Unas 61.000 empresas deberán conectarse a la Agencia Tributaria para cumplir con el nuevo sistema SII.

La asistencia al contribuyente y la mejora en el control tributario son los principales objetivos del Suministro Inmediato de Información (SII), que afectará a unas 61.000 empresas a partir del próximo 1 de julio de 2017, y cuya entrada en vigor se traducirá en un mayor rigor en el tratamiento de la información, así como la simplificación de las obligaciones formales y la rapidez en las devoluciones.

Obligatoriedad del Sistema SII

Para cumplir con ello, las empresas españolas que están obligadas al SII deberán contar con una solución de software que permita la comunicación en tiempo real con la Agencia Tributaria, y sus equipos financieros y de contabilidad deberán re evaluar sus operativas, sistemas y procedimientos internos de facturación de forma que aseguren su correcta implantación y puedan cumplir adecuadamente con esta nueva normativa.

“La entrada en vigor del SII supone un cambio no solo a nivel operativo sino también a nivel tecnológico. Es una oportunidad para mejorar la gestión de la empresa y revisar nuestros procesos internos, de tal manera que las empresas automaticen la gestión”, explica Manuel Domínguez, Country Sales Manager de PHC Software España.

En la primera etapa, es importante que las empresas se familiaricen con este nuevo sistema de gestión telemática del IVA, mantengan​ la contabilidad al día y empiecen a registrar las facturas en un menor plazo de tiempo para “entrenar” al equipo responsable de cara a la entrada en vigor del SII, el día 1 de julio.

Principales ventajas para la Agencia Tributaria

Bartolomé Borrego, vocal de Nuevas Tecnologías en la AEAT en Andalucía, Ceuta y Melilla, ha explicado que, encuadrado dentro de los servicios de asistencia al contribuyente, la Agencia Tributaria ha contemplado:

Simplificación de las obligaciones formales, es decir la reducción de las cargas indirectas al suprimirse la presentación de los modelos 347 (operaciones con terceras personas), 340 (libros registo), y 390 (resumen anual del IVA); así como la eliminación de los libros de registro del IVA, que a partir de ahora se generarán automáticamente en la sede electrónica de la AEAT.

Contraste de datos declarados, mediante la obtención de los datos fiscales a efectos de IVA, lo que se traducirá en una reducción de los errores en el cumplimiento de las obligaciones formales y en las propias declaraciones.

Ampliación del plazo en 10 días de la presentación e ingreso de las auto-liquidaciones del IVA.

“Gracias a este nuevo sistema, la Agencia Tributaria mejorará el control tributario de las operaciones realizadas entre empresas y también con consumidores finales, anticipándose a la información, comprobándola de manera selectiva, rápida y de forma automatizada, lo que contribuirá a la agilización de las devoluciones, ya que se tendrá la información en tiempo real”, añadió Borrego.

 

Fuente:
http://cronicaglobal.elespanol.com/ecoonomia/politica-ecoonomia/control-empresas-en-tiempo-real-en-al-hacienda-espanola_73616_102.html?utm_source=Facebook&utm_medium=Social&utm_content=Post