Aquello que los hijos jamás olvidan de sus padres

Una de las partes más importantes de nuestra vida es la infancia. Es allí donde se construyen los cimientos de una mente saludable y de un corazón limpio. De este modo, algunas actitudes de los padres dejan una huella para siempre: a veces positiva, a veces negativa, pero la mayoría de las veces profunda. Estas son 5 de esas conductas que los hijos pocas veces olvidan.

1. Los hijos jamás olvidan el maltrato

Ninguna relación es perfecta, y mucho menos una tan intensa como la de los padres con sus hijos. Siempre habrá momentos de contradicción o de conflicto y eso es algo perfectamente normal. Lo que cambia es la manera de sortear esas dificultades y, lamentablemente, muchos padres asumen equivocadamente que el maltrato es una herramienta para educar.

Puede que con el maltrato se logre intimidar a un hijo para que haga exactamente lo que el padre quiere. Pero esos malos tratos se convertirán en el germen de la falta de autoestima y en una fuente de rencor.

Ponen al niño en una situación muy compleja: ama y odia al mismo tiempo. También aprende a temer. El corazón de un niño es muy susceptible, y si se hiere de manera constante, con el tiempo se convertirá en alguien insensible.

2. El trato que se le da al otro padre

La relación entre los padres es el patrón de que parte el niño para forjar una actitud frente a las relaciones de pareja. Es muy probable que, consciente o inconscientemente, de adulto repita con su pareja lo que vio en casa entre sus padres. Antes probablemente lo repita con las personas que quiere.

Piensa que los conflictos entre los padres generan angustia en el hijo. Una de las posibles consecuencias será que se meterá en problemas solamente para atraer la atención de unos padres que no le atienden porque están centrados en el conflicto que mantienen. Además, disfrutará o no de las relaciones afectivas según esos patrones aprendidos.

3. Los momentos en que se sintieron protegidos

Los miedos de los niños son más grandes e insidiosos que los de los adultos. Los pequeños no logran distinguir bien la frontera entre realidad y la imaginación. Los padres son las personas en las que más confían para obtener la sensación de seguridad que necesitan para aprender y explorar lo desconocido. Así, si son los padres los que causan este miedo van a sentirse totalmente desprotegidos.

Los padres deben escuchar con atención esos temores, sin criticarlos, ni minimizarlos. Deben hacerles entender que no se encuentran en peligro. Esto incrementará el sentimiento de seguridad de los hijos y hará mucho más fuerte el vínculo de amor y de respeto con los padres.

4. La falta de atención

Para un niño, el amor que le profesan sus padres está íntimamente relacionado con la atención que reciben de ellos. Para los hijos no existen expresiones de afecto tales como trabajar más de la cuenta para poder pagarle un colegio caro. Ellos no creerán que tú los amas si no compartes tiempo con ellos para conocerlos y estar al tanto de su mundo.

Los hijos nunca olvidan que el padre o la madre les regalaron una camisa verde, cuando habían dicho hasta la saciedad que quería una morada o que prometió algo que jamás cumplió.

Experimentan la falta de atención como una suerte de abandono, como un mensaje que dice: “no eres suficientemente importante”. Por eso quedará una huella de dolor en sus corazones.

5. La valoración de la familia

Los hijos van a recordar siempre que su padre o su madre fueron capaces de poner como prioridad a la familia en distintas circunstancias. Los niños necesitan y disfrutan de las celebraciones, no importa si es con más o menos regalos. También para ellos es muy importante que el padre y la madre tomen en serio la Navidad.

Si los padres ponen a la familia por encima de todo, el hijo aprenderá el valor de la lealtad y del afecto. De adulto, también será capaz de dejar de lado otros compromisos para ir a ver a sus padres cuando ellos lo necesiten. Se sentirá compensado y tendrá mayor capacidad para dar y recibir afecto.

Todas esas huellas que se imprimen durante la infancia nos acompañan durante el resto de nuestra vida. Muchas veces representan la diferencia entre tener una vida saludable mentalmente y una vida plagada de conflictos. Una crianza impregnada de amor y cariño es el mejor regalo que puede hacerle un ser humano a otro.

 

Leer más: https://lamenteesmaravillosa.com/5-cosas-los-hijos-jamas-olvidan-padres/

El modelo 036, el gran olvidado

El modelo 036 es el documento que sirve para informar a Hacienda de las obligaciones tributarias.  Por ejemplo, si has de emprender una actividad como autónomo o constituir una S.L., será uno de los primeros pasos a dar: el alta en el censo de empresarios.

¡Atención! No solo se trata del alta de actividad y sus obligaciones iniciales, no olvide que si más adelante alguna de estas circunstancias varía (domicilio, representantes, obligaciones tributarias, etc.), deberá presentar nuevamente dicho modelo y comunicar los cambios que se hayan producido, así como la baja en dicho censo.

La presentación fuera de plazo de los Modelos 036 y 037 puede traer consigo sanciones de hasta 400 euros tal y como viene establecido en el artículo 198 de la Ley General Tributaria.

Importante saber

Obligados a presentarlo, con carácter general:

Las personas físicas (autónomos) o jurídicas (pymes) que vayan a comenzar el ejercicio de una o varias actividades económicas en territorio español.

Las personas físicas o jurídicas no residentes en España que operen en territorio español mediante establecimiento permanente o satisfagan en nuestro país rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta.

Socios, herederos, comuneros o partícipes de entidades en régimen de atribución de rentas que desarrollen actividades empresariales o profesionales y tengan obligaciones tributarias derivadas de su condición de miembros de tales entidades.

Plazos de presentación:

Declaración de ALTA: con anterioridad a la comunicación de inicio de actividad, a   la  realización   de   las  operaciones, al nacimiento de la obligación de retener o ingresar a cuenta sobre las rentas que se satisfagan, abonen o adeuden.

Modificaciones. General: en el plazo de un mes, a contar desde el día siguiente a aquél en que se hayan producido los hechos que determinan su presentación.

Declaración de baja:

Para las personas físicas, el plazo de presentación es, en general, de un mes (salvo si el cese se debe al fallecimiento del empresario, en cuyo caso el plazo es de seis meses).

En caso de sociedades que se disuelvan, el plazo también es de un mes, pero no desde la fecha de cese de la actividad, sino desde la inscripción de la escritura de disolución y liquidación en el Registro Mercantil.

Sólo baja. En caso de que la sociedad cese en su actividad pero todavía no se disuelva, deberá dar de baja sus diferentes obligaciones tributarias (IVA, retenciones, etc.). ¡Atención! No obstante, mientras la disolución no se produzca, deberá seguir presentando las declaraciones del Impuesto sobre Sociedades. Hacienda puede sancionarle por no declararlos o hacerlo fuera del plazo establecido.

En caso de duda o si necesita ayuda en su declaración censal, consulte con el equipo INCREMENTA.

 

Mónica Busquets

No me llames, que acabé mi jornada laboral

No me llames, que ya acabé mi jornada laboral: así nos cambiará la vida la ley de desconexión digital.

El Congreso ultima una nueva Ley de protección de datos que previsiblemente contemplará, como en Francia, el derecho a no ser molestado con llamadas al móvil fuera del horario de trabajo.

El dato era sintomático y relevante, pero apenas trascendió más allá de unos pocos medios: la ‘Encuesta de percepción social de la innovación en España’, publicada el pasado mes de octubre por la Fundación Cotec en colaboración con SigmaDos, concluyó que una aplastante mayoría de los españoles (el 85%) se muestra favorable al llamado derecho a la desconexión digital. Esto es: a que tu jefe deje de llamarte día sí y día también fuera de tu horario de trabajo.

Quizá, sabedores de que existe un amplio respaldo social al respecto y a imitación de países como Francia en los que dicha circunstancia ya está legislada, el Congreso ultima la aprobación de la nueva Ley de Protección de Datos, que en su articulado contemplará, previsiblemente, el citado derecho a la desconexión digital. Una propuesta que surgió del PSOE y que, de superar todos los trámites y enmiendas pertinentes que están ahora encima de la mesa, podrá ser realidad en poco tiempo.

Según avanzó recientemente Europa Press, el citado artículo especifica que “los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal o familiar”. Pero, ¿cómo nos cambiará la vida esta ley en caso de que entre finalmente en vigor en los términos planteados?

“En mi caso me temo que este tipo de leyes me afectarán más bien poco”, lamenta Ana, periodista madrileña, freelance y autónoma. “A veces es difícil no contestar a un Whatsapp o a un correo electrónico a cualquier hora, incluso aunque estés tomando cañas con los amigos. De ello puede depender que te surja la posibilidad de escribir un reportaje o cubrir una rueda de prensa. Inevitablemente tienes la sensación de que, si no lo haces tú, siempre habrá otra persona dispuesta a hacerlo. Y dada la precariedad de esta profesión, está una como para decir que no a lo que sea”, cuenta con sarcasmo.

Ana reconoce que ella misma es partícipe de su propia situación, que en ocasiones roza lo adictivo. “Es un poco triste, pero soy esclava del móvil: me cuesta mucho desconectar, hasta el punto de que, al no tener horarios establecidos, la frontera entre la vida laboral y el tiempo libre es muy difusa: consulto mi correo electrónico constantemente, la cuenta del banco para ver si me han pagado ésta o aquella factura que me deben, el Telegram, el Whatsapp, el Messenger del Facebook… todo, todo el rato. De hecho, es lo primero que hago al levantarme y lo último que miro antes de irme a dormir”, suspira.

Para Javier, que trabaja desde casa como diseñador gráfico para una pequeña empresa de Barcelona, la desconexión digital sí es una gran noticia. Es más: está convencido de que puede ser un arma poderosa en manos de los trabajadores. “Me pasa constantemente: muchos de los clientes siguen trabajando cuando yo ya he acabado mi horario”, cuenta a Tribus Ocultas. “Para ellos es tan fácil como pedir un par de cambios por escrito en un correo, pero en mi caso implica tener que estar pegado a la pantalla del ordenador”.

En opinión de Javier, el móvil ha hecho que mucha gente sea más adicta al trabajo que nunca. “Hay clientes, y también trabajadores, que parecen no tener vida”, se queja. “Estoy convencido de que, si te organizas bien, hay tiempo para todo: trabajar y vivir. Que sí: que siempre puede surgir una urgencia excepcional, pero hoy día trabajar fuera de horario es el pan nuestro de cada día en muchísimos sectores. Si finalmente el estatuto de los trabajadores recoge este derecho, será un buen arma para que poder defendernos con la ley en la mano y poder decir: “lo siento, se acabó mi jornada: lo vemos mañana”.

Juan, también de Madrid, trabaja desde casa para una consultora. Y como Javier, valora muy positivamente la introducción del derecho a la desconexión. De hecho, él mismo se la impuso a sí mismo hace tiempo, sin necesidad de ley alguna. “Llegó un momento en que me encontré realmente saturado por el exceso de mensajes que recibía constantemente. Y no sólo relacionados con lo laboral, sino también de las redes de amistades y familiares”, relata. Decidió entonces poner en práctica una técnica simple pero efectiva: hacer una sola cosa al mismo tiempo.

“Parece una perogrullada, pero me resultó útil: tener mil ventanas abiertas, tanto en el ordenador como en el móvil, e incluso en nuestros quehaceres analógicos, nos produce tal dispersión y desconcentración que acabamos agotados física y mentalmente. Ahora, si tengo que trabajar con el ordenador, abro sólo un programa y una sola ventana a la vez. Miro el correo, contesto a lo que tenga que contestar y cierro la pestaña. Y otra cosa, mariposa. Se me ocurrió viendo la peli ‘Call me by your name’, que transcurre en los 80: me hizo recordar cómo era nuestra vida entonces: sentí nostalgia de aquella forma de hacer las cosas del día a día: leer un libro, quedar con los amigos o emprender un ligoteo…” Cosas que, de entrar en vigor la ley de desconexión digital, será un poco más fácil hacer sin temor a ser interrumpidos por el omnipresente trabajo.

 

Leer más: https://www.lasexta.com/tribus-ocultas/artes/llames-que-acabe-jornada-laboral-asi-nos-cambiara-vida-ley-desconexion-digital_201811055be14c6f0cf2f5a86b60d2c9.html

Inteligencia emocional

¿Qué es (exactamente) la inteligencia emocional?

Las emociones cambiaron el cerebro de los mamíferos hace ya más de 200 millones de años y perpetuaron una poderosa influencia que sigue viva en nuestra especie.

La expresión “inteligencia emocional” está incluida hoy en el léxico de muchos, tanto de la gente corriente como de los intelectuales o los famosos. Hasta los ministros la usan en sus comentarios y advertencias. Pero no todo el mundo se refiere a lo mismo cuando utiliza esa expresión. Para algunos la inteligencia emocional es algo así como una especie de inteligencia más avanzada que la clásica, es decir, que la inteligencia analítica, la que miden los test que acaban dando un resultado en forma de coeficiente numérico. Hay también quien se refieren a la inteligencia emocional en negativo, como una incapacidad para controlar las emociones: “Se comporta como si no tuviera inteligencia emocional”. No faltan tampoco quienes creen que es un nuevo tipo de inteligencia recientemente inventada, pues, a fin de cuentas, el concepto de inteligencia no es absoluto, como lo son la talla o el peso de una persona, pues siempre depende del criterio del observador. Otros, por fin, ni siquiera sabemos a qué se refieren cuando hablan de ese tipo de inteligencia. Quizá por todo ello vale la pena intentar aclarar el concepto.

Hace algunos años que la popular revista anglosajona Time convirtió la portada de uno de sus números en una pregunta escrita con grandes caracteres y dirigida al gran público “¿Cuál es su coeficiente de inteligencia emocional?”. Ella misma, en caracteres mucho menores respondía: “No es su coeficiente de inteligencia. Ni siquiera es un número. Pero la inteligencia emocional puede ser el mejor predictor de éxito en la vida, redefiniendo lo que significa ser listo”. Eran los tiempos en que el periodista Daniel Goleman había publicado su conocida y exitosa obra Inteligencia Emocional, haciendo creer a muchos que él había creado o descubierto ese (nuevo) tipo de inteligencia.

El concepto ha servido también para que muchos osaran desafiar a la evolución biológica del cerebro y las capacidades mentales anteponiendo la emoción a la razón, dándole primacía a la primera. Ciertamente, las emociones cambiaron el cerebro de los mamíferos hace ya más de 200 millones de años y perpetuaron una poderosa influencia de ellas que sigue viva en nuestra especie y nuestros días. Pero hace muchos menos años, aunque no pocos, unos 60 millones, el cerebro de los primates desarrolló el neocórtex, la corteza cerebral moderna, un cúmulo de neuronas altamente organizadas y capaces de dominar al resto del cerebro. Ese desarrollo le confirió, aunque no siempre lo notemos, primacía a la razón, es decir, capacidad para dominar a los sentimientos.

 

Leer más: https://elpais.com/elpais/2018/10/24/ciencia/1540372846_255478.html?id_externo_rsoc=FB_CM

10 reglas judías que te harán rico

#1. Creer en la dignidad y la moral de los negocios

A los judíos se les enseña a hacer negocios con honestidad y moralidad, y usted tiene un producto o servicio que la gente quiere o necesita, entonces está haciendo del mundo un lugar mejor y está haciendo feliz a la gente.

#2. Amplíe su red

Es importante conocer a la mayor cantidad de personas posible y tener un interés genuino en ellos.

#3. Conócete a ti mismo

Conocerte a ti mismo es importante para ser efectivo en cualquier cosa que hagas. La gente quiere hacer negocios contigo solo si pueden relacionarse.

Lo que la gente valora más en los demás para hacer negocios es:

  • La confianza; Todos queremos hacer negocios con personas en las que creemos que podemos confiar e incluso conectarnos en un nivel algo espiritual.
  • Determinación; Sepa lo que quiere para que pueda lograr sus metas. Entiende lo que te motiva a ti ya los demás.
  • Persona de carácter; Cuando te conviertes en una persona de carácter, te conviertes en alguien que la gente quiere admirar, conocer y hacer negocios.
  • Constante; La consistencia lo ayuda a aprender a ser disciplinado y diligente en la realización de cualquier objetivo que pueda tener en la vida. La gente le gusta tratar con personas estables.

#4. No trates de ser perfecto

La vida, la inversión y los negocios nunca van a ser perfectos. Siempre hay problemas e imperfecciones en el camino. Entonces, no te preocupes demasiado por eso, simplemente sigue adelante.

#5. Sé un líder

Según los judíos, para ser un líder efectivo necesitas:

  • Visión; Mantén tus ojos en el panorama general mientras alineas a tus seguidores con el objetivo final.
  • Aprende a seguir; No puedes liderar si no puedes seguir a tu líder.
  • Enfrentamiento; Debes tener el coraje de presentar y mantener la visión, incluso frente a la oposición.

#6. Abrazar los cambios

El mundo es dinámico, como las personas y los negocios. Mantén una mente abierta a los cambios porque traen prosperidad.

#7. Planifique el futuro

Cuanto mejor puedas planificar para el futuro, más éxito tendrás en la vida.

Aprendiendo del pasado, tomando el tiempo para analizar el presente y detectar tendencias. Esto funciona muy bien en la inversión.

#8. Entender el dinero

El dinero es un sistema de comercio simple que se basa en la confianza. Cualquier país que no sea confiable usualmente tiene una moneda débil.

#9. Saber donar

Rich Jewish debe regalar el 10% de su dinero a organizaciones benéficas u otros medios para ayudar a los necesitados.

Esto puede sonar ilógico, pero la tradición judía (y cristiana) enseña que cuando regales tu dinero, más te devolverá.

Si eres visto como una persona generosa, que siempre da y nunca pregunta, serás considerado exitoso y confiable. Más negocios irán a tu manera.

#10. Nunca te retires

Según la sabiduría judía, retirarse temprano no es algo bueno. Planear jubilarse a cierta edad es una receta para la infelicidad.

Dios nos creó para trabajar. Su utilidad para el mundo no es un recurso finito que se agota, por lo tanto, cuando se jubila y ya no se agrega al mundo a través del trabajo, se deteriora.

 

Leer más: https://latinmoney.net/10-reglas-judias-que-te-haran-rico/

Los españoles vivimos más gracias a las tapas y el sexo

«The Times» atribuye al sexo y las tapas la longevidad de los españoles.

España será el país con mayor esperanza de vida del mundo en 2040, adelantándose incluso a Japón. Un reciente estudio de la Universidad de Washington (Seattle, EE.UU.) aseguraba que, en dos décadas, los españoles tendrán una esperanza de vida de 85,8 años, muy por delante de otras naciones como la británica (con una esperanza de 83,3 años) y por ello el diario «The Times» se pregunta ahora por qué, si los españoles fuman y beben, tienen una mayor longevidad.

«Beben, fuman, ¿entonces por qué los españoles viven tanto?», se pregunta el diario en el titular. «A primera vista, los españoles no parecen demasiado saludables», insiste el texto. El diario hace referencia a los datos de tabaquismo (el 23% de los españoles fuman en comparación con el 16% de los británicos) y también a que beben casi la misma cantidad de alcohol.

Sin embargo, el artículo desgrana las claves sobre los hábitos españoles que, según ellos, «todos deberían adoptar», y la primera de ellas es pasear. El 76% de los españoles caminan al menos cuatro días por semana durante 10 minutos o más, según el Eurobarómetro de 2014. También se abordan los beneficios de la dieta mediterránea, con el consumo de productos frescos como pescados, frutas, verduras y «vino tinto», apunta «The Times»; frente a la tendencia británica de consumir productos ultraprocesados.

De hecho, otro de los secretos españoles de la longevidad según «The Times» estaría en las tapas. Aunque el artículo no cita textualmente el refrán «desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo», hace referencia a que los españoles consumen cantidades mayores de comida a mediodía, mientras que cenan a base de «tapas» o «pequeños platos de comida».

Y, aunque frecuentemente criticada, la «siesta» también aparece entre las recomendaciones a adoptar del Times. «Muchos españoles mayores lo toman en serio. Y por una buena razón. En 2012, científicos españoles demostraron que una siesta es buena para la salud, mejora la salud cardiovascular y agudiza el estado de ánimo y la memoria», dice el texto.

Por último, el diario se hace eco de diversos estudios que reflejan una mayor frecuencia a la hora de practicar sexo (y de mejor calidad) de los españoles frente a los británicos. Según onePoll.com, los hombres españoles serían los mejores amantes, mientras que las mujeres española practican sexo 2,1 veces por semana frente a las 1,7 veces de las británicas.

 

Leer más: https://www.abc.es/sociedad/abci-times-atribuye-sexo-y-tapas-longevidad-espanoles-201811051048_noticia.html#ns_campaign=rrss&ns_mchannel=abc-es&ns_source=fb&ns_linkname=cm-general&ns_fee=0

 

 

La empatía: una de las competencias más valoradas en trabajos front-office

Ciertamente, a parte de la necesidad de tener formación o experiencia en el puesto laboral, hay diversashabilidades sociales que son apreciadas en trabajos back-office (que no son cara al público).

Sin embargo, en los puestos front-office (cara al público) estas habilidades se vuelven imprescindibles: hablamos de imagen, amabilidad y empatía.

Buena presencia: La imagen importa. Nuestra imagen personal ha de transmitir confianza y credibilidad.

Amabilidad: sí o sí hemos de ser amables con el cliente.

EMPATÍA: Es fundamental en la esfera privada, pero no menos importante en la laboral.

Esta cualidad es la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos lo que conocemos por “ponerse en la piel del otro”.

Como sucede con cualquier otra capacidad innata, unas personas la desarrollan más y otras no tanto, aunque siempre es posible potenciarla.

Una persona empática es siempre una persona amable, por lo que en el trabajo cara al público se pone en el lugar del otro y lo trata con respeto y simpatía, sabiendo detectar lo que el cliente necesita.

Teniendo en cuenta que el modelo competitivo de empresa está cambiando hacia otro más cooperativo, es fundamental contar con personal y líderes empáticos, que tengan en cuenta a las personas, sus emociones y sus circunstancias, para que funcionen las relaciones entre compañeros y ver los resultados en la satisfacción de los empleados y su mayor implicación en el trabajo.

 

Maria Àngels Berenguel

¿Cómo seguir cotizando a la Seguridad Social hasta la jubilación si ya no estás en activo?

Si no se reúnen los años cotizados para poder acceder a la prestación por jubilación existe la posibilidad de firmar un convenio especial con la Seguridad Social.

Los trabajadores a los que les hayan dado de baja en la Seguridad Social y le quedan unos pocos años por cotizar para tener derecho a una pensión, disponen de una buena posibilidad: firmar un convenio especial con la Seguridad Social. Se trata de un acuerdo suscrito voluntariamente con la Seguridad Social y consiste en que la persona que ya no trabaja pague personalmente sus propias cotizaciones hasta llegar a reunir los requisitos que le faltan para el acceso a la jubilación.

También existe la posibilidad de firmar un convenio especial cuando, reuniendo los requisitos para acceder a la prestación de jubilación, se pretende mejorar la futura pensión.

Trámites y requisitos

Los trámites son muy sencillos, tan solo hay que presentar la solicitud en la Tesorería General de la Seguridad Social (modelo TA-0040), o si se dispone de certificado digital, se puede acceder a la Sede Electrónica y remitir telemáticamente este modelo.

El único requisito necesario es tener cubierto un período mínimo de cotización de 1.080 días en los 12 años inmediatamente anteriores a la baja en el régimen de la Seguridad Social.

La persona que suscribe el convenio puede elegir entre varias bases de cotización según le convenga: la base máxima del grupo de cotización de la categoría profesional en la que estaba dado de alta (siempre que hubiera cotizado por ella al menos 24 meses en los últimos 5 años), la base mínima de cotización vigente, la media de la base por la que hubiera venido cotizando en los últimos 12 meses o una base de cotización que esté comprendida entre las tres anteriores.

A la base que se haya elegido habrá que multiplicarle el coeficiente de 0,94 para conocer la cuantía total a ingresar.

Además existe otra ventaja al suscribir el convenio especial y es que las cuotas de cotización por convenios especiales son deducibles en el IRPF.

Periodos en activo

Tan solo hay que tener en cuenta que este convenio quedará suspendido en cada uno de los periodos de actividad del trabajador; y quedará extinguido si la persona vuelve a trabajar, si adquiere la condición de jubilado o percibe una pensión por incapacidad permanente, y si deja de abonar las cuotas durante tres meses. También puede finalizar en cualquier momento por voluntad del trabajador o ex trabajador mediante comunicación por escrito a la Tesorería General de la Seguridad Social.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha señalado hace pocos días que el Gobierno está estudiando la posibilidad de implantar un convenio especial para las personas de más edad que tienen “importantes carencias” en la cotización provocadas por los años de la crisis. Pero también afirmaba que el desarrollo de este convenio todavía está en una fase muy inicial y que todavía no hay nada concreto.

 

Leer más: https://elpais.com/economia/2018/10/11/mis_derechos/1539244961_710391.html

¿Qué hacen los japoneses para que sus hijos no sean perezosos?

Los pequeños que desde temprana edad se acostumbran a evadir sus responsabilidades, en el futuro tendrán problemas para cumplir sus metas. Estos son los ocho consejos de los japoneses.

Asignar tareas

Para estimular la responsabilidad de los niños es necesario asignar tareas diarias de autocuidado, según su edad. Por ejemplo, deben aprender a lavarse los dientes, tender la cama, poner la ropa sucia en su lugar, levantar los juguetes, lavar su plato después de cenar, preparar la ropa del día siguiente y hacer las tareas del colegio.

Un tiempo determinado

Es importante crear rutinas. No basta con que el niño sepa tender la cama si lo hace en la noche o cada fin de semana. El método de educación de los japoneses consiste en realizar la misma tarea siempre a la misma hora. De esta forma el pequeño puede crear rutinas y con el tiempo realizará las actividades por sí solo ya que lo ha interiorizado como un hábito y dejará de costarle tanto trabajo. Para empezar, los japoneses hacen que los niños hagan esa tarea durante un minuto, todos los días a la misma hora. Pasada una o dos semanas, aumentan la actividad a cinco minutos y al mes el niño ya puede dedicarle diez minutos o más a la tarea. Con el tiempo al niño ya no le importarán los minutos que requiera terminar un oficio.

Constancia

Es necesario que los padres exijan a sus hijos que la tarea no sólo se haga a la misma hora sino que además sea algo constante. Todos los días deben lavarse los dientes, todos los días deben tender la cama, todos los días deben levantar su plato de la mesa, para afianzar la rutina.

Reconocimiento

Es importante que los pequeños se den cuenta de que están haciendo las cosas bien y que han agradado a sus padres cuando cumplen con una tarea. No es necesario que siempre se les dé un premio porque entonces siempre buscarán hacer las cosas por una recompensa. Pero los papás pueden hablar y decir frases como “gracias”, “lo hiciste muy bien”, “Esta vez te quedó mejor que la vez pasada”, así también lo recomienda el psicólogo Andrés Lasso Báez.

Evite las frases negativas

Los japoneses no gritan o levantan la voz cuando se dirigen a sus hijos ni a otras personas. No suelen dar sermones o castigar físicamente. Muestran su inconformidad con la mirada y las entonaciones de la voz. Los hijos saben percibir cuando los padres no aprueban su conducta, e intentan corregir su comportamiento.

Explique por qué es importante que realicen esa tarea

Los expertos recomiendan que los padres hablen con los niños acerca de las razones por las que es importante que realicen sus tareas. Los menores pueden comprender por qué es importante el autocuidado y la ayuda al otro. De esta forma tendrán argumentos para hacer sus tareas, no solo por obediencia, sino porque existe una razón por la cual tienen que hacer una tarea, que a veces les aburre.

Dé ejemplo

Nada mejor para los niños que enseñarles a través del ejemplo. Hay padres que se quejan todo el tiempo de las tareas que se deben hacer y esto causa una enorme fatiga a los niños; ellos pensarán que los deberes son agobiantes. Por otro lado, hay padres que le piden a sus hijos que sean ordenados, pero ellos mismos no lo son. Para empezar, los padres pueden ayudar a sus hijos a hacer sus tareas y mostrarles también la importancia de trabajar en equipo.

Pasar tiempo con los hijos

Las madres japonesas acostumbran a estar con sus hijos hasta los tres años, los involucran en cada tarea que hacen y además les hablan de lo que hicieron en el día. Los padres también acompañan mucho a sus hijos y suelen conversar acerca con ellos de sus labores para que se sientan parte de una familia.

 

Leer más: https://latinmoney.net/que-hacen-los-japoneses-para-que-sus-hijos-no-sean-perezosos/?fbclid=IwAR2nh944-lChRTNWFX01GX7gs2Ro_Xb8-jQ3dqE8OTL5wONlJMwtaDB3y4Q

13 gastos hormiga en los que estás perdiendo tu dinero

Es bueno tener dinero mientras lo gestione y lo gaste con prudencia. Pero la mayoría de nosotros nunca lo hacemos, lo desperdiciamos y ni siquiera nos damos cuenta. Aquí hay 13 derrochadores de dinero comunes para tener cuidado:

#1. Más casa de la que necesita

Cuando compra o alquila una casa que es más grande de lo que necesita, termina gastando mucho dinero en pagos.

#2. Suscripciones a revistas y periódicos

Los mismos artículos exactos están en línea de forma gratuita.

#3. Joyas y gemas preciosas 

Todas las joyas están sujetas a cambios volátiles en el precio y altos márgenes de ganancia. El margen de beneficio promedio de la industria varía ampliamente, del 100% a más del 1000%.

#4. Seguros

Seguro de automóvil, seguro de propietario de vivienda, seguro de título de propiedad, etc. No se sienta cómodo pagando lo que paga simplemente porque está acostumbrado.

#5. Televisión por cable o satélite Premium

Ofrece miles de programas de televisión y películas completas, todo gratis. Y Netflix cobra $9 por mes por el acceso a cientos de miles de episodios de televisión y películas en DVD, o puede transmitirlos en vivo a su computadora. Entonces, si paga más de $ 9 al mes, está desperdiciando su dinero.

#6. Restaurantes y comidas preparadas

No necesito decirte esto, comer fuera es ridículamente caro. Compre de vez en cuando, como si fuera un regalo, pero aprenda a cocinar y preparar su propia comida de manera regular. No solo es más barato, también es más saludable.

#7. Agua embotellada

El agua es uno de los recursos más abundantes y disponibles de forma gratuita en el planeta Tierra.  En pocas palabras: compre un filtro de agua para su grifo y deje de gastar su dinero.

#8. Suplementos nutricionales

Proteínas en polvo, vitaminas, bebidas para deportistas, etc., todos ellos tienen un precio excesivo y los médicos han demostrado que son una fuente mediocre de nutrición. La respuesta a la buena salud se basa en un enfoque integrado a través de hábitos alimentarios saludables que nos brindan la energía que necesitamos.

#9. Cartuchos de tinta para impresoras

Para los usuarios domésticos, en lugar de comprar cartuchos de tinta nuevos, lleve sus antiguos a una tienda que los recargue por la mitad del precio. Para las empresas que hacen mucha impresión, considere la posibilidad de subcontratar la mayor parte de su impresión.

#10. Productos de marca de lujo

Un automóvil lo lleva desde el punto ‘A’ al punto ‘B’. Si está pagando precios premium solo para obtener una marca de moda etiquetada en cada uno de estos productos sin tener en cuenta la eficiencia con que los productos cumplen su propósito práctico, está desperdiciando su dinero.

#11. Garantías de electrónica

Cuando compra un nuevo producto electrónico, una garantía puede parecer algo decente para invertir. Pero no te dejes engañar. Es mejor que ahorres tu dinero y te arriesgues.

#12. Problemas médicos que pueden evitarse

¡Coma bien y haga ejercicio con regularidad! ¡Mantén tu cuerpo y tu mente saludables! Los principales problemas médicos agotan las cuentas, aumentan las tasas de seguro, evitan que trabaje y gane dinero y, en general, garantizan que tendrá problemas financieros a largo plazo.

#13. Desagradables hábitos de gastar tu dinero

Fumar, beber y apostar son ejemplos perfectos de malos hábitos en los que elige intercambiar placer a corto plazo por deudas e incomodidades a largo plazo. Así que elimínelos de su vida gradualmente.

 

Leer más: https://latinmoney.net/13-gastos-hormiga-en-los-que-estas-perdiendo-tu-dinero/