El ‘lío’ de los gastos hipotecarios

El Tribunal Supremo, en su sentencia del 16 de octubre pasado, ha considerado que el sujeto pasivo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que grava las hipotecas es el prestamista, declarando nula la norma reglamentaria que establecía que el sujeto pasivo era el prestatario.

¿Qué efectos tiene la sentencia del jueves?

La sentencia de la Sección Segunda de Sala Tercera anula el artículo 68 del Reglamento y establece que el impuesto recae sobre el banco. Esta sentencia es firme y se aplica sobre el caso que juzga, pero no es doctrina mientras no haya un segundo fallo que diga lo mismo.

¿Qué dijo el primer comunicado?

El presidente de la Sala Tercera, Luis María Díez-Picazo, dijo que el Pleno iba a elegir algún recurso pendiente para decidir cuál iba a ser la doctrina, con lo que abrió la puerta a que se fallara en contra y volviera a la doctrina anterior.

¿Qué dice el segundo comunicado?

El presidente del TS, Carlos Lesmes, subraya que la sentencia es firme, que no la puede revisar el Supremo y que tiene efectos sobre el recurrente y respecto a la anulación del artículo del Reglamento. Detalla que los mismos magistrados, la Sección Segunda de la Sala, han dictado otros dos fallos sobre lo mismo y de las mismas partes, con lo que sugiere que ya hay doctrina, y que será la que establece la sentencia hecha pública. Lesmes convoca Pleno el 5 de noviembre; cabe deducir que para decidir si hay retroactividad. El Constitucional ha reducido la retroactividad en sus fallos.

Aún sin saber cómo acabará todo, todo apunta a que si finalmente se ratifica que el criterio de la sentencia del 16 de noviembre es la que se va a seguir, podrán reclamar dicho importe aquellos que ya formalizaron un préstamo hipotecario y no haga más de 4 años que pagaron el correspondiente AJD.

Si de aquí al 5 de noviembre va a hacer más de 4 años que tuvo que pagar dicho impuesto solicite la devolución de dicho impuesto.

 

Artículo completo: http://www.expansion.com/empresas/banca/2018/10/23/5bce1ddde2704e2d3f8b46e1.html

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *