El Gobierno aprueba la ley de lucha contra el fraude fiscal para ingresar 800 millones en un año

El Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de ley de medidas de prevención de lucha contra el fraude fiscal, según anunció la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La ministra destacó que con este plan se espera aumentar la recaudación en 800 millones de euros en un sólo ejercicio.

Montero explicó que la norma incluye medidas de «gran calado» que refuerzan las herramientas que previenen y combaten la evasión fiscal y ponen el foco en las fórmulas de fraude «más avanzadas y complejas», que requieren de ingeniería, lo que a su vez precisa de una especialización en la Agencia Tributaria, especialmente en la unidad de grandes contribuyentes y grandes patrimonios.

La nueva norma, resaltó la ministra, intensifica la labor de la AEAT que el año pasado recaudó 15.715 millones en lucha contra el fraude fiscal, un 4,1%, e incluye medidas como la prohibición del denominado software de doble uso utilizado por grandes compañías para hacer una doble contabilidad con programas informáticos que permiten su manipulación.

También incluye la prevención del fraude y el control de las criptomonedas y la limitación del pago en efectivo para determinadas actividades económicas, reduciéndose de los 2.500 euros actuales a los 1.000 euros entre profesionales y empresarios, mientras que permanece en 2.500 euros para particulares, aunque el objetivo es «ir disminuyendo cuantías» para combatir la economía sumergida.

A su vez, se redice de 15.000 euros a 10.000 euros el límite para particulares con domicilio fiscal en el exterior.

Igualmente, se recoge la prohibición de las amnistías fiscales, en línea con el acuerdo programático para eliminar el «beneficio» a incumplidores «como hicieron gobiernos pasados», y se amplía la lista de deudores tributarios disminuyendo el umbral de un millón a 600.000 euros con el fin de agilizar el pago de la deuda.

 

Seguir leyendo: https://www.expansion.com/economia/2020/10/13/5f858dc6468aebba078b460e.html

La nueva ley del teletrabajo entra en vigor este martes

La normativa aprobada por el Gobierno, con el consenso de patronal y sindicatos, tendrá una aplicación progresiva, en función de la renovación de los diferentes convenios.

La nueva ley que regula el trabajo a distancia, aprobada por el Gobierno el pasado 22 de septiembre con el respaldo de los agentes sociales, entrará en vigor este martes 13 de octubre. Según la nueva norma, el trabajo a distancia se considerará de carácter regular si alcanza al menos el 30% de la jornada o el porcentaje proporcional equivalente en función de la duración del contrato de trabajo, en un periodo de referencia de tres meses. Empresa y trabajador deberán formalizar por escrito y bajo un acuerdo específico las condiciones en las que se desarrollará la jornada a distancia. Este será en todo momento voluntario, no podrá ser impuesto de manera unilateral por ninguna de las dos partes y será reversible, según se pacte.

La norma se publicó el pasado 23 de septiembre en el Boletín Oficial del Estado (BOE), dando un plazo de 20 días para su entrada en vigor, que se cumplen este martes. La nueva ley establece que el trabajo a distancia no podrá comportar un gasto extra para el trabajador y que todos los medios deberán ser aportados por la empresa. Es por ello que las dos partes deben consensuar un documento en el que detallen cuántos días a la semana se habilitará trabajo a distancia, que inventario de medios es necesario para ello, cuales serán los mecanismos de control legítimos de los que dispondrá la empresa para evaluar la jornada de su empleado; entre otros.

La nueva norma contempla que gran parte de estos aspectos básicos del contrato sean estipulados mediante negociación colectiva, como serían las compensaciones monetarias o el inventario de medios, entre otros. Es por ello que, pese a que la nueva norma entra en vigor este martes, sus condiciones no comenzarán a implementarse en las empresas de inmediato. No será hasta la renovación de los respectivos convenios colectivos de aplicación, o bien si las partes instan a firmar un nuevo acuerdo de empresa, que se irán incorporando estos elementos.

 

Seguir leyendo: https://www.elperiodico.com/es/economia/20201012/la-nueva-ley-del-teletrabajo-entra-en-vigor-8152904

El Supremo impide a Hacienda registrar domicilios o empresas “para ver qué se encuentra”

El alto tribunal niega al fisco la posibilidad de entrar en sedes empresariales o viviendas particulares bajo el argumento de que el propietario tributa por debajo de la media del sector.

El Tribunal Supremo acaba de concluir que los inspectores de Hacienda no pueden entrar a registrar un domicilio particular o una empresa “para ver qué se encuentra” bajo el único argumento de que el propietario tributa por debajo de las cifras medias de su sector.

Así lo acaba de dictaminar la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo anulando por defectos de motivación un auto judicial que autorizó a la Agencia Tributaria a entrar en el domicilio de una empresa que declaraba impuestos inferiores al resto de sus competidores.

El asunto, anticipado por este diario, supone un importante varapalo para la estrategia inspectora del fisco, que viene midiendo los ingresos declarados los contribuyentes a fin de elevar la inspección sobre aquellos negocios que ofrecen cifras inusitadamente bajas para su entorno comercial. De un lado, advirtiéndoles directamente de las anomalías detectadas para conminarles a revisar sus declaraciones de impuestos y, de otro, utilizando estos datos como justificación para solicitar a los jueces registros domiciliarios en busca de pruebas de fraude fiscal.

La sentencia, ponencia del magistrado Francisco José Navarro Sanchís, establece los requisitos que deben reunir tanto la solicitud de entrada y registro en el domicilio o en la sede social de una empresa, formulada por la Agencia Tributaria, como el auto judicial que autorice la misma. “No cabe, según la sentencia, la autorización de entrada con fines prospectivos, estadísticos o indefinidos, para ver qué se encuentra, para el hallazgo de datos que se ignoran, sin identificar con precisión qué concreta información se pretende obtener, por lo que no proceden las entradas para averiguar qué es lo que tiene el comprobado”.

El caso

El fallo del Supremo es en favor de un negocio de hostelería cordobés, Taberna La Montillana S.L., en el que la Agencia Tributaria detectó que su rentabilidad media era de 1,95 euros por cada euro destinado a compras, frente a los 3,03 euros de media que consiguen los negocios del ramo a escala nacional

“Por tanto, el margen comercial declarado es bastante inferior al declarado por las empresas del sector, lo que induce a pensar que el obligado tributario puede haber estado ocultando ventas efectivamente realizadas”, concluyó Hacienda.

A su vez, el cobro en efectivo declarado resultó ser 25 veces menor al de la media, lo que hizo sospechar al fisco que 24 de cada 25 euros recibidos en metálico iban a parar, sin declarar, al bolsillo de los administradores del negocio.

Como resultado, solicitó una orden de registro de la sede empresarial en busca de una contabilidad en B, que el juez autorizó y los propietarios del negocio recurrieron, logrando ahora la razón.

La sentencia

“La corazonada o presentimiento de la Administración de que, por tributar un contribuyente por debajo de la media del sector le hace incurrir a éste en una especie de presunción iuris et de iure de fraude fiscal, es un dato que por sí mismo no basta, ni para establecer una relación causal o esquema que desemboque en ese fraude –ni siquiera en la presunción de deberes incumplidos, que deberán ser esclarecidos a través del procedimiento correspondiente, con ulterior control judicial-, ni menos aún para anclar en tal circunstancia la necesidad de entrada en el domicilio para el cotejo de datos que respalden o desmientan la sospecha albergada por la Administración”, recoge el fallo.

 

Seguir leyendo: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/10/07/economia/1602075523_252251.html

¿Cómo superar la apatía? 6 consejos prácticos

La apatía es un fenómeno psicológico que se da en muchas de las personas que buscan el apoyo profesional de los psicólogos. Si bien en ciertas cantidades forma parte de la vida normal del ser humano promedio y no hay nada malo en sentirse de esta manera de vez en cuando, lo cierto es que en algunos casos la apatía llega a estar tan presente en el día a día que resulta necesario asistir a terapia.

Pero por supuesto, siempre existen situaciones intermedias, en las que se siente este estado emocional como un problema paro, a la vez, quizás no resulta tan problemático como para asistir a profesionales de la Psicología. Teniendo en cuenta esto, aquí veremos una serie de consejos para saber cómo superar la apatía introduciendo nuevos hábitos en tu vida.

¿Qué entendemos por apatía?

Como casi siempre ocurre con los conceptos del mundo de la Psicología, existen varias maneras de definir la apatía, si bien todas ellas cuentan con una serie de elementos comunes. Para resumir, aquí diremos que la apatía es un sentimiento caracterizado por la ausencia de fuentes de motivación y la baja predisposición a centrar la mente en aspectos de la vida emocionalmente estimulantes.

Así, la apatía está relacionada con el aplanamiento afectivo, es decir, la falta de emociones fáciles de identificar, y también con la tendencia a no expresar espontáneamente sentimientos a través del lenguaje no verbal, y a no centrar la atención en aspectos concretos del presente, debido a la falta de interés por todo en general.

Como he adelantado antes, la apatía no es en sí algo muy malo, ni constituye un trastorno psicológico, pero cuando es muy persistente y afecta mucho a la persona y a su funcionamiento normal en sociedad, se considera un síntoma de una potencial psicopatología o desorden neurológico. En los casos más extremos y claramente patológicos, la apatía pasa a ser lo que llamamos abulia, que es la total incapacidad por sentir entusiasmo o interés. Este fenómeno se da sobre todo en trastornos de tipo psicótico como la esquizofrenia, y también en demencias y otras enfermedades ligadas al daño cerebral.

La apatía según el modelo de flow de Csikszentmihalyi

Otra manera de comprender lo que es la apatía consiste hacerlo a través del modelo de flow ideado por el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi. Este investigador ha desarrollado un esquema explicativo que ayuda a entender el funcionamiento de los estados emocionales de entusiasmo e involucramiento en tareas, muy vinculados a las experiencias que aportan felicidad si forman parte de nuestra cotidianidad. El flow sería un estado psicológico caracterizado por un equilibrio perfecto entre el nivel de dificultad de la tarea que realizamos, por un lado, y nuestro nivel de competencias involucradas en esa clase de actividad.

De este modo, en el punto en el que esa tarea a realizar alcanza el punto máximo al que podemos llegar exitosamente a partir de nuestras habilidades y conocimientos, aparece el estado de flow, que nos lleva a dirigir toda nuestra atención hacia ese reto que estamos abordando y nos inunda de una sensación de excitación y bienestar, hasta el punto de que en muchos casos llegamos a perder la noción del tiempo.

Pues bien; según Csikszentmihalyi, la apatía puede ser entendida como lo opuesto al estado de flow: la práctica ausencia de un estado de estimulación mental y la falta de ilusión y entusiasmo por realizar cualquier acción concreta, aquello que nos asalta cuando no hay nada que interpretemos como un reto significativo para nosotros ni que nos exija poner en práctica habilidades complejas. Por otro lado, si el estado de flow se caracteriza entre otras cosas por ser puntual y basarse en un equilibrio delicado que normalmente tan solo puede ser mantenido de forma seguida durante unos minutos, la apatía puede durar mucho más, y si va ligada a una psicopatología, incluso resulta frecuente que sea el estado mental “por defecto” de la persona, y que se mantenga durante meses.

¿Cómo superar la apatía?

Si crees que sufres demasiada apatía, sigue estos consejos para aumentar tus probabilidades de dejar atrás la omnipresencia de este estado psicológico en tu vida.

 

Seguir leyendo: https://psicologiaymente.com/clinica/como-superar-apatia

¿Cuáles son los perfiles más demandados por las empresas tras la crisis del Covid-19?

Destaca el crecimiento de los especialistas en Inteligencia Artificial y Ciberseguridad, así como la importancia del mentor para los emprendedores.

El teletrabajo se ha convertido en una fórmula indispensable durante la pandemia del coronavirus. El periodo de confinamiento ha servido para acelerar esta práctica al obligar a la mayor parte de las empresas a mantener su actividad en remoto. Esto ha supuesto que las demandasen un tipo de empleos que ha ganado peso con el transcurso de los meses.

Aunque al inicio de la pandemia se podía pensar que estos cambios en la manera de trabajar serían coyunturales y que la situación volvería a la normalidad en unas semanas, la realidad ha demostrado que el trabajo a distancia ha llegado para quedarse.

«Muchas empresas se han dado cuenta de los beneficios que tiene el teletrabajo. Un gran porcentaje de puestos sí se puede adaptar a esta modalidad», indica Cecilia Casal, CEO de Clouds Academy.

Sobre esto también llama la atención Valentín Bote, director de Randstad Research: «Sigue habiendo personal en oficinas, pero cada vez es menos necesario. Tenemos meses por delante en los que las empresas van a dividir a los trabajadores en equipos, que irán rotando en la oficina».

El punto en común que tienen los perfiles profesionales emergentes es el entorno tecnológico en el que se desarrollan. «Seas del sector que seas, hoy estamos metidos en un paradigma digital del que no se puede salir», señala Cecilia Casal, CEO de Clouds Academy. Así, entre los empleos que la plataforma LinkedIn destaca en su estudio de profesiones emergentes para 2020 en España destacan los perfiles de tipo técnico.

Los perfiles emergentes
Ocupan los primeros puestos los especialistas en Inteligencia artificial o en Ciberseguridad, así como los ingenieros de Robótica. Además, cobran cada vez una mayor importancia los desarrolladores de Big Data y los programadores de Phyton.

También aumenta la demanda de los desarrolladores de ‘Salesforce’, perfiles con gran manejo de programas para automatizar los procesos internos de las empresas y consultores de Cloud, que cobran especial relevancia para las consultoras. En el área de los datos suben posiciones en el estudio los científicos e ingenieros de datos, que optimizan los procesos internos de las empresas a partir de la información que manejan.

El otro gran ámbito en auge es el de profesionales que «conectan a personas a través de la tecnología». En este área destacan los especialistas en Customer Success, que trabajan en la experiencia del cliente durante el proceso de compra, los Agile coaches, cuyo cometido consiste en ayudar a las empresas en los cambios de cultura interna de las empresas, los gestores de proyectos y los vendedores.

Sin embargo, se trata de perfiles profesionales que todavía no tienen una gran presencia en el ámbito educativo español. «Las universidades no están preparadas en ninguna parte del mundo y las carreras en muchos casos están obsoletas», afirma Casals.

 

Leer más: https://www.elespanol.com/invertia/economia/empleo/20200719/perfiles-demandados-empresas-crisis-covid-19/505699979_0.html

El precio de los alquileres cae en las grandes ciudades durante el tercer trimestre

El precio de la vivienda en alquiler se ha incrementado un 1,3% durante el tercer trimestre de 2020, situando el metro cuadrado en 11,5 euros de media al mes, según el informe de precios del alquiler publicado por idealista. En tasa mensual los precios han crecido un 0,4%, mientras que en interanual aumenta un 5,7%. Sin embargo, en los grandes mercados, como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla o Málaga, las rentas caen significativamente durante el pasado verano, por encima del 3%.

“Los datos evidencian que el aumento de la oferta en los principales mercados ha propiciado un ajuste de las rentas. Los límites a la bajada los podríamos encontrar, por una parte, en el tirón de la demanda, que se mantiene muy activa, y por otra en la negativa de los propietarios a anclarse durante años a precios bajos afectados por la pandemia que podrían recuperarse a medio y largo plazo. De todos modos, la enorme volatilidad del mercado asociada al desarrollo de la crisis sanitaria dificulta enormemente cualquier tipo de predicción, a corto y medio plazo”.

Comunidades autónomas
Durante el verano solo seis comunidades redujeron sus precios. La mayor caída se produjo en Baleares, con un descenso de 6,6%, seguida por Madrid (-2,5%), Canarias (-2,4%), Comunitat Valenciana (-2%), Andalucía (-1,3%) y Galicia (-0,4%). En Castilla y León, los precios no se movieron y en todas las demás autonomías se incrementaron. Cantabria registra la mayor subida (1,8%), seguida por La Rioja (1,7%), Murcia (1,7%) y Euskadi (1,5%).

Madrid y Catalunya son las comunidades más caras para alquilar una vivienda, con (14,9 euros/m2/mes y 14,8 euros/m2/mes, respectivamente). Les sigue Baleares (12,3 euros/m2/mes), y por debajo se encuentran Euskadi (12,2 euros/m2/mes) y Canarias (9,9 euros/m2/mes). En el lado opuesto de la tabla, encontramos a Extremadura (5,3 euros/m2/mes), Castilla La Mancha (5,6 euros/m2/mes) y Murcia (6,7 euros/m2/mes), como las comunidades más económicas.

25 provincias han visto cómo sus precios se incrementaban durante el último trimestre. El mayor aumento se ha registrado en Ourense, donde los precios han subido en un 7,5%. También han sido relevantes los incrementos registrados en Girona (6,5%), Palencia (5,4%), Teruel (5,3%), Lugo (5,1%) y Guipúzcoa (3,4%). La mayor caída, sin embargo, se ha producido en Baleares (-6,6%), seguida por Huelva (-4%) y Sevilla (-3,5%).

El ranking de las provincias más caras está encabezado por Barcelona (15,3 euros/m2/mes), Madrid (14,9 euros/m2/mes) y Guipúzcoa (13,9 euros/m2/mes). Cuenca y Jaén son las provincias más económicas para alquilar una vivienda, con 4,8 euros/m2/mes. Les siguen Cáceres y Ciudad Real (5 euros/m2/mes en ambos casos) y Zamora (5,1 euros/m2/mes).

 

Leer más: https://www.idealista.com/news/inmobiliario/vivienda/2020/10/05/787359-el-precio-de-los-alquileres-cae-en-las-grandes-ciudades-durante-el-tercer-trimestre

 

Necesito liquidez, ¿es momento de vender?

La actual crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus conlleva, para gran cantidad de empresas y de particulares, una acuciante falta de liquidez. Enfrentarse a tal situación es complicado, tanto en el plano económico como en el personal. A los afectados se les presentan dos vías: vender patrimonio o pedir financiación ajena. Cuál de las dos opciones es más ineficaz parece estar claro: enajenar los bienes. De hecho, solicitar dinero para hacer frente al problema es, hoy por hoy, la opción más viable y menos gravosa dadas las circunstancias de los mercados financieros.

La ineficacia de la primera de las vías, desprenderse de propiedades, viene motivada por una razón incontestable y es que, en estos momentos, la oferta es superior a la demanda. Un vendedor se expone, en el mejor de los casos, a malvender su patrimonio. “Todo tipo de bienes están afectados por esta crisis que no remite y que, entre otras cosas, arrojará un paro elevado cuando finalicen los ERTE”, señala Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas.

En el caso del patrimonio inmobiliario, el más común y el más valioso que poseen la mayoría de los españoles, “si se saca al mercado, hay que contar con que se venderá a la baja, siempre por debajo de las expectativas. Nunca es bueno vender con prisas, pero hay que tener presente que el sector inmobiliario va a caer a partir del año que viene, cuando más evidente se haga la crisis. No obstante, si desprenderse de un activo inmobiliario es imprescindible, recomiendo ponerlo a la venta lo antes posible”, explica el economista.

El profesor de Economía, Contabilidad y Finanzas de ESADE, Joan Carles Amaro, corrobora que, en el peor de los escenarios, “una recuperación más lenta podría alargarse hasta 2023, lo que impactará sobre la renta disponible de las familias”. Amaro añade que los datos del mercado inmobiliario antes de la irrupción de la COVID-19 apuntaban ya a un decrecimiento de la demanda de la vivienda y, “con la crisis sanitaria, se adelanta el reloj y daremos un salto acelerado hacia la fase de contracción”.

Si vender la vivienda o cualquier tipo de patrimonio inmobiliario (segundas residencias, locales, casas en herencia) parece que no es buena idea en estos momentos, tampoco lo es enajenar otros bienes para lograr liquidez de forma inmediata. El propietario de activos financieros tales como acciones, bonos o fondos de inversión debe ser consciente de que “venderá ahora con minusvalías”, según Carlos Magán, socio de Analistas Financieros Internacionales (AFI), quien recomienda “esperar a que llegue la recuperación”. Para Antonio Pedraza, no se trata solamente de la caída continuada de la Bolsa española desde que comenzó la pandemia, aunque se registren rebotes puntuales, sino que, además, “hay una gran incertidumbre jurídica, fiscal y ciudadana que afecta muy directamente a productos como los fondos de inversión”.

En lo que se refiere a bienes tangibles que pueden tener valor económico, como joyas o arte, el panorama es igualmente negativo. El experto del Consejo General de Economistas señala que, en estos meses, hay un exceso de oferta. “Cuando se dispone de estos bienes y se necesita liquidez, son lo primero que se pone a la venta. Pero actualmente la demanda es muy lenta y hay que tener en cuenta que ya de por sí se trata de un mercado muy estrecho”, argumenta.

 

Leer más: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/09/29/extras/1601395821_560581.html

Consejos para aliviar las cuentas de la empresa

La inmensa mayoría de las empresas ha tenido en alguna ocasión problemas a la contabilidad. Lamentablemente y a causa de los efectos en la economía que está causando la crisis sanitaria de la Covid-19, cada vez son más las empresas y los negocios de autónomos que se encuentran en situaciones de dificultad, ya sea por falta de liquidez u otras causas.

La gestión de las finanzas es una tarea continua para cualquier proyecto de negocio, que exige no solo tener que controlar de manera constante las entradas y salidas de dinero, sino, también, concretar objetivos financieros a corto y largo plazo, que se tienen que revisar periódicamente según evolucione la propia realidad de la compañía.

En estos momentos es muy probable que muchas empresas se encuentren con alguna factura impagada, cambios en las condiciones del mercado, hacer frente a gastos inesperadas… señales de alarma en las cuentas de nuestra entidad. Ante estas situaciones, hay que planificar con cautela los próximos pasos a dar, identificar los recursos de los cuales disponemos en los diferentes departamentos o áreas y que pueden ser transversales, así como afrontar la crisis con el espíritu más optimista posible.

Entre las principales acciones que se pueden llevar a cabo ante estas situaciones y con el objetivo de conseguir revertirlas, hay que destacar:

Revisar los procesos de cobro y de pago. Quizás este es el momento de analizar si nuestro sistema de facturación es el adecuado. Para lo cual, evalúa el tiempo mediano en que tus clientes tardan a abonar sus facturas y compáralo con otras empresas de la competencia o con la media de tu sector. Del mismo modo, estudia si puedes alargar el periodo en que pagas en tus proveedores y, si es posible, renegocia con ellos las condiciones. De este modo, podrás mejorar notablemente tu liquidez.

Herramientas de utilidad. Identifica si existe en el mercado alguna tecnología de procesos que mejore la gestión de tu contabilidad. Quizás es esta la oportunidad de digitalizar todavía más tus procedimientos internos y conseguir de minimizar los errores. Otra opción es contratar servicios externos que den soluciones a tus problemas financieros y que hagan una previsión de las posibles situaciones de riesgo de tu empresa como, por ejemplo, la contratación de un seguro frente a los impagos.

Consolida tus cuentas bancarias. En muchas ocasiones, es habitual trabajar con varias entidades financieras a medida que la empresa va creciendo en envergadura. Si es el caso, aprovecha para sentarte a negociar con los diferentes bancos para centrar tu operativa en aquel que te ofrezca las mejores condiciones. Y recuerda que existen sistemas como el factoring que te pueden ayudar a mejorar la gestión de potenciales impagados.

Analiza a largo plazo cómo es la gestión de tus flujos de efectivo. Averigua cuáles son los meses en que tienes mayores problemas para cuadrar las cuentas, revisa en qué momentos tus ingresos aumentan y planifica a partir de toda esta información cuando es importante que reserves capital para atender picos de escasez. En este tipo de tareas, a veces compensa recurrir a ayuda de profesional para obtener resultados excelentes.

 

Leer más: https://www.pimealdia.org/consells-alleujar-comptes-lempresa/

‘Batch cooking’, el aliado perfecto del retorno a la rutina

Ahora que ya ha empezado la escuela y hemos entrado en otoño, hemos estrenado una rutina que teníamos muy olvidada después del confinamiento. Suena el despertador y vuelven las obligaciones como llenar la nevera y decidir qué comemos. Pero uno de los hábitos que nos ha dejado el confinamiento –cocinar más que antes– nos puede ayudar. De hecho, cada vez más gente se está sumando al batch cooking, que significa cocinar un día lo que se comerá el resto de la semana. “Ahora existe la manía de poner nombres a todo, y si es en inglés mola más”, dice Pep Nogué, director gastronómico del Culinary Institute of Barcelona. Nogué asegura que el batch cooking se ha hecho toda la vida en los pueblos: ir al mercado y tener una despensa para ir comiendo durante la semana. “Si esta moda hace que se coma más producto fresco, eso que ahora también llaman  real food, y que nos alimentemos mejor con una cocina más saludable, es fantástico. Además, ayuda a tener una economía más ordenada y saneada”, comenta. El profesor Vicent Borràs, del Centro de Estudios Sociales sobre la Vida Cotidiana y el Trabajo de la UAB, coincide en el hecho de que “la práctica del batch cooking siempre ha existido, lo único que han hecho es ponerle un nombre en inglés». «Aprovechar la cocina del fin de semana, reaprovechar, hacer raciones más abundantes o congelar lo que sobra no es un fenómeno nuevo”. Borràs explica que el batch cooking supone adaptar la reorganización tradicional –madres y abuelas que preparan fiambreras para que hijos y nietos se las lleven para comer durante la semana– hacia una nueva realidad, y incorporarle un discurso. Es una gran paradoja: según la última Encuesta de los Usos del Tiempo, las mujeres de más de 45 años dedican a la cocina y la casa 77 minutos más que las que tienen menos de 45, y esto convive con un fenómeno paralelo que es que nunca había existido tanta preocupación por la comida, ni información y entretenimiento relacionados con la cocina.

La gestión del día a día

Para Mar, de 45 años, son poco compatibles los horarios de trabajo, de la escuela y extraescolares de los hijos con la opción de preparar la comida cada día. “Desde que tenemos hijos, resolvemos las comidas el fin de semana. El sábado vamos a comprar y el domingo por la tarde dedico un par de horas a los menús semanales, a las comidas de los grandes y a las cenas de los cuatro, al menos para dejar terminadas las bases (arroz, pasta hervida, patatas, verdura o pechugas a la plancha hechas). Si no puedo dejar preparado todo lo que he planeado porque se echaría a perder, preparo hasta mitad de semana, y el miércoles por la tarde, que acostumbro a tener tiempo, acabo de preparar el resto”. Al principio congelaba lo que cocinaba, pero la textura una vez descongelado no la acababa de convencer, por eso lo deja en la zona cero de la nevera. Con los años ha ido perfeccionando el tipo de recipientes, ahora todos son de cristal: “Me parece que no se traspasan los sabores y es más práctico, puedes ponerlos en el horno o en el microondas para calentar la comida”. En función del menú de la escuela monta el resto de comidas para no repetir e ir combinando. Nunca han consumido muchos alimentos procesados –a excepción de la pizza congelada y los calamares a la romana– e intenta cocinar productos que sean bastante naturales y complicarse poco la vida. Por la noche siempre tienen verdura, en sopa, hervida o dentro de una tortilla, y también comen muchas legumbres.

“La estrategia de guisar dos o tres horas intensivamente para el resto de la semana es no querer dedicar tiempo cotidiano a la cocina. También ha pasado con otros fenómenos: la gente ya compartía trayectos para ir de viaje o intercambiar casas, pero las aplicaciones de consumo colaborativo lo hacen más fácil porque simplifican la gestión y amplían la red. Hay prácticas que pueden ser más o menos minoritarias pero al compartirlas en las redes sociales se hacen más extensibles, y gente que no se lo había planteado, entonces lo hace. Cuando la información circula facilita el intercambio y consigue que lo que parecía una práctica minoritaria no lo sea tanto”, argumenta el profesor. Destaca que es curioso que quieren dedicar menos horas a la cocina pero, por otro lado, dan mucha importancia a lo que comen. Cocinar en cantidades suficientes para el resto de la semana implica tener que organizarte de otro modo, desde la planificación de menús hasta la compra, pasando por tener más recipientes y bastante espacio en la nevera o el congelador para guardarlo. Nogué recuerda que cocinar para toda la semana se tiene que hacer con sentido culinario, se tiene que pensar en la caducidad y la durabilidad, hay cosas que no aguantan 5 días en la nevera y otras que sí y no hay que congelar, o platos que congelados y descongelados en casa no son buenos porque no se tiene un congelador lo suficientemente potente. “Creo que todavía falta cultura culinaria para saber cuáles son los mejores platos que podemos cocinar en formato batch cooking”, concluye, y recomienda que se tengan presentes ideas básicas como que hay que enfriar rápidamente lo que se cocina para que los microorganismos y las bacterias no sean una amenaza, y evitar la contaminación cruzada, que se da cuando diferentes alimentos entran en contacto y las bacterias van de uno a otro, o de una superficie o enser a otro. Por eso es imprescindible lavarse mucho las manos, limpiar cuchillos y maderas de cortar con agua y jabón o utilizar varios distintos.

 

Leer más: https://www.ara.cat/es/Batch-Cooking-organizacion-cocina-semana-rutina_0_2535346543.html

Así funcionarán los ERTE hasta final de enero: qué empresas se pueden acoger y con qué ayudas

El Gobierno ha ratificado hoy el acuerdo alcanzado con las organizaciones empresariales y sindicales para prorrogar las condiciones especiales de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el próximo 31 de enero. Estas son las nuevas reglas que regirán esta herramienta los próximos cuatro meses:

¿Qué empresas pueden acogerse a uno de los ERTE con condiciones beneficiosas por la pandemia?

Las compañías que atraviesen dificultades económicas causadas por la pandemia podrán solicitar algún tipo de ERTE bonificado. Esto cubrirá a la inmensa mayoría de las empresas, si bien, dependiendo de si ya tienen un ERTE previo, del sector en el que desarrollen su actividad o del tipo de restricción por el que se vean afectados podrán acogerse a una modalidad u otra, con sus correspondientes exoneraciones que van entre el 50% y el 100% según los casos.

¿Qué pasa con todas las empresas que tienen ahora un ERTE de fuerza mayor por las primeras medidas contra la pandemia?

Estos ERTE quedan todos prorrogados automáticamente hasta el 31 de enero próximo y los trabajadores mantienen sus prestaciones. Ahora bien, se establecen nuevas exoneraciones empresariales que solo beneficiarán a una parte de estas empresas. Concretamente, según la definición incluida en este acuerdo «aquellas especialmente afectadas por la pandemia». Estas se definden por tener una elevada tasa de cobertura por ERTE y una reducida tasa de recuperación de actividad y desarrollan una actividad que se clasifique en alguno de los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE-09) recogidos en el acuerdo (ver listado completo al final de esta información).

También podrán incluirse en este apartado las empresas especialmente afectadas y que recibirán mayores exoneraciones aquellas «cuya actividad económica dependa mayoritariamente de las empresas cuyos CNAE se recogen en la norma o formen parte de su cadena de valor».

Para estos dos grupos de empresas (las pertenecientes directamente a los sectores protegidos o las que formen parte, de manera adrecitada, de la cadena de valor de las compañías de dichos sectores protegidos), las exoneraciones serán del 85% para las empresas con menos de 50 trabajadores y del 75% para las que tienen 50 trabajadores o más tanto para los trabajadores suspendidos como para los que se reincorporen a sus puestos de trabajo.

Asimismo, se aplicarán estas mismas exenciones de cuotas empresariales en caso de que las empresas de los sectores protegidos o de la cadena de valor inicien un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción a tras la finalización de un ERTE de fuerza mayor.

 

Leer más: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/09/29/economia/1601374422_207845.html