Estimación indirecta (o cuando la administración te calcula tus impuestos)

La Base Imponible, según explica el artículo 50 de la Ley General Tributaria, es la magnitud dineraria o de otra naturaleza que resulta de la medición o valoración del hecho imponible. Además, establece que dicha base imponible de los impuestos podrá determinarse por los tres métodos siguientes:

  • Estimación directa.
  • Estimación objetiva.
  • Estimación indirecta.

En este artículo nos centraremos en el método número 3, la ESTIMACIÓN INDIRECTA.

¿En qué consiste el método de Estimación Indirecta?

Según el artículo 53 de la Ley General Tributaria (Ley 58/2003, de 17 de diciembre), el método de estimación indirecta se aplica cuando la Administración tributaria no puede disponer de los datos necesarios para la determinación completa de la base imponible como consecuencia de alguna de las siguientes circunstancias:

  • Falta de presentación de declaraciones o presentación de declaraciones incompletas o inexactas.
  • Resistencia, obstrucción, excusa o negativa a la actuación inspectora.
  • Incumplimiento sustancial de las obligaciones contables o registrales.
  • Desaparición o destrucción, aun por causa de fuerza mayor, de los libros y registros contables o de los justificantes de las operaciones anotadas en los mismos.

Así, cuando concurra alguna de las circunstancias anteriores, la Administración puede estimar de forma indirecta los rendimientos de tu actividad, aunque eso sí, la estimación debe aproximarse lo máximo posible al rendimiento neto que se habría fijado de recurrir a alguno de los otros regímenes de determinación de las rentas.

Para ello, la Administración, puede utilizar cualquiera de los siguientes medios o de varios de ellos conjuntamente:

  • Aplicación de los datos y antecedentes disponibles que sean relevantes al efecto.
  • Utilización de aquellos elementos que indirectamente acrediten la existencia de los bienes y de las rentas, así como de los ingresos, ventas, costes y rendimientos que sean normales en el respectivo sector económico, atendidas las dimensiones de las unidades productivas o familiares que deban compararse en términos tributarios.
  • Valoración de las magnitudes, índices, módulos o datos que concurran en los respectivos obligados tributarios, según los datos o antecedentes que se posean de supuestos similares o equivalentes.

Según nos dice el artículo 158 de la Ley General Tributaria, cuando resulte aplicable el método de estimación indirecta, la Inspección de los tributos acompañará a las actas incoadas para regularizar la situación tributaria de los obligados tributarios un informe razonado sobre:

  • Las causas determinantes de la aplicación del método de estimación indirecta.
  • La situación de la contabilidad y registros obligatorios del obligado tributario.
  • La justificación de los medios elegidos para la determinación de las bases, rendimientos o cuotas.
  • Los cálculos y estimaciones efectuados en virtud de los medios elegidos.

Dicho artículo de la Ley General Tributaria, también nos dice que los datos y antecedentes utilizados para la aplicación del método de estimación indirecta pueden proceder de cualquiera de las siguientes fuentes:

  • Los signos, índices y módulos establecidos para el método de estimación objetiva.
  • Los datos económicos y del proceso productivo obtenidos del propio obligado tributario. En esta línea, pueden utilizarse datos de ejercicios anteriores o posteriores al regularizado en los que disponga de información que se considere suficiente y fiable.

Cuando este método se aplique a la cuantificación de operaciones de características homogéneas del obligado tributario la inspección de los tributos podrá regularizarlas por muestreo. En concreto, la Administración podrá utilizar:

  • Los datos procedentes de estudios del sector efectuados por organismos públicos o por organizaciones privadas de acuerdo con técnicas estadísticas adecuadas, y que se refieran al periodo objeto de regularización.
  • Los datos de una muestra obtenida por los órganos de la Inspección sobre empresas, actividades o productos con características relevantes que sean análogas o similares a las del obligado tributario, y se refieran al mismo año.

Maria José Raya