¿Cómo alinear la mente con nuestros objetivos?

Para alcanzar las metas no basta solo con desearlo, pues es necesario abonar el terreno de la mente y mantenernos conectados con nuestro interior para eliminar barreras limitantes y enfocarnos en las capacidades que poseemos o podemos desarrollar para hacer de ese deseo una realidad.

Sí, leerlo es fácil, pero la gran pregunta es…

¿Cómo lograrlo?

En primer lugar, recuerda que todo comienza en la mente, ya que es esta quien le da forma a nuestros pensamientos. Por eso es tan importante nutrirla para que se mantenga en sintonía con aquello que deseamos materializar.

A continuación te daré una serie de pasos que te ayudarán a alinear los pensamientos que forma tu mente con las metas que te propongas:

1. Detente

El ajetreo del día a día y la rutina en la que solemos caer (algunas veces de forma inevitable) hacen que terminemos con una dinámica similar a la de un hámster corriendo en la rueda.

Y cuando “corremos en la rueda”, estamos viviendo en automático, a un ritmo que no se encuentra alineado con los objetivos y la razón de esto es que, aunque realicemos todas las actividades, no estamos conscientes de nuestras acciones y por ende, no prestamos atención al momento presente. Esto genera estrés, ansiedad y en algunos casos depresión.

El secreto y primer paso para “bajar de la rueda” y hacer que la mente trabaje en función de nuestras metas está literalmente en detenerse; en hacer una pausa, mirar alrededor y preguntarnos si estamos realmente conscientes del aquí y el ahora.

¡Para! Para y realiza una respiración profunda, inhalando, exhalando y dejando que la serenidad llegue a tu mente. Esto es muy importante porque así alejarás distracciones y fijarás tu atención en lo que debes hacer para acercarte a tu meta.

2. Escucha el silencio

El silencio es algo que muchos evitan y es justamente escuchando el silencio que podrás reconectar con tu ser.

Tener momentos de silencio genera una conexión consciente con nuestro interior, lo cual hace que obtengamos mayor claridad para percibir con sabiduría todo lo que nos rodea y escuchar lo que la mente nos dice. Esto no solo nos permite sentirnos bien con nosotros mismos, sino también desenvolvernos y expresarnos eficientemente.

Anular el ruido del exterior para escuchar el silencio en nuestro interior es una habilidad que debemos fortalecer para captar el mensaje del subconsciente.

3. Identifica lo que te limita

Al conectar con nuestro interior podemos indagar dentro de nosotros mismos para descubrir lo que nos bloquea, conocer aquello que nos paraliza e identificar creencias limitantes que nos alejan de lo que deseamos y nos separan de la plenitud que implica el simple hecho de ser.

Descubrir y trabajar estas debilidades son pasos significativos cuando se quiere alcanzar objetivos, siempre teniendo en cuenta que: todo comienza en la mente y que es en nuestro interior donde encontraremos todas las respuestas que buscamos y muchas veces creemos que se encuentran afuera.

4. Ten en cuenta tu esencia

Somos seres completos y a lo largo de nuestra existencia, hemos adquirido los valores que hoy en día nos definen y bajo los cuales realizamos nuestros actos.

Tener claro quiénes somos, lo que queremos y hacia dónde vamos nos mantiene ubicados en la dirección correcta y sobre todo, nos ayuda a dejar de lado conceptos errados y patrones poco enriquecedores.

Así mismo, prestar atención plena a nuestras capacidades nos permite seguir cultivando nuestra esencia para conservar el enfoque y el equilibrio necesarios para vivir de forma consciente.

5. ¡Hora de actuar!

Los pasos anteriores son importantes, pero este es clave, pues te acercará al cumplimiento de tus metas. No olvides que todo proyecto de vida solo se convierte en realidad a través de la acción, es decir, haciendo lo necesario para conseguir aquello que se desea alcanzar.

Por otro lado, debes tener en cuenta que no se trata de hacer las cosas rápido, sino de marchar de forma consciente y desde el agradecimiento en dirección al cumplimento de las metas. De esta manera estarás fluyendo en función del reflejo de tus pensamientos, aquellos que han sido creados por una mente que se mantiene atenta a las necesidades de tu ser.

Ten presente que sin acción, las metas son solo un cúmulo de deseos y palabras y que es a través de la mente consciente que podrás dirigir tu atención hacia su logro, sin importar su tamaño o su grado de dificultad.

Alinear la mente con nuestros objetivos es algo que depende únicamente de nosotros, porque toda acción viene dada por una decisión y estas a su vez provienen del pensamiento. Por eso es tan importante dedicar el tiempo necesario para trabajar en nuestra mente y entender que a través de ella podemos diseñar y construir la vida que queremos.

 

Leer más: https://psicologiaymente.com/coach/como-alinear-mente-con-objetivos