Cómo anular una transferencia bancaria

Los plazos para cancelar una transferencia o hacer una devolución dependen de la modalidad de transferencia realizada.

En el supuesto de que el error en la transferencia haya tenido lugar a través del servicio ‘online’, el procedimiento ideal es el de contactar con inmediatez con el gestor personal que cada cliente tiene asignado por la entidad bancaria antes de que la operación se haya ejecutado en firme. En cualquiera de los casos anteriores, y en aras de facilitar la gestión para anular la transferencia, se deben facilitar todos los datos posibles de la operación.

Transferencias a una cuenta de otro banco distinto al origen:

La anulación de una transferencia a una cuenta de otro banco distinto al de origen dispone desde 2012 con un plazo máximo de un día hábil en el caso de las transferencias electrónicas y de dos días laborables para aquellas que se han realizado desde una oficina bancaria. Hay que tener en consideración que cada entidad cuenta con la denominada ‘hora de corte’. La operación se puede anular en el mismo día sólo si la transferencia no se ha enviado todavía al intercambio; en BBVA hay varios procesos de envío durante el día por lo que no se puede asegurar una ‘hora de corte’ exacta al cliente.

Cuando no se llega a tiempo para anular la transferencia, lo ideal es solicitar al gestor personal que inicie un proceso para que solicite a la otra entidad bancaria la reversión de la operación, de acuerdo al procedimiento interbancario acordado en el SNCE (Sistema Nacional de Compensación Electrónica) . El plazo legal para solicitarlo es de 10 días. Aun así, y para que se pueda desandar el camino con éxito, es imprescindible que el beneficiario autorice a su banco revertir la transferencia.

Transferencias entre dos cuentas de la misma entidad:

Si la transferencia se trata de un traspaso o, lo que es lo mismo, es una operación entre dos cuentas de la misma entidad bancaria, la operación será efectiva de manera inmediata y por lo tanto no podrá revertirse y deberá contar con el visto bueno del beneficiario. En este caso, se recomienda ponerse en contacto con quien haya recibido el importe de la transferencia y acordar la manera más adecuada para ambas partes para que el receptor devuelva al emisor la cantidad transferida por error. En el supuesto de que no se disponga de los datos suficientes para poder ponerse en contacto con el beneficiario indeseado, la participación del gestor personal bancario puede ser un elemento decisivo para contactar con la otra parte, al tratarse de un cliente de la misma entidad.

Como último recurso, para los casos en los que no exista voluntad por parte del beneficiario de revertir la operación, el emisor de la transferencia siempre tiene a su disposición acogerse a la vía judicial. Si la cantidad en cuestión es igual o mayor a 400 euros, el beneficiario que se niegue a devolver el importe de la transferencia errónea se arriesga a ser condenado por apropiación indebida y a una pena de entre tres y seis meses según recoge el Código Penal.

Transferencia inmediata:

Asimismo, hay que señalar que desde noviembre de 2017 se ha ido implantando en el sistema bancario europeo la modalidad de transferencia inmediata. Es una vía para hacer llegar al instante al beneficiario el importe transferido y que no cuenta con la posibilidad de anular la transferencia debido a que queda completada en tan solo 10 segundos. Sin embargo, es posible solicitar su devolución a la otra entidad por los mismos motivos que las transferencias ordinarias o urgentes.

Leer más: https://www.bbva.com/es/como-anular-una-transferencia-bancaria/?utm_source=FB&utm_medium=referral-Paid&utm_campaign=alw-on-es&fbclid=IwAR0BWF1_p_GOSmLmcxUQPiUrECA5siHFZRK619yVuBvVlygwOWxAmgGQ8Go

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *