Hace tiempo que se puso en práctica la solicitud de autorización para el cobro de recibos a nuestros clientes, si no dispone de dicha autorización, los clientes tienen un plazo de devolución de sus recibos de 13 meses.

Le recordamos el contenido de dicha autorización:

Recuerda:

La autorización debe estar firmada en soporte papel.

Hay que conservar dicha autorización de los clientes con los que suelas trabajar y de los que ya no son clientes habituales, durante un plazo de 14 meses desde el giro del último recibo.

También ten en cuenta que la autorización debe estar firmada en lo últimos 35 meses cuando empiece a girar el primer recibo, así que vigila cuando un cliente te cambie la forma de pago de, por ejemplo, transferencia a giro bancario.

Como consejo:

Revisa las autorizaciones de domiciliación que tiene tu empresa y comprueba si alguna de ellas no cumple con los requisitos comentados, para poder volver a pedir que te firme otra antes de girarle un recibo.

 

Equipo Incrementa