Mediante el Modelo 145 comunicamos nuestros datos censales y personales con el fin de que nuestra retención en el recibo de salarios, sea conforme a nuestra verdadera situación familiar

El Modelo 145, se podría decir que es nuestro “contrato” con la Agencia Tributaria, el documento mediante el cual, comunicamos nuestros datos censales y personales con el fin de que nuestra retención en el recibo de salarios, sea conforme a nuestra verdadera situación familiar.

El Modelo 145, no tiene en sí grandes dificultades para su cumplimentación.

  • Una persona casada, con dos hijos, será situación familiar 3, y ha de indicar la fecha de nacimiento de los hijos en el lugar correspondiente.
  • Una persona casada, con dos hijos, y cuyo cónyuge no obtiene ingresos superiores a 1.500 euros ANUALES, habrá de indicar la situación familiar 2.
  • Una persona soltera, separada o divorciada legalmente, qué tenga hijos a su cargo, habrá de indicar la situación familiar 1. He aquí uno de los errores más habituales, ya que muchas personas, al leer “Soltero” indican la situación 1, situación exclusiva para personas que además tienen hijos a su cargo.
  • Perceptor soltero, sin hijos a cargo, situación familiar 3.

Conviene recalcar, que además, en el caso de Incapacidades, Minusvalías, etc. también hay opción de información de dichos casos, que serán además, muy relevantes en el cálculo del impuesto.

Es muy importante también, saber que la casilla de minoración de IRPF por estar sujeto a una hipoteca, actúa minorando en un 2% lineal el porcentaje de retención del recibo de salarios, cantidad, que actúa como “a cuenta” al realizar la declaración de la renta del ejercicio correspondiente.

 

Fuente: cec