La labor de inspección y prevención de la Agencia Tributaria española en Cataluña finalizó el año pasado con una recaudación de 2.643 millones de euros, un 24% más que en el 2015. La cifra, que representa un nuevo récord en la lucha contra el fraude, se obtuvo gracias a los controles llevados a cabo sobre profesionales, sociedades y los socios que las integran, según fuentes de la Agencia Tributaria. En los dos últimos ejercicios, Hacienda ha llevado a cabo en Cataluña 600 investigaciones anuales sobre la actividad de profesionales. En el ámbito de la empresa se practicaron 380 inspecciones. Lo que buscaba el fisco era a contribuyentes que utilizaban empresas para pagar menos impuestos. Cataluña dispone en la Delegación Especial de la AEAT de un equipo específico de investigación sobre la actuación de las grandes fortunas de la comunidad en relación con el IRPF o el impuesto de patrimonio.

 

Fuente: Síntesis Diaria