Las cualidades de las mujeres exitosas

1. Se apasionan con lo que hacen
La vida diaria es compleja en todos sus aspectos. Incluso si profesionalmente haces lo que te gusta y tu familia es todo lo que soñaste, habrá momentos en que te sentirás un poco decaída. Por eso, las mujeres exitosas se aseguran de que la pasión sea parte de su vida.
2. No buscan la perfección
Uno de los mayores secretos que las mujeres exitosas han aprendido es que la perfección es imposible de alcanzar. Saben que está bien ponerse metas y pensar en grande siempre que no se obsesionen con lo que es imposible.
En lugar de ello, se concentran en vivir y disfrutar de cada momento. Para sumarte a la lista de mujeres exitosas debes recordar que las cosas no siempre te saldrán bien por lo que hay que aprender a vivir el momento.
3. Saben cuándo tomar el control y cuándo dejarlo
Las mujeres exitosas son capaces de hacerse con el control de su vida, de sus relaciones y de su carrera siempre que es necesario. Saben que esto implica crear sus propias reglas y lograr que el ambiente juegue con ellas de forma amable e inteligente. Pero van más allá porque también son capaces de dejarlo cuando su salud mental y emocional se los pide.
Ellas logran el equilibrio porque están dispuestas a negociar con las personas que las rodea
4. Se casan bien o no lo hacen
El matrimonio es uno de los temas más difíciles de tratar para muchas mujeres. No es ningún secreto que en nuestra sociedad se espera que llegada a una determinada edad te cases y tengas hijos. Esto puede ocasionar que muchas mujeres acepten casarse con la persona que se los pida sin importar si es o no la que esperan.
5. Toman riesgos
La mejor forma de alcanzar el éxito es buscándolo y esto solo es posible si sales de tu zona de confort. Las mujeres exitosas no se limitan a tomar decisiones fáciles o a vivir su vida basada en la comodidad.
6. Se aseguran de tener tiempo a solas
Otra cosa que las mujeres exitosas tienen clara es que deben darse un momento a solas cada día. No importa si tu día está repleto de obligaciones personales o laborales, 20 minutos al día son suficientes. Durante este descanso debes olvidarte por un momento de todos los pendientes, meditar en lo que estás haciendo y crear nuevas metas.

 

Leer más: https://lamenteesmaravillosa.com/6-cualidades-las-mujeres-exitosas/

Cuando dejas de esperar… todo cambia

Cuando esperar se convierte en una elección voluntaria…

Hay quien hace de su propia existencia una antesala eterna donde todo se sueña pero donde nunca llega nada. En cambio, otras personas, experimentan una retroalimentación muy negativa ante estos estados de aplazamiento de la recompensa o ese objetivo vital.

Queda claro que no todos afrontamos de igual modo estas situaciones de espera: unos se desesperan y otros se acomodan. En este segundo caso estaría ese concepto al que muchos suelen definir como «un mal moderno»: la procastinación.

  • La procastinación es el acto de postergar de forma sistemática aquellas tareas que deberíamos hacer.
  • Es un fenómeno social y psicológico que no siempre tiene que ver con la simple pereza, va más allá de esta idea y explica también el hábito de retrasar o aplazar actividades o proyectos esperando que el futuro las resuelva.
  • El «procrastinador» suele sobrestimar el tiempo que le queda para realizar una tarea o un proyecto. Piensa que es mejor esperar al momento adecuado, que por su puesto, nunca es el «aquí y ahora».
  • Hay que tener en cuenta que la procrastinación también se da en esas personas muy activas que disfrutan gestando ideas, pero que nunca las llevan a cabo porque al momento, han cambiado de opinión y tienen otro objetivo en mente.

Las cosas nunca llegan por si solas, es posible que el destino nos traiga la suerte en un momento dado, pero esto no es muy frecuente. El futuro no resuelve las cosas si nosotros no propiciamos antes el movimiento, la acción y el propio deseo de cambio está en nuestra mente.Deja de esperar y tu realidad será distinta.

 

Leer más: https://lamenteesmaravillosa.com/tu-vida-empezara-a-cambiar-cuando-dejes-de-esperar/

Lo mejor de la vida no se planea, simplemente… sucede

Lo mejor de la vida no atiende a planes o programaciones. La mayoría de las veces basta con dejarnos llevar, con permitir que las cosas sucedan por sí mismas, con la sutileza de la casualidad, con la apertura de quien es humilde y no espera nada, pero en verdad… lo sueña todo.

Es posible que ya hayas oído hablar de la ley de la atracción. Según este principio, las personas deberíamos ser capaces de conseguir o de llegar a ser aquello que deseamos gracias a esas unidades energéticas que se emanan de nuestros propios pensamientos y emociones.

Bajo esta perspectiva entraría esa famosa frase de«te conviertes en lo que piensas». Significa que en el Universo existe una especie de ley de atracción donde el propio pensamiento nos hace alcanzar nuestros objetivos. Bien, no es nuestro propósito criticar o defender este enfoque, porque en realidad las cosas pueden llegar a ser mucho más sencillas.

 

Leer más: https://lamenteesmaravillosa.com/lo-mejor-de-la-vida-no-se-planea-simplemente-sucede/

8 tips para generar pautas seguras con nuestros hijos

Algunas de las pautas que podemos llevar a cabo para generar vínculos de seguridad, cariño y confianza con nuestros hijos son las siguientes:

  1. Explicitar nuestro afecto: no dudéis en demostrar todos los días el afecto y el cariño que sentís hacia vuestros hijos. No dejéis de decírselo por el hecho de que creáis que ya lo saben.
  2. Tiempo, mucho tiempo: para generar vínculos estables y seguros con nuestros hijos, es imprescindible pasar tiempo de calidad con ellos. Solo establecemos vínculos con las personas con las que pasamos tiempo.
  3. Jugar: una de las maneras más eficaces de desarrollar el vínculo con nuestros hijos es mediante el juego. Son muchos los juegos que podemos hacer con ellos (libres, dirigidos, simbólicos, etcétera). Saca el niño que tienes dentro y déjate llevar
  4. Mirada incondicional: es el principal pilar del vínculo seguro con nuestros hijos. Mirar incondicionalmente implica que no condicionemos nuestro amor, cariño y apoyo a su conducta o resultados académicos. Queremos a nuestros hijos, sin condicionante alguno, por el “simple” hecho de que son nuestros hijos, no por lo que hacen
  5. Muéstrate vulnerable delante de tu hijo: la sociedad nos empuja a no mostrar nuestras emociones y, menos aún, delante de nuestros hijos. Si queremos que nuestros cachorros aprendan a identificar las emociones, a diferenciar unas de otras y a regularlas por sí solos, debemos expresarnos de una manera emocional y natural ante ellos.
  6. Acepta y asume tus errores: no es que podamos equivocarnos, sino que algo seguro es que cometeremos muchos errores a lo largo de nuestra vida. A veces la culpa viene a visitarnos más de lo que quisiéramos porque tenemos la expectativa de no equivocaremos. Interpretar el error como parte del aprendizaje es un buen comienzo.
  7. Dedica tiempo para estar solo, en pareja y con la familia: ser un buen padre y ser una buena madre no implica estar todo el día con tus hijos. Es imprescindible que nos cuidemos nosotros mismos para poder cuidar a nuestros hijos. Emplea tiempo para estar y disfrutar de ti mismo, de tu pareja y de tus amigos. Eso te hará mejor madre y padre.
  8. Aprendemos a vincularnos alrededor de una mesa: las comidas y las cenas son momentos únicos que debemos aprovechar para comunicarnos y vincularnos entre nosotros. Hablar de lo que hemos hecho a lo largo del día, nuestras emociones y preocupaciones pueden ser estupendos como rutina familiar.

En definitiva, como bien señala Horno, la parentalidad consciente implica reflexionar sobre lo que hacemos y cómo lo hacemos. Supone un gran esfuerzo para las madres y los padres dedicar tiempo a pensar sobre nuestra labor como figuras sobre las que depende su desarrollo, pero sin lugar a dudas, es algo que merece la pena con creces. Gracias Pepa por tanto. Se puede decir más alto pero no más claro.

 

Leer más: https://elpais.com/elpais/2020/01/27/mamas_papas/1580118173_379872.html?utm_source=Facebook&ssm=FB_CM#Echobox=1580292960

Aquello que no se puede comprar: “LA VIDA”… por Steve Jobs

En 2011 Steve Jobs murió a la edad de 56 años de cáncer de páncreas, dejando una fortuna de 7 mil millones de dólares y estas fueron algunas de sus últimas palabras …

“En este momento, acostado en la cama, enfermo y recordando toda mi vida, me doy cuenta que todo el reconocimiento y la riqueza que tengo no tiene sentido frente a la muerte inminente. Tengo el dinero para contratar al mejor en la tarea que sea, pero no es posible contratar a alguien para que cargue mi enfermedad. El dinero puede conseguir todo tipo de cosas materiales, pero hay una cosa que no se puede comprar: «LA VIDA».

A medida que crecí me di cuenta que un reloj de $300 y uno de $3.000.000 muestran la misma hora. Que con un automóvil de $ 150,000 y uno de $15.000.000 podemos llegar al mismo destino. Que un vino de $150 o uno de $1500, generan la misma “resaca». Que en una casa de 300 metros cuadrados, o en una de 3000, la soledad es la misma «.

“La verdadera felicidad no proviene de las cosas materiales, proviene del afecto que nos dan nuestros seres queridos.»

Entonces, espero que entiendas que cuando tienes amigos o alguien con quien hablar, ¡es la verdadera felicidad!

Cinco hechos innegables

* No eduques a tus hijos para que sean ricos. Educarlos para ser felices. – Entonces, cuando crezcan, sabrán el valor de las cosas, no el precio.

* Come tu comida como medicina, de lo contrario deberás comer la medicina como comida.

* Quien te ama nunca te dejará, incluso si tiene 100 razones para rendirse. Él / Ella siempre encontrará una razón para aferrarse.

* Hay una gran diferencia entre ser humano y se humano.

* Si quieres ir rápido, ¡ve solo! Pero si quieres llegar lejos, ve acompañado.

Y en conclusión …

Los seis mejores doctores del mundo son:

# La luz del sol

# El Descanso

# El Ejercicio

# La Dieta

# La Confianza en sí mismo

# Los Afectos

En cualquier etapa de la vida en la que te encuentres ahora, agradece y disfruta al máximo de las pequeñas cosas y atesora el amor de tu pareja, tu familia y tus amigos, para que cuando llegue el día en que baje el telón, puedas llevar contigo la verdadera riqueza de este mundo.

 

Leer más: https://www.go-lemon.es/blogs/las-ultimas-palabras-de-steve-jobs

Maneras de afrontar un conflicto

Veamos las opciones que existen y reflexionemos sobre cuál es la actitud que estamos tomando y cuál se adaptaría mejor a nuestras necesidades.

– Hablar. Cuando intento cambiar lo que no me gusta. Esta fórmula se basa en la búsqueda de alternativas o de soluciones. Cuántas veces hemos dicho la clásica frase de “tenemos que hablar”. La lanzamos a nuestra pareja o a un jefe cuando no nos sentimos cómodos con la situación, pero tenemos el compromiso hacia el otro. Las personas que nos dan una información que no nos agrada (o feedback negativo, como se suele decir en el mundo de la empresa) están adoptando una actitud constructiva, aunque nos cueste verlo si estamos del otro lado. En términos generales, es posible que, al principio, esta sea la respuesta más adecuada ante un conflicto si estamos comprometidos con el otro.

– Persistir. No importa lo que ocurra, sigo aquí. Esta actitud implica también un alto compromiso con el otro, ya sea para con la empresa, nuestra pareja… Sin embargo, conlleva un riesgo. A la larga, podemos acabar quemados con una situación que no nos gusta y en la que no avanzamos. Si adoptamos este cometido, tenemos que ser conscientes de que el precio que obtenemos por mantener el statu quo debe ser alto para que nos compense. A falta de una alternativa mejor o de algún cambio futuro, debemos tomarla como una solución provisional.

– Desatender. Hago lo mínimo. Esta actitud es pasiva porque no intenta resolver el problema, así que perjudica al otro. Tomar la decisión de reducir el esfuerzo en el trabajo al nivel suficiente para que no nos despidan, buscar otros pasatiempos que nos alejen de la pareja o no votar son algunos ejemplos prácticos. En esta actitud se puede encerrar otra aún más perjudicial: la de criticar. Las críticas feroces que existen en muchas empresas o hacia la pareja son un ejemplo de ello. Decidirse por esta actitud no mejora las cosas. Seguimos en el mismo sitio, aunque no nos guste y, además, adoptamos una posición victimista. Puede que esta sea la situación más nociva para uno mismo. En el fondo, las críticas que no llevan aparejadas una búsqueda de soluciones acaban perjudicando al que las hace.

– Huir. Me voy. Es una respuesta activa que rompe con una situación que no nos agrada. Posiblemente sea la última alternativa y la pongamos en práctica después de haber intentado todas las anteriores. Lógicamente puede perjudicar al otro. Es más, en algunos casos, el cambio en la otra parte, ya sea nuestra pareja o empresa, se da cuando alguien ha tomado la decisión de romper con una situación que no aguantaba más.

 

Leer más: https://elpais.com/elpais/2020/01/27/laboratorio_de_felicidad/1580113039_219356.html?utm_source=Facebook&ssm=FB_CM#Echobox=1580153565

Quien bien te quiere, te hará café

Dicen que un café es un abrazo atrapado en una taza, por eso, quien te quiera de verdad te lo preparará dulce y bien caliente para que encuentres alivio y relativices el nudo de tus problemas. Cuando tomes ese primer sorbo, parte de las penas se habrán deshilachado como el vapor que huye de esa bebida fabulosa, oscura y vital.

Tomar un café con alguien es un modo sensacional de romper este flujo vital neutro y aséptico. Supone abrazarnos con fuerza al presente para deleitarnos de un instante significativo, sanador y energético. Porque compartir buenos momentos, aunque sean breves, es un modo sensacional de disfrutar del presente y de darle sentido.

 

Leer más: https://lamenteesmaravillosa.com/quien-bien-te-quiere-te-hara-cafe/

Tips para demostrar tu lealtad

Para ser una persona que posea lealtad en todo su ser, sólo hará falta realizar pequeñas modificaciones positivas a tu vida, con lo que podrás demostrarle a los demás cuan leal eres

  • Ten la capacidad de ser honesto con respecto a tus emociones, expresa libremente cómo te sientes, de esa manera vas a poder ser transparente en todos los ámbitos.
  • Nunca te quedes con algo por decir, sólo debes buscar la manera correcta de hacerlo para que todos los demás puedan entender tu punto de vista. Sin subestimar ni denigrar a nadie.
  • Evita en la mayoría de lo posible involucrarte en situaciones de comentarios que puedan ocasionarle daños personas externas a ti. Si necesitas decir algo, acude directamente a la persona.
  • Debes cumplir lo prometido y los acuerdos que hayas hecho con alguien, el quedar mal una sola vez hará que nadie más se interese en ti. Si fijaste una reunión, acude con la mayor disposición posible.
  • Busca estar de parte de la justicia, lo justo siempre va de la mano con la lealtad, por lo que defender a un amigo que tenga la razón te hará queda como una persona leal.
  • Algo muy importante es saber escuchar, no siempre tendrás la razón ni mucho menos sabrás la respuesta de todo, se dispuesto a aceptar opiniones externas siempre y cuando sean productivas.
  • No seas parte del problema sino de la solución, aporta ideas reales que puedan ayudar.
  • Nunca juzgues, cada persona pasa por situaciones distintas, por el contrario se alguien comprensible.

 

Leer más: https://persuasum.com/aprende-a-demostrar-tu-lealtad-con-estos-tips-esenciales/

 

La base del éxito laboral futuro… la inteligencia emocional

Disponer de una buena inteligencia emocional ayudará en el futuro a encontrar trabajo en un mundo en que los oficios técnicos irán, poco a poco, siendo fagocitados por la robótica. La perspectiva de un trasvase masivo de puestos de trabajo hacia las máquinas inquieta a quienes estudian el funcionamiento del mercado laboral. La solución se enmarca en el ámbito de lo que se denominan capacidades blandas, emocionales. Son «habilidades que la tecnología nunca va a dominar», como indicó, Vikas Pota, director ejecutivo de la Fundación Verkey. Y así se abre la puerta a una nueva veta de empleo.

Las habilidades blandas podrían reforzar, por un lado, trabajos ya existentes y, por otro, configurar nuevas modalidades de empleo. El trabajo emocional es aquel en el que los sentimientos integran las competencias de un profesional, tanto a la hora de gestionar equipos como de atender al público o de asistir a personas enfermas o dependientes. Se desarrolla en una doble dirección, se aplica para generar cierto estado anímico en el cliente (o paciente) y para gestionar inquietudes y malestares del propio trabajador.

 

Leer más: https://es.weforum.org/agenda/2017/09/la-inteligencia-emocional-sera-la-base-del-exito-laboral-en-el-futuro

Que hacen las personas que caen bien…

Algo que todos sabemos es que querer caer bien a todos los que nos rodean es una fuente de inagotable sufrimiento. No tiene sentido, no es útil ni saludable. Sin embargo, ahí están esos perfiles que sin esfuerzo alguno, sin buscarlo ni pretenderlo, logran conectar casi al instante con el 80% de esas personas con las que se encuentran a diario.

La sonrisa Duchenne, la más sincera

Dicen de la sonrisa de Duchenne que es cautivadora por naturaleza, que inspira confianza y que es como una bisagra natural en todo escenario social.

Su expresión en el rostro es el resultado de la contracción de los músculos cigomático mayor y menor cerca de la boca. Ambos se elevan en la comisura de los labios, así como el músculo orbicular cerca de los ojos. También aparece una contracción que eleva las mejillas y produce pequeñas arruguitas alrededor de los ojos…

La humildad, la cualidad más atractiva

Algo que suelen practicar las personas que nos caen bien es el arte de la suavidad. Mediante una actitud siempre abierta logran establecer una confianza inmediata con nosotros para que podamos abrirnos a ellos con comodidad y naturalidad.

Su poses, sus lenguaje no verbal está exento de cualquier rasgo de poder. No se imponen, no hay rigidez en ellos, sino apertura y cercanía.

Asimismo, algo común en las personas que caen bien es que no se quejan, no demandan, no critican y su actitud siempre es exquisitamente humilde…

Para concluir, a pesar de que hay efectivamente infinidad de personas con estrella o luz propia que vienen con estos rasgos inscritos ya en su «disco duro», cabe decir algo importante al respecto: todas estas cualidades pueden entrenarse. 

 

Leer más: https://lamenteesmaravillosa.com/personas-caen-bien-la-primera-personas-magia/