Soy autónomo societario, ¿puedo acogerme a la tarifa plana?

En el año 2013 el Gobierno aprobó a través del RDL 4/2013, de 22 de febrero, un paquete de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y creación de empleo, entre las que se encontraba una cuota fija de 50 € mensuales, conocida como tarifa plana, para los autónomos que se dieran de alta por primera vez en ese Régimen o hiciera más de 5 años desde la última vez, si ya habían estado anteriormente.

Esta cuota que se aplicaba durante los 6 primeros meses, aumentaba de forma progresiva hasta llegar a la cuota total a los 18 ó 30 meses, en función de la edad del autónomo, tuvo muy buena acogida entre el colectivo y animó a muchos emprendedores a iniciar una actividad propia, pensando que sería de aplicación para todos los autónomos.

Pero no fue así, la Tesorería General de la Seguridad Social se acogió de forma restrictiva a la normativa y denegó esta bonificación a los autónomos societarios que hubieran constituido una sociedad mercantil (limitada, autónoma), indicando que solo se podían acoger las “personas físicas”. La misma interpretación hizo para los familiares ligados al trabajo de sociedades mercantiles.

Ahora bien, ¿quiénes son los autónomos societarios? Según el art. 305.2b) de la LGSS 2015, lo serán los socios de entidades mercantiles que:

  • Tengan al 25% de la participación de la sociedad y desempeñen labores de dirección o gerencia dentro de la propia sociedad.
  • Tengan al menos el 33% de participación de la sociedad y trabajen en la propia empresa.
  • No cuenten con participaciones pero convivan con un socio que tenga al menos el 50% de la participación.

Con la nueva Ley 6/2017 de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo de 24 de octubre, que recoge entre otras medidas: la ampliación de la “tarifa plana” a 12 meses, siendo ahora el periodo de bonificación de 24 ó 36 meses, según edad y la reducción para aplicar la bonificación a los autónomos que previamente hubieran estado dados de alta en el RETA a dos años, se esperaba que se aclarase la aplicación de bonificaciones a los autónomo societarios.

Pero al no recogerlo de forma expresa la nueva ley, la Tesorería General de la Seguridad Social sigue reincidiendo en interpretar el art. 31 de la LETA, y dejando al margen de bonificación a este colectivo. No obstante en el recorrido que ya lleva la tarifa plana, se han interpuesto demandas judiciales y existen varias sentencias de los Tribunales Superiores de Justicia de diversas Comunidades, que reconocen el derecho de este colectivo a disfrutar de estas ventajas.

Así pues, ¿cómo se ha de actuar?

  • Cuando se tramita el alta y se deniegue la bonificación, hay un plazo de 30 días para presentar recurso de alzada contra la resolución. La Administración lo denegará y entonces se podrá iniciar el proceso judicial ante el Contencioso Administrativo.
  • Existe otra posibilidad de reclamar la bonificación para los autónomos que ya estén dados de alta desde el 01/02/2013 para los menores de 30 años o desde el 01/10/2013 para los mayores de 30 años. El procedimiento sería solicitar devolución de ingresos indebidos de las bonificaciones no disfrutadas durante estos años. Ante la denegación de la Administración, se podrá imponer la oportuna demanda para que la sentencia estime o no el derecho a esta devolución.

Resumiendo, puede conseguirse que los autónomos societarios puedan acogerse a las bonificaciones de la tarifa plana, aunque, de momento, quien las están concediendo son los Juzgados y no a la Administración.

 

Angeles Castellano