Consejos de verano…¡10 tips para pasar un buen verano!

1. ¡HIDRÁTATE BIEN!

Mantenerse hidratados es fundamental, siendo el agua la bebida de preferencia. El exceso de calor y sudoración propios del verano hacen más frecuentes los casos de deshidratación, lo que es muy peligroso especialmente en niños y ancianos.

2. DIETA NATURAL Y VARIADA.

Llevar una alimentación sana y variada, en cantidades adecuadas, garantiza ingerir todos los nutrientes necesarios. Trata de elegir los alimentos frescos y de temporada que vengan directamente de la tierra , evitando todo tipo de procesado con largas listas de ingredientes. Los alimentos reales no necesitan una lista de ingredientes porque ello mismos son el ingrediente.

3. COME FRUTAS Y VERDURAS.

En esta época del año apetecen mucho los alimentos frescos. Por eso, da rienda suelta a tu imaginación y combina las verduras y hortalizas dando color a tus platos.

Consume 3 frutas al día (mejor en piezas enteras) y 2 raciones diarias de verduras crudas y cocinadas.

4. CEREALES INTEGRALES.

Consume a diario productos elaborados con cereales integrales por su mayor aporte de fibra, vitaminas y minerales. Es imprescindible para regular el tránsito intestinal en estos meses de vacaciones.

5. MODERA EL CONSUMO DE LOS HELADOS.

En verano nadie puede resistirse a comerse un rico helado. Por eso te proponemos que los hagas caseros y con poco azúcar. Es tan fácil como triturar la fruta madura que quieras con agua, leche o yogur desnatado y congelar durante unas horas. ¡Será tu postre ideal!

6. EVITA EL ALCOHOL Y MODERA LOS REFRESCOS AUNQUE SEAN LIGHT.

Las bebidas con alcohol deshidratan y no aportan ningún nutriente a tu organismo. Los refrescos light tampoco, por muy light que sean. Cuanto menos, mejor.

7. NO OLVIDES NINGUNA COMIDA.

Durante el verano, realiza siempre cinco comidas diarias evitando largos periodos de tiempo (no más de 4 horas) entre una y otra.

8. EXTREMA LA HIGIENE Y MANTÉN LA CADENA DE FRÍO.

Es imprescindible cumplir las normas básicas de higiene alimentaria (lavarse las manos antes de manipular los alimentos y mantener limpias todas las superficies y utensilios a emplear) así como vigilar y mantener la cadena de frío de los productos refrigerados y congelados evitando la proliferación de microorganismos. Estos dos motivos suelen ser las principales causas de las intoxicaciones alimentarias durante la época veraniega.

9. REALIZA EJERCICIO.

Intercalar una actividad física cardiovascular con ejercicios de resistencia o tonificación varias veces a la semana es una fórmula efectiva para mantenerse sano.

10. CUIDA EL DESCANSO.

Dormir entre 6-8 horas diarias es imprescindible para un buen descanso y un correcto funcionamiento del organismo. ¡Carga tus pilas!

 

 

http://www.inacua.com/blog/10-tips-para-pasar-un-buen-verano/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *