Cómo sustituir el plástico en nuestra vida

Los hábitos van cambiando poco a poco

Poco a poco ya nos vamos concienciando de la importancia de restringir el uso del plástico en nuestra vida cotidiana y, en el caso concreto de España, la obligación de cobrar las bolsas de plástico ha hecho que muchas familias modifiquen sus hábitos y empiecen a acudir al supermercado con sus bolsas reutilizables, pero aún nos queda un largo camino por recorrer. ¿Por dónde empezamos?

Reducir, reutilizar, reciclar

Como siempre las 3R son la clave, y además hay que hacerlo por orden de importancia: primero reducir, reducir y reducir. Comprar menos, consumir menos, prescindir de los objetos superfluos.

Alternativas

Muchos fabricantes ya se han dado cuenta de que la lucha contra el plástico es imparable, y por suerte hoy día contamos en el mercado con un montón de alternativas que nos facilitan la tarea de reducir nuestro consumo de plástico.

Fiambrera de metal

Como alternativa al tradicional táper de plástico, podemos usar fiambreras de vidrio. Sin embargo, estas son poco prácticas a la hora del transporte, ya que pesan y se pueden romper.

Porta bocadillos reutilizable

Una alternativa divertida y ecológica al film transparente y al papel de aluminio. En el mercado ya hay muchos modelos, para niños y mayores, y suelen ser lavables y plegables. ¡Hasta sirven de mantel!

Cubertería de bambú

Seguimos de picnic, y esta vez vamos a sustituir los cubiertos desechables por una vajilla de bambú, que es muy resistente se puede lavar sin problema.

Pajitas de papel

En muchos casos, podemos prescindir totalmente de beber con pajitas, pero hay en otras ocasiones en las que necesitaremos este utensilio, bien por necesidad (por ejemplo tras una operación en la boca, o si tenemos problemas de movilidad), o bien por diversión (una fiesta infantil, en la preparación de cócteles…).

 

Leer más: https://www.muyinteresante.es/innovacion/fotos/ideas-para-sustituir-el-plastico-en-nuestra-vida-cotidiana

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *