Año nuevo, ¡Salario nuevo! Con la entrada en vigor de la última fase de la rebaja del impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF), se reducen de nuevo las retenciones y, por tanto, aumenta el importe neto que se percibirá en la nómina. Esta rebaja de las retenciones en 2016 se nota especialmente en las rentas más altas.

Aunque la rebaja relativa es de hasta el 3%, la mayoría no notaremos apenas el incremento en euros en nuestros ingresos mensuales. La media de aumento de nómina es de unos 78,11 euros anuales que, en el caso de tener 14 pagas, se traduce en 5,57 euros más en el bolsillo cada mes, según las estimaciones del colectivo de técnicos de Hacienda integrados en Gestha.

El trabajador medio, cuyo sueldo neto mensual asciende a unos 1.550 euros, se benefició el año pasado de un alza salarial de entre el 0,5% y el 0,7%. A este incremento se sumará ahora el correspondiente a una menor retención en la nómina para adecuarla a la nueva bajada de la tarifa del IRPF. Como en otros ejercicios, Hacienda ha puesto en marcha una herramienta para calcular la retención.

1 2

A, a partir de 20.200 tributa al 30% (31% el año pasado) en vez de al 28%, pero en los primeros 12.450 euros paga al 19% en lugar del 24% anterior. Algo parecido sucede con los salarios entre los 60.000 y 175.000 euros, si bien también les beneficia la bajada de los tramos anteriores.

Este efecto se produce porque la nueva tarifa tiene cinco tramos en vez de los siete que tenía la que rigió hasta el 2014. Y eso afecta curiosamente a una de las franjas con más contribuyentes. “Hacienda es plenamente consciente de los tramos en los que se concentran la mayoría de los contribuyentes”, afirman los expertos consultados.

 

Diferencias territoriales

La tabla de retenciones es igual para todo el territorio. La fija el Estado. Eso supone que se basa en los tipos fijados por el Gobierno central, que sitúan el gravamen mínimo en el 19% y el máximo en el 45% para el 2016.

El IRPF es un tributo participado por las autonomías al 50%. Si las comunidades no han seguido al Estado en la rebaja de tipos, los gravámenes totales que pagan sus ciudadanos son superiores.

Es lo que sucede en Catalunya. El tramo autonómico no se modifica desde el tripartito, lo que hará que el tipo mínimo sea del 21,5%, frente al 19% de los territorios que hayan seguido la pauta estatal; y el máximo, del 48%, frente al 45%. Además la tarifa tiene 10 tramos en lugar de los cinco del tramo estatal.

 

Fuente: www.elperiodico.com