Un juez ha anulado dos multas por un total de 31.500 euros impuestas en 2014 por la Generalitat a AirBnB, la plataforma de Internet que permite reservar alojamientos de particulares de todo el mundo, por entender que el alquiler de vivienda por parte de particulares no está regulado por ley. El juez argumenta, principalmente, que la ley catalana de turismo de 2002 no ampara estas multas y de que hay un “vacío normativo” respecto a la regulación de la llamada economía colaborativa. En la sentencia, dictada el pasado 29 de noviembre y contra la que cabe recurso de apelación, el juez argumenta que “ofrecer un sistema de comunicación virtual o digital a través de Internet no es propiamente el manejo o gestión o utilización de elementos, personas o bienes afectos a la explotación turística”, que es uno de los argumentos usados por la Generalitat para sostener que la ley catalana de turismo de 2002 amparaba estas multas a AirBnB.

 

Fuente: Síntesis Diaria