El pasado 29 de diciembre nació el modelo 179 que establecen medidas de información tributaria en el sector inmobiliario vacacional a través de los intermediarios en el alquiler turístico (como lo son Airbnb, Wimdu o Tripadvisor). Estas plataformas vendrán obligadas a cumplimentar una Declaración Informativa de la Cesión de Viviendas con Fines Turísticos.

Con esta medida, se pretende poner definitivamente cerco a la tributación de los alquileres turísticos, los cuales, en ocasiones, han podido quedar ocultos a ojos de Hacienda, atendida a la explotación atomizada de esos inmuebles (mediante contratos de escasa duración) y con persona físicas (habitualmente, inquilinos extranjeros sin arraigo en nuestro país).

Sujeto a la aprobación final de ese Modelo y con una fecha estimada de inicio de aplicación en el mes de julio, esta va a ser la información a suministrar por parte de las personas y entidades que intermedien entre los cedentes y cesionarios del uso de viviendas con fines turísticos situados en territorio español:

a) Identificación del titular de la vivienda, la del titular del derecho en virtud del cual se cede la vivienda (si es distinta del titular de la vivienda) y de las personas o entidades cesionarias.
b) Identificación del inmueble con especificación de la referencia catastral, en su caso.
c) Número de días de disfrute de la vivienda con fines turísticos.
d) Importe percibido, en su caso, por el titular cedente del derecho.
e) Número de contrato en virtud del cual el declarante intermedia en la cesión de la vivienda.

Una vez más, vemos la implantación de una medida de mayor control por parte de Hacienda respecto de los contribuyentes, basada en generar una mayor carga administrativa para las empresas dedicadas a este tipo de operaciones.

 

Fuente: AEAT