¿Siempre se quejan de que eres muy distraído? No te preocupes, no es tan malo como parece.

Un estudio reciente en el campo de las neurocienciasdetectó que las personas que dicen ser muy distraídas tienen una gran capacidad de recordar más cosas y que, además, poseen más neuronas que aquellos que no se distraen.

La explicación sugiere que quienes tienen más neuronas son más distraídos porque capturan más mensajes y pueden adaptarse más rápido a ciertos estímulos y momentos.

Una persona distraída es capaz de atender varios elementos a la vez y esto puede lograr que el cerebro se adapte a diversas situaciones de peligro o de alerta lo que, bien controlado, podría llevarte a ser más productivo.

Las partes del cerebro responsables de este comportamiento son la corteza prefrontal, la corteza temporal y la corteza occipital; es decir, aquellas que tienen mayor número de neuronas.

Así que el consejo es aprender a llevar toda tu atención a las tareas que necesitas cumplir y aprovechar al máximo el potencial de las células cerebrales que tienes de más.

Con un manejo adecuado, lo que parece negativo, puede convertirse en una ventaja en tu vida diaria, sobre todo, dentro de la esfera profesional.

 

Fuente: dineroenimagen.com