El nuevo cheque guardería

Son muchas las dudas que surgen antes esta nueva deducción que surge de los Presupuestos de 2018 y está en vigor desde el 1 de enero del pasado año.

En resumen, el cheque guardería en el IRPF permite a las madres trabajadoras deducir hasta 1000 euros en su declaración de renta por gastos de escolarización de niños de hasta 3 años de edad.

¿Y quienes son las madres trabajadoras que se pueden aplicar esta deducción?

Aquellas mujeres con hijos menores de 3 años con derecho al mínimo familiar por descendiente, que realicen una actividad por cuenta propia o ajena, y que estén dadas de alta en el correspondiente régimen de la Seguridad Social o mutualidad alternativa.

¿Por lo tanto qué requisitos son necesarios para aplicar el cheque guardería?

Ser madre trabadora y cumplir los requisitos anteriormente comentados y satisfacer en el período impositivo gastos de custodia del hijo menor de tres años en guarderías o centros de educación infantil autorizados.

¿Qué son los gastos de custodia?

Se consideran para este fin; la prescripción y matrícula de dichos menores, la asistencia en horario general y ampliado, y la alimentación.

Siempre que se hayan producido por meses completos y no tuvieran la consideración de rendimientos del trabajo en especie exentos.

¿Qué pasa si el menor cumple 3 años antes de qué acabe el ejercicio de guardería?

En el ejercicio en el que el hijo cumpla 3 años, podrá aplicarse la deducción hasta el mes anterior a aquél en el que pueda comenzar el segundo ciclo de educación infantil. Con un ejemplo se entenderá mejor; si tu hijo cumple los 3 años en abril podrás aplicar la deducción por el cheque guardería hasta agosto, siempre y cuando, está claro, hayas satisfecho gastos de custodia por mes completo hasta agosto. En septiembre comenzaría el segundo ciclo de educación infantil.

¿Cuantía del cheque?

El importe máximo de la deducción es de 1000 euros anuales (83,33 euros mensuales). Se aplicará proporcionalmente al número de meses en que se cumplan los requisitos exigidos.

A considerar los siguientes límites, ojo!!! se acogerán a la menor de estas cantidades;

  • Las cotizaciones a la Seguridad social y Mutualidades devengadas en cada período con posterioridad al nacimiento o adopción.
  • El importe total del gasto efectivo no subvencionado pagado en dicho período a la guardería o centro educativo en relación con ese hijo.

Pongamos un ejemplo;

Imaginemos que tenemos una cotización a la seguridad social de 75€ en el mes de abril, y ese mes se han pagado 200€ de gastos de custodia a la guardería. La deducción del mes de abril sería de 75€, no de 83,33€, ya que cómo máximo te devolverán 83,33€ siempre y cuando las cantidades pagadas de Seguridad Social y de guardería sean superiores a 83,33€, si son menores, se devolverá la menor entre las dos cantidades satisfechas.

¿Cuándo se solicita?

Sólo se podrá solicitar cuando se presente la declaración de RENTA 2018, es decir, no se puede solicitar de manera anticipada. Es compatible con la deducción por maternidad, es más, si tienes derecho a la deducción por maternidad, seguro que tienes derecho al cheque guardería. Pero a diferencia de esta, el cheque guardería no se puede cobrar por anticipado.

Es la guardería o centros de educación infantil autorizados quienes deberán presentar una declaración informativa a Hacienda. El contribuyente no ha de hacer nada, simplemente, en la declaración de la renta solicitará su devolución.

¿Dudas que se plantean?

En la deducción por maternidad las cuotas que se pagan a la Seguridad Social para aplicarse la deducción son acumulativas, es decir que si un mes pagas 90€ y otro 120€ a la Seguridad Social, como la suma de los dos meses es de 210€, tienes derecho a que te devuelvan 100€ por cada mes, es decir, 200€. ¿Se me plantea la duda si en la deducción por el cheque guardería funcionará igual? Tendría sentido que funcionara igual que la deducción por maternidad, veremos a ver qué dice hacienda…

¿Si se paga la guardería entre el padre y la madre, a la madre le cuenta que paga la mitad?

Ni mucho menos, la madre se puede seguir deduciendo toda la deducción, es más, el padre no tiene derecho a aplicarse esta deducción, y uno de los requisitos es que la madre tenga los hijos escolarizados y que estos se paguen, pero en ningún momento habla de la procedencia de estos pagos, solo que tienen que estar pagados.

¿El padre se la podría aplicar?

Pues a mi parecer no, en ningún caso, incluso aunque este estipulado en un convenio regulador que el padre se hace cargo de estos gastos, es más, iría más lejos, creo que en este caso tan extremo, aún así, la madre trabajadora tendría derecho a aplicarse la deducción y no el padre.  Me arriesgo demasiado, lo sé, a ver cómo lo desarrolla hacienda…, os mantendré informados.

 

Artículo: Jose Gomez