La regla del 40%: ¿Cómo seguir adelante cuando crees que no puedes más?

Hay días en los que podemos con todo, y hay días en los que todo nos puede. Hay momentos en la vida en los cuales parece imposible seguir adelante. En esos momentos nos parece que nuestras reservas de energía y esperanzas se han agotado por completo y el más mínimo paso nos parece una tarea titánica. Sin embargo, antes de tirar la toalla definitivamente, puedes hacer un último esfuerzo poniendo en práctica la regla del 40%.

El muro de los 30 kilómetros nos enseña el valor de la resistencia psicológica

Quienes han corrido alguna vez una maratón probablemente conocen “el muro de los 30 kilómetros”. De hecho, la mayoría de los corredores se detienen en este punto en su primer maratón y son incapaces de ir más allá.

El patrón suele repetirse: todo va bien durante la carrera hasta que de repente al corredor le sobreviene un enorme cansancio. En este punto las piernas no le responden, siente que su cuerpo pesa varios kilos más y la mente le dice «¡basta!».

Este fenómeno se debe a que nuestro cuerpo tiene una reserva calórica de glucógeno que se termina aproximadamente a los 30 kilómetros de la carrera. Entonces entra en juego el entrenamiento psicológico, el poder de la mente.

Sin embargo, cuando el corredor logra sobrepasar esa barrera, tiene grandes probabilidades de terminar la maratón. En la vida cotidiana también llegamos a ciertos puntos en los cuales nos parece que tenemos ante nosotros una barrera infranqueable, creemos que nos han abandonado las fuerzas y que no podremos seguir adelante. Generalmente se trata tan solo de una barrera psicológica.

La regla del 40%

Newt Gingrich, un político estadounidense, dijo que “la perseverancia es el trabajo duro que haces después del trabajo duro que ya has hecho”. Se trata de una frase genial porque captura la esencia de la perseverancia y la determinación.

En este sentido, es interesante la regla del 40% que siguen los NAVY Seal, quienes son famosos por su exigente entrenamiento físico que a menudo los lleva al límite de sus fuerzas. Según ellos, somos capaces de soportar mucho más de lo que pensamos y podemos llegar más lejos de lo que nos proponemos.

¿Cómo aplicar la regla del 40%?

El secreto radica en no centrarse en la meta final, no es necesario recordar cuántos kilómetros de la maratón nos faltan por recorrer porque ello nos agobiará, tan solo debemos centrarnos en dar los próximos pasos. De esta forma, poco a poco, iremos superando la barrera que nosotros mismos hemos creado.

En cierto punto descubrirás que la energía vuelve y retomarás el ritmo. Y cuando termines esa carrera, cuando superes la adversidad, habrás ganado una gran confianza en ti mismo, el tipo de confianza que se gana cuando hemos medido nuestras fuerzas y sabemos de qué somos capaces.

 

Leer más: https://www.rinconpsicologia.com/2016/04/la-regla-del-40-como-seguir-adelante.html?m=1

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *