Las diferencias entre un Leasing y un Renting

Aunque ambos contratos son arrendamientos financieros, son formas de alquiler a largo plazo, la finalidad y los servicios que ofrecen son distintos.

En el caso del Leasing: el empresario o profesional acude a una entidad financiera para obtener financiación para adquirir un bien afecto a su actividad económica. El banco adquiere el bien y lo alquila con opción de compra al empresario o profesional. El pago de la cuota incluye recuperación del capital, intereses e IVA y el pago de las cuotas es irrevocable

En el caso del Renting: es un contrato de alquiler sin opción a compra, pero incluye el seguro, mantenimiento e impuestos, ofrece un servicio integral, al empresario o profesional paga algo más pero tiene externalizado el riesgo del activo. Es un producto financiero pensado para no adquirir el bien, la idea es ir sustituyendo el activo.

Al finalizar el contrato:
En el Leasing, cuando expira el contrato se dan tres posibilidades:
1- que se devuelva el activo
2- que se prorrogue el contrato
3- que se haga efectiva la opción de compra.

En el Renting hay dos alternativas:
1- que se devuelva el activo
2- que se prorrogue la duración del contrato.

Al ver estos dos productos financieros nos da lugar a poder hablar de dos tipos de arrendamientos: arrendamientos financieros y arrendamientos operativos.

Arrendamientos financieros: es un tipo de arrendamiento en el que se transfieren sustancialmente todos los riesgos y beneficios inherentes a la propiedad del activo. La propiedad del mismo, en su casi, puede o no ser transferida.

Implica que el arrendatario reconoce el bien como un activo y las deudas como un pasivo; mientras que el arrendador contabiliza una venta del bien y un derecho de cobro aplazado.

Arrendamiento operativo: es cualquier acuerdo de arrendamiento distinto al arrendamiento financiero.

Implica que el arrendatario registra un gasto, no hay activo ni deudas; mientras que el propietario mantiene el bien en contabilidad, lo amortiza y se imputa un ingreso como arrendamientos.

 

Maria Carrasco