La SUERTE sí existe… según la ciencia

Ni cruzar los dedos ni tocar madera funciona. Si quieres tener más suerte, la ciencia ha descubierto cómo conseguirlo. La suerte es una cuestión de actitud: ¿qué estás dispuesto a hacer hoy para que te sonría?

Amuletos, piedras de energía, trébol de 4 hojas, tocar madera, colores de velas, cruzar los dedos,… ¿Atraen a la suerte? Y, pasar por debajo de una escalera, el número 13, ver un gato negro, … ¿nos embrujan con un aura de mala suerte? La respuesta es no.  Pero, cuidado, a cambio, la ciencia parece haber descubierto cómo atraer la suerte.

Claves de la suerte

Según Wiseman, existen cuatro claves para atraer a la suerte (y ojo, queremos hacer una distinción entre suerte y azar; el azar sería, por ejemplo, que nos tocara la lotería. Nuestro único margen de maniobra es comprar un décimo). La suerte es un concepto mucho más amplio, depende de nosotros en mayor medida que el azar:

Maximiza tus oportunidades

Tiene lógica, ¿no? Si nos encerramos en casa, ¿cuántas cosas emocionantes y cuántas oportunidades de cambiar nuestra vida podríamos tener? No parece que muchas, ¿verdad?

Richard asegura que “la gente afortunada actúa sobre las oportunidades que encuentra en su vida; intenta, empieza de a poco con un sinfín de proyectos y basa su aprendizaje en la interacción; al contrario de los desafortunados, que sufren de parálisis por análisis”.

Escucha tus corazonadas

La gente afortunada actúa según sus intuiciones en muchas áreas de sus vidas.

Casi el 90% de las personas afortunadas dijo que confiaba en su intuición cuando se trataba de relaciones personales, y casi el 80% aseguró que esta jugó un papel vital en su carrera y en sus decisiones financieras.

Espera la buena fortuna

Así de simple, hay que ser optimista. Tendremos mayor probabilidad de probar cosas nuevas, tomar las oportunidades y lograr el éxito si creemos que todo saldrá bien. La magia está en que cuando pensamos que las cosas saldrán bien, perseveramos. Y cuando somos resistentes, brindamos más posibilidades que trabajan en nuestro favor.

Cuando las cosas se ponen difíciles tenemos dos opciones: doblegarnos o seguir adelante. La gente afortunada es resistente. Recuerdo haber hablado con una persona que había caído por las escaleras y se había roto la pierna. Le dije: apuesto a que no te consideras tan afortunado ahora; sin embargo, dijo que en su última visita al hospital conoció a una enfermera y se enamoraron. Ahora los dos están felizmente casados. Él sólo se limitó a decir: “fue lo mejor que me ha pasado”, comentó Wiseman.

A su juicio, solo el 10% de nuestra existencia es aleatoria, el 90% restante se define por cómo afrontemos lo que nos ocurre. Por tanto, estas son buenas noticias. Si queremos tener más suerte, tenemos que comenzar con nosotros mismos, con pensar de un modo más amable.

 

Leer más:  https://lamenteesmaravillosa.com/la-suerte-si-existe-segun-la-ciencia/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *