Os recordamos que el Impuesto sobre el Patrimonio sigue vigente y su plazo de presentación, cualquiera que sea su resultado (a ingresar o negativo) finaliza el 30 de junio de 2017.

Reducción por mínimo exento

Si la Comunidad Autónoma no hubiese regulado el mínimo exento, la base imponible se reducirá en 700.000 euros.

Os detallamos las Comunidades Autónomas que lo regulan diferente:

  • Aragón: el importe del mínimo exento se fija en 400.000 euros.
  • Cataluña: el importe del mínimo exento se fija en 500.000 euros.
  • Extremadura: con carácter general, el importe del mínimo exento se fija en 500.000 euros. No obstante, para los contribuyentes con discapacidad física, psíquica o sensorial, se establecen los siguientes importes de mínimo exento, en función de su grado de discapacidad:
    1. 600.000 euros, si el grado de discapacidad fuera igual o superior al 33 e inferior al 50 por 100.
    2. 700.000 euros, si el grado de discapacidad fuera igual o superior al 50 e inferior al 65 por 100.
    3. 800.000 de euros, si el grado de discapacidad fuera igual o superior al 65 por 100.
  • Comunitat Valenciana: Con carácter general, el importe del mínimo exento se fija en 600.000 euros. No obstante, para los contribuyentes con discapacidad psíquica, con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento, y para contribuyentes con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad igual o superior al 65 por ciento, el importe del mínimo exento se eleva a 1.000.000 euros.

Obligados

Están obligados a presentar la declaración de 2016 los contribuyentes que se encuentren en alguna de las siguientes circunstancias:

  • Si su cuota tributaria, una vez aplicadas las deducciones o bonificaciones que procedan, resulta a ingresar, teniendo en cuenta que están exentos
  • Si el valor de sus bienes y derechos (incluyendo los bienes exentos y sin descontar deudas, cargas o gravámenes) resulta superior a 2.000.000 euros.

Fuente: AEAT