Más de mil ciudadanos ya han avisado al Ayuntamiento de Barcelona de la existencia de pisos turísticos ilegales en sus fincas a través del teléfono o del formulario e internet habilitado por el consistorio para tramitar estas denuncias. En concreto, el consistorio ha recibido hasta ahora “1.123 denuncias o avisos”, que luego tienen que ser contrastadas por los servicios de inspección. Esta es una de las medidas contempladas en el plan de choque para frenar los pisos turísticos ilegales en Barcelona.

Otra iniciativa impulsada por el Ayuntamiento ha sido el envío de una carta, que algunos barceloneses ya han recibido, pidiendo su “complicidad” para denunciar los pisos turísticos ilegales que “generan especulación, economía sumergida y puede dañar la convivencia”, recoge la misiva.

 

Fuente: Síntesis Diaria