Escribir un diario tiene sorprendentes beneficios: controlar la ansiedad, aumentar la inteligencia y hasta cambiar la morfología del cerebro.

Como personas de negocios, siempre estamos expuestos al estrés y ansiedad que genera tomar decisiones que afecten la vida de nuestros equipos y tener millones de ideas dándonos vueltas por la cabeza. Si no sabemos manejar estas sensaciones y pensamientos, nos podemos ahogar en ansiedad y desesperación. Por fortuna, los emprendedores modernos entendemos que la salud mental, física y emocional es un componente fundamental para hacer crecer nuestros negocios. Muchos optan por correr, otros por colorear y algunos más han descubierto técnicas poco convencionales como escuchar videos de ASMR. Yo elegí iniciar un journal.

Se trata de una práctica que cada vez más personas están adaptando a sus vidas. Se trata de llevar un cuaderno en el que día a día se plasman pensamientos, deseos, miedos y esperanzas. Es una especie de diario en el que, irónicamente, no tienes que escribir todos los días, si no cuando lo necesites.

Este método analógico tiene la ventaja de ser totalmente personalizable, con la única consigna de aprovechar al máximo el papel disponible. La idea es que tengas toda la información que  necesitas en un solo lugar y que puedas despertar tu lado creativo y hasta desconectarte del mundo al armar tu diario.

La técnica ha ido evolucionando par ser más atractiva visualmente y dar rienda suelta a la creatividad. Se trata de representar tus deseos, metas, proyecciones, sentimientos, meditaciones y todo lo que quieras (como películas vistas o libros leídos) de manera gráfica, ya sea con dibujos o tablas.

Muchos utilizan la técnica creada por el diseñador Ryder Carroll, quien dedicó varios años de su carrera a encontrar una manera de organizarse que le hiciera sentido y no fuera aburrida. Se basa en el rapid blogging, es decir, escribir de manera rápida y basada en íconos las cosas que tenemos pendientes. Permite analizar el pasado, organizar el presente y planear para el futuro. 

https://www.youtube.com/watch?v=fm15cmYU0IM#action=share

Parece complicado, pero una vez que ya fijaste tu índice y el primer mes de planeación, se vuelve muy sencillo.

Pero, ¿qué hace diferente a los journal de un diario o bitácora tradicional? La forma en la que se plasman los pensamientos. Escribir en un cuaderno por largos periodos de tiempo puede volverse tedioso y hacer que la práctica se deje. Usar dibujos, tablas, fotografías, frases, mapas mentales y demás materiales hace que la escritura fluya de manera más natural.

 

Artículo completo: https://www.entrepreneur.com/article/287007