La batalla judicial de Miguel, multado por Hacienda (8.300€) por gastar poca luz.

El TSJM de Madrid ha abierto una investigación. El fisco argumenta que este contribuyente no puede hacerse deducciones por vivienda habitual en su renta porque consume poca energía.

Miguel X. R, 34 años, vecino del municipio madrileño de Getafe y empleado público, tuvo que presentar el pasado mes de julio un contencioso en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) harto ya de que la Agencia Tributaria le sancione… por gastar poca luz. “Es insólito. La Administración está cometiendo mala praxis, y lo sabe. No hay ninguna ley que regule cuánta luz se debe consumir en un domicilio”. La pesadilla comenzó para Miguel cuando el departamento que dirige Cristóbal Montoro empezó a reclamarle las deducciones disfrutadas en varios ejercicios de la renta en el capítulo de ‘vivienda habitual’, deducciones que según Hacienda no debería haber tenido porque el consumo eléctrico de su casa es tan bajo que no puede ser su residencia ‘habitual’.

Hacienda ya ha recuperado esas deducciones, la de los ejercicios 2013 (que incluye parte del de 2012), 2014 y 2015, más de 5.500 euros, y encima le reclama ahora multas por valor de 2.767 euros. “En total 8.361 euros, más los intereses legales. Supongo que también me reclamarán las deducciones del ejercicio 2016, porque yo me he seguido aplicando la deducción por vivienda habitual. Por dos razones, porque donde vivo es mi residencia habitual y porque Hacienda, siempre que hago la declaración de la renta, me permite aplicarme esas deducciones. Algo que es incongruente. Me deja hacerlo y luego me sanciona”.

Hacienda llamó a la puerta de Miguel el 30 de junio de 2016. Un correo certificado le exigía la devolución de 2.950 euros por las deducciones de 2013 (y parte de 2012), ya que el fisco entendía que la vivienda que se compró en abril de 2012 tras pagar 66.000 euros no era su residencia habitual. Para defender sus argumentos Hacienda recurrió al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), que establece un consumo medio de energía por hogar y año de 10.521 kilovatios, de los que 3.757 kilovatios corresponden al consumo de luz. Como el consumo de José Miguel había sido de 125 kilovatios un año y de 354 kilovatios otro, la Agencia Tributaria lo tenía claro.

“El artículo 54 del Reglamento del IRPF, donde se defiende el concepto de vivienda habitual, se exige que la vivienda sea habitada de manera efectiva y con carácter permanente, en un plazo no superior a doce meses, contados desde la fecha de adquisición, y que, constituya su residencia durante un plazo continuado de al menos tres años. No se producen consumos suficientes para que el inmueble por el que practica deducción sea habitado de manera permanente, sino ocasional”, rezaba el escrito de la Agencia Tributaria.

Miguel ha presentado una demanda donde ha pedido que me devuelvan de nuevo las deducciones, más de 5.500 euros. Miguel se ha tomado su defensa en serio. Ha presentado más de 1.500 folios en las distintas alegaciones presentadas, primero en la sede territorial de la Agencia Tributaria (que las desestimó) y luego ante el Tribunal Económico Administrativo Regional (TEAR), su órgano superior.

Miguel ha acudido a la justicia porque estaba indefenso. Hacienda fue incapaz de decirle qué documentos necesita para acreditar que su casa es su residencia habitual. Además, según los cálculos de hacienda debería gastar más de 200 euros al mes de luz para acreditar que es su vivienda habitual a lo cual dice que viviendo solo es una barbaridad.

 

Si quieres leer más…
https://www.elconfidencial.com/espana/madrid/2017-09-24/soldado-getafe-hacienda-luz-multas_1448014/