El ambiente también debe de ser el adecuado. Si tenéis la suerte de tener jardín o una terracita espaciosa, organizad la fiesta allí. Podéis ambientaros con un poco de música, o simplemente optar por la conversación. No os olvidéis de la decoración típica de San Juan: unas cuantas guirnaldas y confeti aportarán un toque de diversión, y a vuestros invitados de bien seguro que les hace gracia. Estad atentos a sus reacciones, y si notáis que necesitan alguna cosa, hacedlo saber. Procurad que se sientan cómodos en todo momento y a gusto con la situación. Así que animad el ambiente, ¡que es San Juan!

 

La noche de San Juan es una de las noches más especiales y veraniegas del año, y somos muchos los que organizamos una cena con nuestros seres queridos. Sea con amigos, con la familia o incluso con compañeros de trabajo, os damos las claves para ser el perfecto anfitrión y triunfar en la cena. ¡Tomad nota!

 

Una vez tengáis a vuestros invitados confirmados, es importante saber qué menú ofrecerles. Desde platos tradicionales españoles, hasta comida de fusión o platos más internacionales, hay que escoger un menú que puede gustar a la mayoría de los invitados. Intenta adelantar en la medida de lo posible tus platos, de forma que cuando tus invitados hayan llegado, esté casi todo hecho. Recuerda enfriar las bebidas y que haya variedad de opciones. Para San Juan, os recomendamos un buen vino o sangría casera. 

 

Aunque seáis mayorcitos, también podéis comprar petardos para la hora del postre. ¿A quién no le gusta volver a su infancia y pasárselo bien? Si no, siempre podéis optar por organizaros vuestra fiesta de San Juan en casa, con una piñata incluida u otros juegos para pasar la noche. Imprescindible comer la coca de San Juan, una delicia ideal para acompañar con un poco de cava.

¡Feliz San Juan!

 

Fuente: http://www.nosotros.com/