Lo que los bancos informan a Hacienda…

Por todos es sabido, que Hacienda tiene la información a través de los datos que obliga a declarar a terceros sobre los contribuyentes.

Las entidades bancarias tienen la obligación de informar a Hacienda sobre diversos datos. Por ejemplo, cada mes de enero deben presentar el modelo 196, en el que facilitan información sobre las cuentas y depósitos a plazo fijo existentes.

Entre otros datos, en dicho modelo facilitan a la Administración Tributaria la siguiente información:

  • Los titulares de las cuentas y las personas autorizadas a disponer de ellas, así como el saldo existente a 31 de diciembre y el saldo medio del último trimestre del año.
  • Los intereses satisfechos y las retenciones practicadas con relación a dichas cuentas.
  • Asimismo, los bancos también informan sobre el volumen total de entradas y salidas de cada cuenta.

Una vez recibida esta información, Hacienda compara dicha información con los importes declarados en el IVA, y puede iniciar procedimientos de comprobación o visitas sorpresa a aquellas empresas en las que detecte discrepancias significativas.

Ponemos un ejemplo:

Si el total de ingresos (entradas) que tu empresa tuvo en las cuentas bancarias durante el año 2017 subió a 970.000 euros, y el de pagos (salidas) a 560.00 euros. Y en dicho año declaraste una base de IVA repercutido de 500.000 euros (lo que supondría unas ventas con IVA de 605.000 euros) y una base de IVA soportado de 450.000 (lo que supondría unas salidas teóricas con IVA de 544.500 euros), Hacienda puede considerar “sospechosas” estas diferencias e iniciar una comprobación para determinar si las declaraciones de IVA son correctas.

Tenerlo todo bien documentado:

Si hay diferencias entre los movimientos bancarios y los datos declarados en el IVA, recopila los documentos que las justifiquen por si Hacienda te pide explicaciones.

Fuente: Indicator