4 señales de que tu hijo adolescente usa mal las redes sociales

Estas son las principales señales de alerta que se dan en adolescentes al usar redes sociales. Las redes sociales son un elemento tan frecuente y habitual que, en caso de que su uso produjera problemas psicológicos, haría tiempo que nos habríamos dado cuenta.

Sin embargo, sí es cierto que en algunos casos, pueden facilitar la aparición de patrones de comportamiento que dañan la salud mental, sobre todo en la población que más recurre a ellas: los adolescentes. Eso significa que si bien el simple hecho de que un joven use de manera habitual plataformas digitales como Instagram o Tik Tok no tiene por qué preocuparnos, existen ciertas probabilidades de que a través de este hábito empiecen a desarrollarse conductas disfuncionales y una mala gestión de las emociones vinculadas a aspectos importantes: la autoestima, la manera de relacionarse con los demás, la forma de sentirse parte de un grupo, etc.

En este artículo veremos un resumen de varias señales de alerta para saber detectar cuándo un adolescente está haciendo un mal uso de las redes sociales.

Señales que indican que un adolescente hace un uso inadecuado de las redes sociales

Aunque hay que tener en cuenta que cada caso es único, esos son algunos patrones de conducta que suelen indicar la presencia de maneras disfuncionales de usar las redes sociales por parte de adolescentes.

1. Gestionar constantemente su imagen pública en Internet

Los problemas de autoestima son relativamente frecuentes en los adolescentes. Y es que en la etapa de la adolescencia coincide un momento en el que aparece en reto de adaptarse a algunos de los roles propios de la edad adulta, por un lado, y a la vez no se cuenta con la experiencia y la madurez psicológica para hacerlo sin problemas y de manera autónoma, por el otro.

El resultado es una sensación de tensión casi constante entre lo que se hace y lo que se siente que el entorno exige, y en este sentido, los cánones de belleza y las tendencias de moda son una fuente de presión social muy fuerte en los adolescentes, dado que en esta etapa se le da mucha importancia a la aprobación de los pares (es decir, la gente de la misma edad).

Es por eso que algunos adolescentes, y sobre todo ellas, se obsesionan con ocultar lo que consideran imperfecciones físicas y mostrar su faceta más acorde a los códigos estéticos vigentes. Esto puede llevara pasarse varias horas a la semana editando o eligiendo fotos a publicar, por ejemplo.

2. Hacer un uso “por defecto” de las redes sociales

Las mecánicas sobre las que funcionan las redes sociales hacen que nos bombardeen constantemente con contenidos nuevos, segundo a segundo; además, se trata de entornos virtuales fácilmente accesibles con tan solo sacar del bolsillo el smartphone, y buena parte de la vida social de los adolescentes ocurre en Internet debido a que todos los demás chicos y chicas están ahí casi en todo momento.

Por eso, muchos adolescentes pasan a sentir que cada minuto que pasan sin estar expuestos a una fuente de estímulos comparable a esta es tiempo perdido, y sienten la necesidad de sumergirse en la pantalla cuando no están haciendo otra actividad incompatible con esta: sentarse en la mesa para comer con su familia, ir al baño, etc. Esto empobrece su desarrollo y además puede dar paso a trastornos por el simple hecho de someterse siempre al mismo tipo de estímulos y llevar un estilo de vida sedentario.

3. Gestionar su tristeza o ansiedad con el “scroll”

La propensión a sentir soledad es un aspecto que afecta a muchos adolescentes, debido a varios factores: el miedo a mostrar sus vulnerabilidades ante la sensación de que todo les sobrepasa, la idea de que otros pueden burlarse de ellos, e incluso la indecisión acerca de cómo deben expresar sus sentimientos debido a que tienen dudas sobre su identidad.

Por eso, son muchos los jóvenes que tienden a aislarse cuando se sienten mal, no porque crean que eso es lo que necesitan, sino porque no ven otras posibles opciones en una situación así. Y entrar en las redes sociales y hacer un uso pasivo de estas (scroll constante para ver las últimas actualizaciones de lo que publica la gente) parece ser un hábito recurrente en muchos adolescentes que pasan por esto. Se trata de una acción sencilla de realizar y que no incluye la complejidad de tener que examinar o verbalizar sus emociones y sentimientos y tener que gestionarlos, por lo que resulta problemático porque no facilita la maduración psicológica.

4. Dirigir su búsqueda de experiencias a aquello que puede hacerles ganar “likes”

Este patrón de comportamiento puede llevarles incluso a ponerse en situaciones peligrosas, o a generarles frustración por invertir en ello demasiado tiempo pero a la vez no querer dejar de recibir esa validación externa.

 

Leer más: https://psicologiaymente.com/desarrollo/senales-adolescente-usa-mal-redes-sociales