Cómo es el contrato mercantil de los autónomos

Un contrato mercantil para autónomos es un documento que firma el trabajador junto con la empresa a la que prestará servicio. En él queda figurado cómo se desarrollará la labor profesional y cuándo se procederá al pago de los servicios prestados.

No obstante, expertos de Getquipu ponen de manifiesto que para que pueda suscribirse un contrato mercantil es necesario que ambas partes puedan contratar legalmente. La relación laboral será diferente a la de un contrato laboral, ya que tanto el autónomo como la empresa actuarán de manera independiente.

Entre las características de este tipo de contratos destaca el hecho de que el autónomo debe estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social. Además, será el propio trabajador por cuenta propia el que abone las cotizaciones sociales.

En los contratos mercantiles no existe la nómina como tal. Esto quiere decir que las transacciones que se realicen entre el autónomo y la empresa deben estar registradas mediante una factura con IVA y su correspondiente retención del IRPF.

Indemnización del autónomo

En cuanto a los medios de trabajo, el trabajador autónomo debe disponer de sus propios medios. Esto quiere decir que la empresa no proveerá al empleado de ordenador ni de cualquier otro material para realizar su actividad debido a que la empresa contrata a un trabajador externo para llevar a cabo una labor determinada.

Asimismo, un contrato mercantil debe incluir la identidad de cada una de las partes. Debe aparecer el nombre o razón social de la empresa que contrata y del autónomo, así como el domicilio fiscal donde desarrollan las actividades laborales. En el contrato deberán estar perfectamente descritos los servicios que presta el autónomo, así como la forma de pago y cuándo se va a realizar el pago por los servicios prestados.

 

Leer más: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2022/11/13/autonomos/1668328321_520415.html