La teoría de bajar impuestos para recaudar más

Arthur Laffer escribió que llegado un punto en que los impuestos son tan altos, los contribuyentes consideran inaceptable cumplir con los tributos y la recaudación se reduce, muchas veces generando economía sumergida. En esa misma teoría se deja entrever que una bajada de impuestos no tiene por qué ir unida a una reducción en la recaudación. Quizá el mejor ejemplo de esto es lo que ha sucedido en el Reino Unido con su Impuesto de Sociedades. De hecho, tras reducir el tipo general del gravamen empresarial del 28% al 19% -que será del 17% el próximo año- la recaudación ha aumentado un 17%.

El nuevo estudio de la Red Floridablanca vuelve a confirmar esta teoría. Este think tank ha estudiado el nivel de recaudación con respecto al esfuerzo fiscal que realizan los contribuyentes. Mide el esfuerzo fiscal y no la presión fiscal porque este primer indicador relaciona la presión fiscal con el PIB per cápita y pone en contexto el verdadero esfuerzo de los contribuyentes.

Irlanda es el que menos esfuerzo fiscal soporta sin embargo, su recaudación supera los 12.500 euros per cápita, consiguiendo recaudar más que Reino Unido, Italia y, por supuesto, más que España y el doble que Portugal y Grecia.

«Un nivel alto de impuestos sólo abarata el coste de defraudar, ya que la evasión fiscal se vuelve más atractivacuánto más altas son las cuotas a pagar. Desde un punto de vista puramente macroeconómico los impuestos condicionan negativamente la inversión privada, la creación de empleo y el consumo, lo que en última instancia lleva aparejado una menor capacidad recaudatoria.», señala Javier Vidueira de la Red Floridablanca.

 

Leer más: https://www.libremercado.com/2018-10-16/irlanda-recauda-casi-el-doble-que-espana-con-tres-veces-menos-de-presion-fiscal-1276626323/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *