Vasos, cubiertos y pajitas de plástico, prohibidos en un año

De aquí un año los bastoncillos, cubiertos, platos y pajitas de plástico de un solo uso quedarán prohibidos. Además, los vasos de plástico, las tapas del café para llevar y bandejas de comida para llevar tendrán un sobrecoste a partir del 2023.

La intención, pues, no es ninguna otra que reducir su uso. El consejo de ministros ha dado luz verde este martes al anteproyecto de ley de Residuos y Suelos contaminados que incluye el reto de poner fecha de caducidad en los plásticos de un solo uso. La idea es recortar en un 15% la generación de residuos hasta el año 2030.

Durante la rueda de prensa posterior al consejo de ministros, la ministra para la transición ecológica, Teresa Ribera, ha explicado que el tipo impositivo será de 0,45 céntimos de euro por kilogramo de envase. Se espera recaudar alrededor de 724 millones de euros.

Por otra parte y a partir de ahora, los restaurantes tendrán que ofrecer agua no envasada de manera gratuita para intentar reducir el número de envases.

 

Leer más: https://www.elnacional.cat/es/sociedad/vasos-cubiertos-pajitas-plastico-prohibidos-ano_509373_102.html

Lo que tienes que hacer si las mascarillas provocan reacciones en tu piel

Usar una mascarilla con frecuencia puede provocar en la piel de algunas personas todo tipo de reacciones debido, entre otras razones, a la acumulación de suciedad y grasa en los poros y la peor transpiración. El acné, la rosácea o la miliaria son algunos de los efectos que pueden producirse a raíz de uso continuado.

El problema más común es el enrojecimiento facial en la zona de la piel que ocupa la mascarilla, con una mayor prominencia en los bordes. La manipulación física y la presión de este producto sobre la piel también puede desencadenar acné. Además, como se trata de una enfermedad inflamatoria crónica, el estrés puede exacerbar esta afección. De hecho, las respuestas hormonales a un estado de ansiedad continuo pueden jugar un papel importante y precisamente el uso de mascarillas tiende a empeorar las enfermedades de la piel.

Otra de las afecciones más comunes es la miliaria, especialmente ahora que llega el verano, una erupción debida al calor que puede producirse debido al sudor acumulado debajo de la mascarilla. El uso de mascarillas conduce a la alteración local del microbioma de la piel, que está sometido a niveles elevados de CO2, mayor humedad, temperaturas más altas y más bacterias y microorganismos de la boca y el sistema respiratorio.

En otros casos se desencadena una rosácea, una enfermedad inflamatoria crónica única que resulta de la disfunción de la barrera cutánea, una respuesta inmune local hiperactiva y nervios hipersensibles alrededor de los vasos sanguíneos que hace que estos se ensanchen de manera persistente, lo que resulta en un enrojecimiento facial crónico. Los mismos problemas surgen con el uso de una máscara todo el día en términos de exacerbación de la enfermedad.

Los que se señalan a continuación son los algunos consejos para prevenir estos problemas.

Aplicar una crema emoliente

La irritación de la piel con mascarillas es más común a lo largo del puente de la nariz y las mejillas centrales. Esto se puede minimizar usando un emoliente más espeso en el área para aumentar la función de barrera de la piel y proporcionar lubricación. Sería bueno que incluyera ingredientes anti-acné, como retinol y nano-azufre purificado.

Hidratantes sin aceite

Para enfermedades como el acné y la rosácea, restaurar esa barrera de la piel es clave. Esto significa aplicar una crema hidratante sin aceite para humedecer la piel varias veces al día. Los retinoides tópicos son ideales para lograrlo.

Limpiar y exfoliar con frecuencia

Cuando se retira la mascarilla, hay que limpiar suavemente y exfoliar el rostro, ya que se ha producido una acumulación de aceite, células muertas de la piel y otros desechos que pueden ser irritantes para la piel

Para casos más graves, lo mejor es acudir a un dermatólogo para que prescriba los medicamentos más adecuados.

 

Leer más: https://www.elnacional.cat/es/salud/mascarillas-provocan-reacciones-piel_509409_102.html

Ingreso Mínimo Vital: ¿qué se sabe y qué falta por conocer a días de que se valide

La pandemia de Covid-19 ha precipitado la puesta en marcha en España del Ingreso Mínimo Vital (IMV), una renta mínima que el Gobierno aprobará esta semana, según adelantó el presidente Pedro Sánchez. El ministerio de Seguridad Social ha dado forma en las últimas semanas a una de las medidas de mayor calado del Ejecutivo de coalición, que el ministro Escrivá empezó a tejer antes incluso de ser responsable de la cartera, cuando aún estaba al frente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef). En la cuenta atrás para que se presenten las características de este ingreso, estas son las certezas y las incógnitas que aún se mantienen.

Lo que se conoce

¿Cuántas personas se podrán beneficiar?

El Ministerio de Seguridad Social tomará como referencia la unidad familiar. Hasta 850.000 familias obtendrán esta ayuda, alrededor de 2,3 millones de personas, unos 600.000 hogares con ingresos inferiores a 230 euros mensuales por unidad de consumo (se obtienen dividiendo los ingresos totales del hogar entre el número de unidades de consumo, con distinto baremo para un adulto que para un niño de menos de 14 años, según el INE). Unos 100.000 hogares recibirán la prestación de oficio en junio.

¿Qué cantidad se puede recibir?

Varía desde 462 euros en el supuesto más bajo (un adulto sin hijos) y alcanza los 1.015 euros en casos como el de hogares con cuatro adultos sin niños, según un borrador fechado la semana pasada al que accedió El País. El Ejecutivo incluye un complemento de 100 euros más para familias monoparentales. A la ayuda podrán acceder familias con ingreso y patrimonio por debajo de un umbral fijado para cada una de las 14 tipologías de familia (sin tener en cuenta la vivienda habitual).

¿Existen requisitos de edad?

Podrán solicitarla personas desde los 18 años (21 si se trata de hogares de un solo miembro y sin ingresos) y de hasta 65 años. Hay excepciones: si el beneficiario vive solo, deberá tener al menos 21 años y vivir emancipado tres años. La ayuda está ligada a un itinerario de búsqueda de empleo.

¿Se sabe cuánto costará a las arcas públicas?

A comienzos de mayo, Escrivá cifró en 3.000 millones el coste de la ayuda. Un importe total que se queda lejos de las primeras estimaciones deslizadas por el Ejecutivo: 5.500 millones, que se irían reduciendo hasta 3.500 millones conforme se fuera desarrollando el mecanismo, porque esta ayuda iría asumiendo otros subsidios. Estos números se basaban en un informe de la Airef elaborado cuando la presidía el propio José Luis Escrivá. El ahora ministro apuntó que los números actuales se habían afinado con Hacienda.

¿Será de carácter transitorio o indefinido?

Escrivá matizó que la medida será permanente y se mantendrá una vez se haya levantado el estado de alarma. Esto es debido a que, actualmente, España figura como uno de los países de la OCDE con mayores tasas de pobreza severa y una peor distribución de la renta.

Leer más: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/05/25/economia/1590403974_828910.html

La renta del 2020 le saldrá a pagar a millones de parados en ertes

Millones de trabajadores se pueden encontrar el año que viene con el disgusto de una declaración de la renta con resultado a pagar sobre un ejercicio, el 2020, que para muchos habrá sido el peor en términos laborales.

Los alrededor de cuatro millones de trabajadores que han estado o están en situación de desempleo temporal en su empresa (ertes) se podrán encontrar el año que viene con que les resultará una liquidación de su impuesto a ingresar en Hacienda precisamente después de haber pasado un año en el que sus ingresos se vieron mermados.

La causa tiene que ver con el hecho de que este tipo de trabajadores habrán combinado dos pagadores a lo largo del 2020. Por una parte la empresa, que, en principio, empezó el año aplicando una retención a cuenta del IRPF en las nóminas de acuerdo a los ingresos brutos previstos para esta persona para todo el año y  a sus circunstancias familiares. Por otra parte, como segundo pagador, el servicio público de empleo SEPE, que en la mayoría de los casos practicará una retención cero sobre la prestación (equivalente al 70% de la base de cotización) .

Además, cuando el trabajador se reincorpore a la empresa, esta aplicará una retención a cuenta menor, acorde con los menores pagos en cómputo anual que tendrá que hacer a ese trabajador que ha pasado una temporada en el paro. En resumen, este tipo de trabajador, ganará menos en el 2020 que si no hubiera estado en situación de erte. También tributará menos en el IRPF. Pero como las retenciones habrán sido  más bajas, el resultado, con toda probabilidad será a pagar.

«Si ese trabajador no le dice a la empresa o al Sepe que le retenga un porcentaje mayor de sus ingresos, va a tener que pagar en la liquidación que presente en el 2021» certifica Luis del Amo, secretario técnico del Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf) del Consejo General de Economistas.

Batería de ejemplos

Según ejemplos elaborados por el Reaf a partir de un contribuyente tipo, se pone de manifiesto que para el caso de un soltero sin hijos con unos ingresos por renta del trabajo de 30.000 euros al año, la diferencia entre aplicar una retención ajustada y la que se derivaría de haber estado cuatro meses con un erte del 100% podría ser sustancial. El supuesto de partida de los ejemplos es el de una comunidad donde la tarifa autonómica es igual a la estatal. Además se parte de un ingreso anual repartidos en 12 pagas.

 

En el ejemplo del Reaf, a este contribuyente de 30.000 euros al año le sale una declaración a pagar tan solo 1,5 euros en una situación de normalidad. Con un erte del 100% para los meses de marzo a junio, los ingresos totales de este  mismo contribuyente quedarían reducidos a 24.392 euros. En consecuencia,  tributará menos por IRPF (la cuota líquida será de 3.364 euros, en lugar de los 4.939 que corresponden a un bruto de 30.000 euros). Sin embargo, como en el conjunto del año le habrán retenido menos, su declaración le saldrá a pagar 1.026 euros.

Para un contribuyente mileurista, el mismo cambio laboral no tiene efectos tributarios.

Otra consecuencia derivada de tener un doble pagador es que la obligación de declarar baja de 22.000 a 14.000 euros de ingresos íntegros en el año.

Dos opciones

Con la regulación actual, si se quiere evitar sobresaltos «hay dos soluciones», según el secretario del  Reaf: «O estar prevenido y ahorrar; o pedirle a sus pagadores que le retengan un porcentaje mayor».
El sindicato CSIF va más allá . «Para evitar un castigo innecesario sobrevenido, CSIF ha pedido a la Ministra de Hacienda que se considere renta exenta de tributación a las prestaciones de desempleo percibidas por los trabajadores por causa del COVID-19», informó el sindicato el pasado 18 de mayo.

 

Leer más: https://www.elperiodico.com/es/economia/20200525/coronavirus-declaracion-renta-saldr-a-pagar-parados-ertes-7973494

 

Las claves para que a día de hoy te concedan una hipoteca

Los bancos, a la hora de conceder una hipoteca, realizan un estudio detallado del solicitante y en este estudio analizan su perfil personal y económico para determinar la viabilidad de la operación. En este sentido, hay determinados tipos clientes que tienen más posibilidades de acceder a un préstamo hipotecario que otros, teniendo en cuenta situación laboral, ingresos, endeudamiento previo, etc.

Se podría decir, por tanto, que hay perfiles de clientes que para los bancos no son deseables de cara a la concesión de una hipoteca. A continuación, se explican qué características son las que tienen en cuenta las entidades para analizar el perfil riesgo de los solicitantes de financiación.

La situación laboral y las deudas son claves

Uno de los primeros puntos que analizan los bancos y demás entidades financieras es la situación laboral del solicitante. En este punto, los desempleados, los empleados con trabajos temporales y todos aquellos que tienen un sueldo bajo parten de un punto muy complicado para acceder a una hipoteca, tanto en banca tradicional como en otro tipo de entidades. Los autónomos son un grupo cuyo acceso a una hipoteca también cuenta con trabas dada su posible inestabilidad de ingresos, sobre todo los que cuenten con una antigüedad menor a un año, aunque sí pueden compensarlo con documentación y antigüedad de la actividad comercial.

No solo consiste en qué tipo de contrato se tiene sino también cada vez se tiene más en cuenta en qué sector se mueve el trabajador, siendo por ejemplo el sector tecnológico un activo en alza.

La aparición en registros de morosidad es un motivo de denegación de la hipoteca. Aquellos clientes que aparezcan en registros de impagos como Asnef o Rai tendrán muy complicado la concesión de una hipoteca, las entidades buscan clientes solventes sin problemas para la devolución del importe.Un buen punto de partida sería saber si se está en Asnef y cómo salir en caso de estar en este tipo de listados.

¿Qué ven con buenos ojos las entidades?

Los clientes ideales son los que cuentan con una estabilidad laboral: los trabajadores por cuenta propia con antigüedad laboral de dos años al menos. Los ingresos son, sin duda, también una cuestión importante, siendo el cliente preferido aquel que cuente con más de 2.000€ de ingresos al mes (solos o en pareja). Con ingresos inferiores a esa cantidad, en grandes ciudades, habrá más dificultades para el acceso a la hipoteca.

Aportar ahorros es un aspecto fundamental. Las entidades no suelen conceder más del 80% del valor de tasación de la vivienda, por lo que aportar ahorros suficientes que cubran el 20% restante se torna esencial. No contar con ahorros dificulta la financiación ya que además se requiere que se aporte el importe necesario para los gastos (generalmente relativos a la compraventa, ya que desde la nueva Ley Hipotecaria, el cliente únicamente asume el gasto de tasación y de copias de las escrituras).

Además, el nivel de endeudamiento o tasa de esfuerzo no deberá ser superior al 40%, es decir, la suma de los préstamos, tarjetas de crédito y demás canales de financiación junto con la hipoteca no deberán suponer en ningún caso más del 40% de los ingresos familiares. Si se sobrepasa este porcentaje, las opciones de acceder a la hipoteca disminuyen notablemente.

Por último, apuntar que la edad del solicitante de la hipoteca también tiene su importancia ya que las entidades suelen requerir que la edad máxima del solicitante sea de 75 años cuando se cumpla la última cuota de pago de la hipoteca.

 

Lee más: https://www.iahorro.com/ahorro/productos-financieros/que_perfiles_no_quieren_los_bancos_para_las_hipotecas.html?utm_source=CINCODIAS&utm_medium=MEXT&utm_campaign=HIP_BRAND_MAYO_WPORTADA&ectrans=1

Las descargas de aplicaciones de interiorismo, construcción y jardinería aumentan durante la cuarentena

El confinamiento ha provocado un aumento de la búsqueda de herramientas que nos permitan sentirnos más cómodos en el entorno que les rodea. En muchos casos, ese espacio es un piso de menos de 60 metros cuadrados a compartir con tres inquilinos más, pero algunos han encontrado la manera de crear su hogar ideal a través de juegos y aplicaciones de decoración de interiores. De hecho, las descargas de apps de construcción, diseño y jardinería han aumentado en todo el mundo desde que se están aplicando medidas de confinamiento.

La estrella del momento se llama Design Home. Cuenta con 75 millones de descargas y al menos un millón de usuarios cada día. Los jugadores pueden decorar desde habitaciones infantiles hasta los chalets más lujosos. Además, los muebles de la app son reales. Pertenecen a las colecciones de famosas marcas. “Los jugadores se divierten mientras descubren los últimos estilos y muebles de todo el mundo y los fabricantes pueden conectar con sus clientes”, explica Chris McGill, creador de Design Home. Además, el juego se actualiza constantemente. Cada 24 horas añaden mobiliario para que los jugadores estén al tanto de las novedades. “La media de edad de los usuarios es de 38 años y se ha descargado el juego desde todos los países del mundo. Y sí, ha habido un gran aumento durante estas últimas dos semanas” añade McGill.

Hay un motivo para el crecimiento de estas descargas en tiempos de confinamiento. “No hay nada tan atildado como la celda de un preso, el cubículo de un oficinista, el camarote de un marinero o la cabina de un camionero. Y, si no tienes una casa que arreglar, te la inventas, que para eso está la realidad virtual en sus diversos grados de hiperrealidad. Es una neurosis obsesiva benigna e inofensiva”, explica Mariano Fernández Enguita, catedrático de sociología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Desde un punto de vista psicológico la casa es un refugio que nos protege del enemigo. Tiene el mismo significado tanto ahora, que tenemos sistemas de video vigilancia y seguridad, como en la prehistoria cuando solo eran cuevas. “Pensamos que es un lugar de protección del hambre, del frío, de la guerra o cualquier cosa hostil que hay fuera: en este caso un virus”, señala José Ramón Ubieto, psicoanalista y profesor de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC). La casa también es una proyección del cuerpo, como una segunda piel, en la que se incluye el concepto de intimidad. “Estos factores reforzados por el confinamiento explican que ese lugar íntimo sea lo más cómodo y confortable que podamos, ya que no podemos estar en una hamaca en la playa o en cualquier lugar que nos transmita paz y tranquilidad”, afirma Ubieto.

Esto es también aplicable a aquellos que no cuentan con casa propia. “Las ficciones no solo son películas o novelas, también son aplicaciones. Es decir, artificios que construimos para poder experimentar experiencias que presencialmente no podemos. Es la misma razón por la que existen los realities o programas de reformas sorpresa. Soñar con esa casa ideal nos provoca placer y las pantallas son solo el medio. Son fábricas de sueños”, explica Ubieto.

Esos sueños explican también el aumento de descargas de aplicaciones que enseñan, por ejemplo, a cuidar de un jardín del que la mayoría de la gente no dispone. “Todos hemos sufrido un corte en las rutinas y, aunque en un momento la tendencia es pensar que nos quedamos vacíos, la gente acostumbra a buscarse la vida con los recursos que tiene a su alcance”, explica Natalia Cantó, socióloga y profesora de los estudios de artes y humanidades de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC). No es lo mismo vivir en una casa con porche y piscina que en un piso. Cuando se producen descargas de juegos como ‘huertos o ‘jardinería’ responden a una necesidad o deseo que no está cubierto. “Es sano y normal descargarse apps que simulan estar al aire libre cuando estás encerrado en cuatro paredes. Responden a la necesidad de distraerse, hacer algo con sentido con tu tiempo y añadir cierta comodidad si parece que estás haciendo algo en el exterior”, concluye Cantó.

 

Lee más: https://retina.elpais.com/retina/2020/05/22/innovacion/1590166284_948911.html

Así se hará permanente el teletrabajo: la solución laboral de urgencia por el Covid-19

Toda crisis trae una oportunidad. Incluso la del Covid-19, una pandemia que asola el mundo y que ha sido especialmente virulenta en España. En estos dos meses, el virus ha obligado a cambiar los usos y costumbres de la población, también los laborales. El teletrabajo, de ser una costumbre marginal, se ha convertido en una necesidad en las empresas españolas que ha llegado para quedarse. ¿Está preparado nuestro país para este paso?

Lo cierto es que la base de la que parte el teletrabajo en España es pobre. Según Eurostat, solo el 7,5% de los ocupados españoles practica su jornada laboral de forma telemática, mientras que la media de la Unión Europea es del 13,5%. Y a pesar de que año a año España ha ido mejorando en este ámbito, siempre lo ha hecho por debajo de la media continental.

Es decir, que el potencial de teletrabajo que tiene nuestro país ha estado prácticamente inexplorado hasta el Covid-19. De hecho, según un reciente informe del Banco de España, el 30,6% de los españoles podría trabajar desde su casa. Y esta proporción se multiplica por dos, hasta el 60%, si se trata de las ocupaciones cualificadas.

Y la productividad no tiene por qué verse dañada, sino más bien potenciada. Así lo indican los estudios al respecto, que apuntan a un incremento de la productividad importante, de al menos el 13% según el propio Banco de España.

Eso sí: Para ello el trabajador tiene que estar dotado de herramientas tecnológicas suficientes y todo depende del sector y el tipo de trabajo. Mientras que el empleo telemático apunta a ser positivo para trabajos creativos, en el caso de las tareas urgentes y complejas puede ser incluso perjudicial.

 

Leer más: https://www.elespanol.com/invertia/economia/empleo/20200517/hara-permanente-teletrabajo-solucion-laboral-urgencia-covid-19/490451379_0.html

Renta 2019: cómo rebajar la factura fiscal con las operaciones en Bolsa

El 1 de abril, y pese al estado de alarma que vive España a consecuencia de la crisis del coronavirus comenzó la campaña para la presentación de la Renta 2019. El periodo para presentar la declaración de la Renta y Patrimonio correspondiente al pasado ejercicio se extiende hasta el 30 de  junio pero el margen para cuadrar la factura fiscal ya concluyó. No es posible aplicar fórmulas como las de aflorar minusvalías con las que rebajar el coste fiscal por las plusvalías obtenidas, ni efectuar aportaciones al plan de pensiones, que recortan directamente la base imponible del contribuyente con un límite de 8.000 euros o hasta el 30% de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas.

Una de las pocas vías para reducir el pago de impuestos es optimizar el cómputo de ganancias y pérdidas patrimoniales. Las operaciones financieras, en todo caso, tienen distintas fórmulas de imposición, algo a lo que debe estar atento el contribuyente. No tributan igual la venta de acciones, bonos o el rescate de un fondo o plan de pensiones. Se consideran rendimientos de capital mobiliario la venta de bonos, letras o dividendos, mientras se registrarían como ganancias o pérdidas patrimoniales por la venta de acciones, divisas, fondos de inversión o inmuebles

A diferencia de 2018, un ejercicio que fue pésimo para inversión financiera en toda clase de activos, 2019 fue un año mucho más fructífero con ganancias en productos conservadores y otros activos de mayor riesgo como la renta variable. El año pasado el Ibex 35 avanzó un 11,82%, su mejor ejercicio desde 2013. Aun así, eventuales las pérdidas sufridas en 2018 pueden servir para compensar lo ganado en los ejercicios 2019 y los dos siguientes.

Los saldos positivos y negativos se pueden compensar con los rendimientos del capital mobiliario y éstos, a su vez, con las ganancias y pérdidas patrimoniales. En un principio se procede a compensar entre sí los saldos positivos y negativos de los rendimientos obtenidos del capital mobiliario el pasado ejercicio. Una vez realizada esta operación persisten un saldo negativo este se puede compensar con el saldo positivo de las ganancias y pérdidas patrimoniales, con un tope del 25%. Pudiendo si aún existe una balanza negativa proceder a compensarla en los próximos cuatro años.

En el caso de las pérdidas patrimoniales estas pueden compensarse con las ganancias patrimoniales de ese ejercicio. En el caso de que se obtenga un resultado negativo este se puede equilibrar con el balance positivo de los rendimientos del capital mobiliario con un límite del 25% y con la posibilidad de repetir la operación en los próximos cuatro años su el saldo sigue siendo negativo.

Impuestos

En cuanto a las inversiones en Bolsa, que diferenciar varios aspectos. Por un lado está el dinero percibido en conceptos de dividendos, que tributan en la base del ahorro que corresponde a la casilla 029 de la declaración de la Renta 2019 a completar hasta el próximo 30 de junio. La reforma fiscal de 2015 puso fin a la exención fiscal de los primeros 1.500 euros cobrados en conceptos de dividendos. En la campaña de la renta actual los primeros 6.000 euros en concepto de ganancia pagan un impuesto del 19%. De 6.000 euros a 44.000 euros en concepto de ganancias el gravamen asciende a 21% y superados los 50.000 euros el tipo impositivo alcanza el 23%. En el caso de los scrip dividends, una forma de retribución muy extendida entre las empresas permite cobrar el pago en acciones. Su tributación se difiere hasta la venta de las acciones recibidas como premio a la fidelidad del accionista o la venta de los derechos de suscripción preferente.

Además de los dividendos, hay que tener en cuenta las operaciones efectuadas con la compra y venta de acciones, que tributan como ganancias o pérdidas patrimoniales. Solo las acciones negociadas en los mercados oficiles se circunscriben como ganancias y pérdidas patrimoniales y se deberá pagará cuando se procede a la venta de las mismas ya sea como ganancia o pérdida patrimonial por la diferencia entre el precio de adquisición y de venta.

En caso de ganancia, los impuestos a pagar funcionan como en el caso de los dividendos. los primeros 6.000 euros en concepto de ganancia pagan un impuesto del 19%. De 6.000 euros a 44.000 euros en concepto de ganancias el gravamen asciende a 21% y superados los 50.000 euros el tipo impositivo alcanza el 23%. En caso de pérdida, esta se puede compensar con el dinero logrado con otras operaciones o productos como los fondos de inversión. Para rebajar la factura fiscal y en referencia a la compensación de pérdidas y ganancias de ejercicios previos a 2019 se pueden imputar pérdidas de hasta 2015 y que no se hayan empleado hasta este momento para ese objetivo.

Otro producto a tener en cuenta son los ETF o fondos cotizados, que cuentan con una fiscalidad diferente a la de los fondos de inversión. Estos tributan en la declaración como las acciones y su información debe apuntarse en la casilla 327. Computan en la base del ahorro como ganancia o pérdida patrimonial y los impuestos van como en el caso de las acciones desde el 19% hasta los 6.000 y el 23% para ganancias superiores a 50.000 euros. Las cuantías que oscilan entre los 6.000 y 50.000 euros pagan el 21%.

 

Leer más: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/04/06/midinero/1586195221_445215.html

Mascarillas falsas llenan tiendas y farmacias: cómo saber si la tuya lo es y qué riesgo tienen

Cómo saber si la tuya es falsa

Vale, sabiendo esto, ¿cómo podemos saber si las nuestras cumplen, o al menos conocer a qué nos enfrentamos? Pues la clave está en mirar etiquetados y pedir siempre certificados y homologaciones. Al menos, así lo explican expertos como Gil o Del Caño. Para que sea más sencillo, aquí van modelo a modelo.

Higiénicas

Es muy difícil que sean falsas, ya que no necesitan de homologación ni características específicas. Es cierto que debemos fijarnos en la calidad del tejido y cuantas más garantías nos den mejor para todos, pero no corres el riesgo de enfrentarte a un problema que no esperabas. No te fíes, eso sí, de los que dicen que son higiénicas pero con tejido FFP2 o que dan garantía FFP2 pero no están homologadas, pues eso no existe. FFP2 no es un tejido o un nivel de protección, es una homologación que incluye diferentes puntos, como el tipo de material, el etiquetado, la protección, el diseño o la propia homologación oficial.

Quirúrgicas

El modelo más común. Como decimos, es un producto sanitario, por lo que se vende en farmacias o centros que cuenten con la licencia para productos sanitarios. Estos centros deben garantizar que el producto cumple con toda la reglamentación al venderse en muchos casos por unidades sueltas que no llevan toda la documentación. En la caja, debe incluirse el marcado CE, dar el nombre del fabricante, el tipo de mascarilla y la norma UNE EN 14683. Aunque durante esta crisis se ha autorizado la venta de este producto sin marcado CE, deben cumplir el resto de requisitos, y será la AEMPS la que garantizará que los cumplen.

FFP

Son las más caras, complejas de fabricar y por tanto las más falsificadas. Siguen una reglamentación muy especial basada en los riesgos laborales y es fácil encontrar posibles problemas en su etiquetado. Vamos a verlo con detalle.

Se rigen por el Reglamento UE 2016/425 y la norma EN149:2001+A1:2009. Deben cumplir con esta normativa e indicarla para poder garantizar su autenticidad, además, deben contar con el visto bueno de un análisis realizado por un organismo notificado de la UE. En España hay varios, y esta homologación es uno de los aspectos más falsificados por los vendedores que no cuentan con la certificación.

En cuanto a lo que tienen que incluir en el producto, hay numerosos aspectos. Debe aparecer el nombre de la empresa o el modelo del respirador, el marcado CE (salvo que cumpla con alguna de las excepciones concretas recogidas en este BOE del 23 de abril) y los cuatro números del organismo notificado que se colocan junto al CE. Es cierto que con la crisis han empezado a aparecer otras mascarillas con denominación equivalente, pero hay que tener cuidado con ellas. Podemos encontrarnos con mascarillas como las KN95, NIOSH N95, pero una señal de que son falsas es que vengan con doble etiquetado como FFP2 y KN95 o doble reglamentación.

Por último, hay que estar atentos a dos detalles importantes. Si dicen que la mascarilla es lavable, tiene que ser necesariamente de tela, el resto de tejidos no aguantan el mojado, pues pierden sus características de filtrado y se deterioran. Si dicen que es reutilizable pero no viene una R junto al FFP, no es reutilizable. La mayoría de las mascarillas reutilizables son una estructura de plástico a la que se le van cambiando los filtros homologados.

 

Leer más: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2020-05-18/mascarillas-falsas-ffp2-farmacia-tienda-normativa_2593679/

Así tienes que estirar la espalda durante el confinamiento para evitar problemas

El confinamiento está provocando en buena parte de la población una reducción en la actividad física diaria. Esto unido al teletrabajo, a los deberes que muchos padres tienen que hacer con los niños o la cuarentena que han tenido que mantener algunas personas que han sufrido el virus ha provocado que los males de espaldas estén aumentando de forma considerable.

Si ya por sí mismo, aproximadamente el 80% de las personas tiene mal de espaldas al largo de su vida, en estas circunstancias que estamos viviendo, la situación es encara muy preocupante. Si los dolores son muy fuertes, es aconsejable ir a un especialista, pero a casa se pueden realizar algunos estiramientos que pueden ayudar a prevenir y paliar el dolor. Estos son algunos de los más aconsejados.

Estiramientos de cuello
Sirven para liberar tensión en la parte superior de los hombros. Una buena manera consiste a posarse derecho, con las piernas separadas a la altura del ancho de las caderas. Se dejan caer los brazos hacia los lados. Después, se inclina el jefe hacia la derecha, probando de tocar la oreja derecha con el hombro derecho. A continuación, hacia el lado izquierdo, manteniendo la posición durante 10 segundos. Se pueden repetir de dos a tres veces.

Giros de hombros
De pie, con las piernas separadas según el ancho de las caderas, mover los hombros hacia atrás, estrechando los omoplatos. Esperar unos según, descansar y después mover los brazos estirados hacia delante, sintiendo el estiramiento a la parte posterior de los hombros. Repetir 10 veces.

El estiramiento del giro establecido
Consiste a sentarse derecho, con la espalda recta y el jefe en posición neutral. Las piernas pueden permanecer cruzadas o rectas y se tiene que girar lentamente hacia el lado izquierdo colocando la mano derecha en el exterior de la rodilla izquierda y colocar la mano izquierda detrás de la espalda. Mantener durante 20-30 segundos, volver al centro y repetir hacia el otro lado. Repetir tres o cuatro veces.

El gato
Primero se *reconzen manso y rodillas a tierra, con las manos a la altura de los hombros y las rodillas bajo de las caderas. Con el jefe mirando hacia abajo, hay que elevar la espalda, arqueándola, sin desenganchar las manos mientras se baja lo cabe y se mete el abdomen para adentro. Mantener la posición durante 10 segundos aguantando la respiración y después volver a la posición inicial mientras se expulsa el aire.

Rodilla en el pecho
Tumbado de espaldas, doblar las rodillas, manteniendo los pies planos a tierra. Con ambas manos, coger una rodilla y llevarlo hasta el pecho, aguantando cinco segundos y haciendo fuerza con los abdominales al mismo tiempo que se presiona la columna contra el suelo. Repetir con la otra pierna y hacer dos o tres veces con cada una de ellas.

Rotaciones
Acostarse en el suelo con las rodillas dobladas y los pies apoyados. Mantener los hombros apoyados firmemente y girar suavemente las rodillas dobladas hacia un lado. Mantener la posición durante 5–10 segundos. Volver a la posición inicial y hacerlo hacia el otro lado. Repetir 2-3 veces a cada lado dos veces en el día.

 

Leer más: https://www.elnacional.cat/ca/salut/estirar-esquena-durant-confinament-evitar-problemes_503781_102.html