Las razones por las que deberías ponerte a hacer ejercicios hipopresivos

Los hipopresivos son un tipo de ejercicios destinados a mejorar el estado del llamado suelo pélvico, compuesto por músculos y ligamentos de la parte inferior de la cavidad abdominal que sostienen los llamados órganos pélvicos como la vagina, la vejiga o el recto. Lo cierto es que no son nuevos, de hecho en el yoga se utilizan técnicas hipopresivas desde hace miles de años, con el objetivo de fortalecer los músculos respiratorios y la movilidad diafragmática. En los años 70, algunos culturistas como Arnold Schwarzenegger, comenzaron a utilizarla para reducir el tamaño de su cintura y aumentar los músculos torácicos.

Pero fue en los años 80 cuando se desarrolló la técnica que está tan de moda en la actualidad. Fue el doctor Marcel Caufriez quién los comenzó a utilizar para las mujeres en la recuperación posparto, sobre todo aquellas que sufrían de prolapso de órganos pélvicos e incontinencia.

Consisten en un conjunto de posturas enlazadas en secuencias que provocan que la faja abdominal se contraiga de modo reflejo. Una vez adoptada la postura se realiza una espiración forzada, llamada apnea hipopresiva, en la que se retiene la respiración y se usan los músculos intercostales para crear un movimiento inspiratorio de la caja torácica mientras que el músculo abdominal permanece relajado.

Hay muchas investigaciones que demuestran la eficacia de estos ejercicios. Por ejemplo, un estudio llevado a cabo en la Universidad de Alcalá de Henares, comparó los efectos de un programa de ejercicio hipopresivo de ocho semanas con los de un programa de entrenamiento individualizado de los músculos del suelo pélvico y con una combinación de ambos. Participaron 94 mujeres y al finalizar la investigación se concluyó que todas ellas redujeron sus síntomas, mejoraron su calidad de vida y aumentaron su tono basal del suelo pélvico.

Es importante destacar que la disfunción del suelo pélvico se asocia con incontinencia urinaria, prolapso de órganos pélvicos, incontinencia anal y disfunción sexual. Estas condiciones son crónicas y están asociadas con una menor calidad de vida, así como de bienestar físico, social y mental. Los estudios de prevalencia sugieren que entre el 23% y el 46% de las mujeres lo experimentan, con factores de riesgo como la edad avanzada, embarazo, parto instrumentado, peso corporal elevado, tos crónica y la realización repetida de esfuerzos físicos que cargan el suelo pélvico.

El estudio concluyó que los hipopresivos produjeron la activación neuromuscular del suelo pélvico y los músculos abdominales, aumentaron el grosor del músculo elevador del ano y el tono basal, lo que redujo la incontenencia urinaria y mejoró su vida sexual. Además, una mayor adherencia a largo plazo al programa de ejercicios.

Pero no son solo ejercicios para las mujeres. En el caso de los hombres, mejora los síntomas de aquellos que han sido operados de la próstata. También reduce la incontinencia urinaria y la posibilidad de sufrir disfunción eréctil, además de mejorar la postura del cuerpo.

 

Leer más: https://www.elnacional.cat/es/salud/razones-deberias-ponerte-ejercicios-hipopresivos_572931_102.html