, un año uno, otro año otro… El mínimo familiar por descendiente, al ser la guardia y custodia compartida, sería al 50%.

Se puede observar que son dos conceptos distintos e independientes, la reducción de los 2150€ con el mínimo familiar por descendiente.

¿Qué pasa si no estamos casados y nos separamos y existe descendencia?

Pues exactamente lo mismo, simplemente que no hay papeles de por medio. La guardia y custodia se establecerá de mutuo acuerdo, y si se decide al 50%, pues uno de los padres tendrá la opción de tributar conjuntamente con los hijos, y al año siguiente, se podría intercambiar entre los padres esta opción.

¿Podría tributar conjuntamente con mis hijos, no estando casado, y conviviendo los dos padres?

Por supuesto, se podría formar una unidad familiar con uno de los padres y sus hijos, y tributar conjuntamente esta unidad familiar, pero atención, no tienes el derecho a reducirte los 2150€ ya que un requisito imprescindible es que los padres no han de convivir juntos. Y entonces, ¿de qué me sirve? Pues aquí tenéis lo interesante de este artículo, en Catalunya por ejemplo se estable la deducción del inquilino por alquiler de la vivienda, y sin entrar en los requisitos para poder acceder a esta deducción, os puedo decir que en los casos en que se opte por tributación conjunta, el importe máximo de la deducción será de 600€ al año, de manera individual el importe máximo sería de 300€. ¡Es interesante, verdad!!!, ya que si se cumplen los requisitos tan solo por uno de los miembros, es decir, en este caso el padre, y se tiene descendencia, estás a un simple clic de aplicarte una deducción mayor por él alquiler, y recuerdo, que esta deducción por el alquiler en Catalunya aún sigue vigente independiente de la firma del contrato.

 

Artículo de José Gómez

Control de las empresas en tiempo real desde la Hacienda española

Unas 61.000 empresas deberán conectarse a la Agencia Tributaria para cumplir con el nuevo sistema SII.

La asistencia al contribuyente y la mejora en el control tributario son los principales objetivos del Suministro Inmediato de Información (SII), que afectará a unas 61.000 empresas a partir del próximo 1 de julio de 2017, y cuya entrada en vigor se traducirá en un mayor rigor en el tratamiento de la información, así como la simplificación de las obligaciones formales y la rapidez en las devoluciones.

Obligatoriedad del Sistema SII

Para cumplir con ello, las empresas españolas que están obligadas al SII deberán contar con una solución de software que permita la comunicación en tiempo real con la Agencia Tributaria, y sus equipos financieros y de contabilidad deberán re evaluar sus operativas, sistemas y procedimientos internos de facturación de forma que aseguren su correcta implantación y puedan cumplir adecuadamente con esta nueva normativa.

“La entrada en vigor del SII supone un cambio no solo a nivel operativo sino también a nivel tecnológico. Es una oportunidad para mejorar la gestión de la empresa y revisar nuestros procesos internos, de tal manera que las empresas automaticen la gestión”, explica Manuel Domínguez, Country Sales Manager de PHC Software España.

En la primera etapa, es importante que las empresas se familiaricen con este nuevo sistema de gestión telemática del IVA, mantengan​ la contabilidad al día y empiecen a registrar las facturas en un menor plazo de tiempo para “entrenar” al equipo responsable de cara a la entrada en vigor del SII, el día 1 de julio.

Principales ventajas para la Agencia Tributaria

Bartolomé Borrego, vocal de Nuevas Tecnologías en la AEAT en Andalucía, Ceuta y Melilla, ha explicado que, encuadrado dentro de los servicios de asistencia al contribuyente, la Agencia Tributaria ha contemplado:

Simplificación de las obligaciones formales, es decir la reducción de las cargas indirectas al suprimirse la presentación de los modelos 347 (operaciones con terceras personas), 340 (libros registo), y 390 (resumen anual del IVA); así como la eliminación de los libros de registro del IVA, que a partir de ahora se generarán automáticamente en la sede electrónica de la AEAT.

Contraste de datos declarados, mediante la obtención de los datos fiscales a efectos de IVA, lo que se traducirá en una reducción de los errores en el cumplimiento de las obligaciones formales y en las propias declaraciones.

Ampliación del plazo en 10 días de la presentación e ingreso de las auto-liquidaciones del IVA.

“Gracias a este nuevo sistema, la Agencia Tributaria mejorará el control tributario de las operaciones realizadas entre empresas y también con consumidores finales, anticipándose a la información, comprobándola de manera selectiva, rápida y de forma automatizada, lo que contribuirá a la agilización de las devoluciones, ya que se tendrá la información en tiempo real”, añadió Borrego.

 

Fuente:
http://cronicaglobal.elespanol.com/ecoonomia/politica-ecoonomia/control-empresas-en-tiempo-real-en-al-hacienda-espanola_73616_102.html?utm_source=Facebook&utm_medium=Social&utm_content=Post

¿A quién corresponde pagar el impuesto de actos jurídicos documentados en las hipotecas?

Nadie duda de que en los últimos años la banca está siendo objeto de múltiples sentencias desfavorables por considerar abusivas determinadas cláusulas establecidas en los préstamos hipotecarios.

No me voy a referir ahora a las cláusulas suelo ni a los gastos de gestión, registro y notaría derivados de la formalización de aquel contrato, sino al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que grava el préstamo hipotecario, o, para ser más precisos, a la cuota proporcional del concepto de Documentos Notariales del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (en adelante, IAJD).

Es conocida la sentencia del Tribunal Supremo de 23 de diciembre de 2015, seguida por otros tribunales (p.e. la Audiencia Provincial de Zaragoza), que considera abusiva, y por tanto inválida, la cláusula por la cual se acordaba que el prestatario debiera asumir el pago del impuesto. Estimaba el TS que el sujeto pasivo de dicho tributo no es el prestatario sino el Banco prestamista, por lo que mediante contrato se estaría trasladando la carga tributaria a quien no es el contribuyente del IAJD. Por ello, y por concurrir otras circunstancias, llegaba a la conclusión de que se trataba de una cláusula abusiva que merecía ser anulada. Pero, ¿realmente esto es así? Personalmente creo que no; pero vayamos por partes.

Ante todo, las cuestiones tributarias deben ventilarse en la vía contencioso administrativa y no en la civil, salvo que se trate de obligaciones tributarias asumidas contractualmente por los particulares, en cuyo caso nace una obligación civil que es distinta de la tributaria, y para cuyo conocimiento sí son competentes los tribunales de lo civil. Pero, de hecho, Hacienda ignora estos pactos y sólo puede dirigirse contra quien según la ley tributaria sea el sujeto pasivo del impuesto, sin perjuicio de que aquella obligación asumida por los particulares pueda exigirse en la vía civil.

En ese ámbito civil, el tribunal podrá declarar abusiva la cláusula por la cual una parte, que es sujeto pasivo del impuesto según la ley tributaria, impone a la otra la obligación de asumir dicho tributo. Esto ha sucedido en varias ocasiones con el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, cuando el sujeto pasivo vendedor ha trasladado esa obligación tributaria al comprador. Pero el Tribunal civil no puede entrar a conocer y pronunciarse sobre los problemas estrictamente fiscales derivados de la interpretación y aplicación de la ley tributaria, para lo cual son -como digo- competentes los tribunales contencioso-administrativos (no hago cuestión ahora de la vía penal en caso de delito fiscal).

Pues bien, la referida sentencia de 23 de diciembre de 2015 pertenece a la sala de lo civil del Supremo, y, sin ofrecer suficientes explicaciones, considera que el sujeto pasivo del IAJD es el Banco prestamista, desoyendo lo que expresamente establece el artículo 68.2 del Reglamento del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, que dice justo lo contrario al atribuir la condición de contribuyente al prestatario. Extrañamente aquella sentencia no cita este precepto, cuando es norma jurídica vigente que debiera aplicar o, al menos, dar razón de su inaplicación. Es cierto que la Ley del Impuesto (artículo 29) no es muy precisa y que admite varias interpretaciones, pero entre ellas tiene cabida la solución dispensada por el referido precepto reglamentario. Además, es mucha la jurisprudencia contencioso administrativa (que es la competente en esta materia) que ha considerado contribuyente del IAJD al prestatario. ¿Cómo entonces la sala de lo civil, que solo puede tomar la cuestión tributaria como algo no discutible, modifica este resultado? Sinceramente, pienso que ha entrado a conocer de una cuestión para la cual no era competente, y que la ha resuelto, sin aportar suficientes argumentos, de forma contraria a lo que tanto la normativa como la jurisprudencia tributarias han establecido.

Posiblemente, la sentencia se dejó arrastrar por la inercia de aquellos otros pronunciamientos relativos al Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, respecto al cual sí abundan las cláusulas en las que el contribuyente (vendedor) impone al comprador el pago del impuesto, acuerdo que en determinadas circunstancias puede con toda lógica considerarse abusivo. Pero no puede calificarse abusiva la cláusula por la cual se acuerde que el prestatario asuma un impuesto (IAJD) que, según la ley tributaria, le corresponde pagar.

 

Fuente:
http://www.expansion.com/juridico/opinion/2017/05/17/591c7f14e2704e4d598b462f.html

Pago mi renta en dos veces

Si el resultado de su declaración de la renta de 2016 sale a ingresar, tiene la opción de efectuar el ingreso de una sola vez, o bien de fraccionar su importe en dos plazos sin intereses ni recargos. En concreto:

  • El primer pago corresponde al 60% de la cuantía y, si no solicita su domiciliación bancaria, deberá efectuar el ingreso al presentar la declaración. Apunte. Si opta por la domiciliación bancaria, el día 30 de junio se le cargará el importe en cuenta.
  • El segundo pago corresponde al 40% restante. En este caso, si no desea domiciliar este segundo pago, deberá efectuar el ingreso hasta el día 6 de noviembre de 2017 (anote un recordatorio en su agenda para no olvidar esta cuestión). Apunte. Si opta por la domiciliación, el día 6 de noviembre se le cargará en cuenta el importe.

Para disfrutar de esta ventaja es necesario que la declaración del IRPF se presente dentro del plazo establecido. ¡Atención! En cualquier caso, sepa que no podrá fraccionarse en dos plazos el ingreso de las autoliquidaciones complementarias del IRPF.

 

Fuente: Apuntes y consejos