Hoy seguimos con las leyendas urbanas creadas en torno a la Declaración de la Renta:

¡Si tienes más de dos pagadores, te saldrá a pagar seguro!

Pues depende, aunque tengas más de un pagador, si las retenciones están bien hechas, no tiene por qué salirte a pagar. Si que es verdad, qué si una o varias empresas para las que has trabajado te han retenido el mínimo, el 2%, a ser un contrato temporal, hay muchas posibilidades de que te toque pagar, pero habrá que ver también si existen otras circunstancias que puedan minorar la cantidad a pagar. Incluso es posible que no se tuviese que hacer la declaración por no estar obligado.

¡Solo tengo obligación de hacer la declaración si he ganado más de 22000!

Falso, en cada contribuyente hay que ver no solo el importe de sus rendimientos sino el tipo de rendimientos que ha recibido y las condiciones en las que lo ha hecho. Por ejemplo, recibir intereses por depósitos bancarios por importe a 1600€ es uno de los casos que también obliga a hacer su declaración.

¡Si estoy en paro no tengo que declarar y además me saldrá a pagar!

Pues tampoco es así, aunque cobrando el paro es casi imposible que se lleguen a los 22000, existen otras rentas, cuya obtención podrían ocasionar que estuvieras obligado, por ejemplo; si has trabajado el mismo año que has cobrado el paro, el límite obligatorio para declarar se situará en 12000 euros, así que es probable, qué si se supera el límite, hayas de hacer la declaración.

Y si te sale a pagar o no, pues dependerá de si tienes obligación o no, y de las circunstancias personales de cada contribuyente.

Los niños y los pensionistas no tienen obligación de declarar.

Error. La declaración de la renta se hace en función del nivel de rentas de cada ciudadano sin importar para ello la edad del declarante. Otra cosa es qué en función del nivel de rentas del menor, esté obligado a hacer su declaración.

 

Firmado: José Gómez