Por debajo de 15.000-18.000 euros se tributa muy poco. Por encima de 90.000 hay muy pocos contribuyentes.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) está siendo uno de los temas de moda de este comienzo de verano. Y no por la finalización de la campaña de la renta de 2016, aunque también. Hay noticias sobre problemas con Hacienda de contribuyentes muy destacados, un techo de gasto que se basa en estimaciones de ingresos fiscales muy optimistas y los primeros datos sobre la recaudación en este primer semestre 2017, que marcha mejor de lo previsto. Y para rematarlo, el Gobierno se tenía que plegar a las exigencias de Ciudadanos y anunciar una reforma en el impuesto para el próximo año que implicará que aquellas personas que ganen por debajo de 14.000 euros anuales no pagarán ni un euro en IRPF.

Pero no sólo de noticias vive el hombre. También están las estadísticas. Y la semana pasada se publicaba una muy relevante, que quizás ha pasado algo desapercibida entre tantos titulares. Hablamos de las cifras de declarantes del IRPF que todos los años por estas fechas sube a su web la Agencia Tributaria. Son datos de 2015, eso es cierto, pero pueden servir para poner en contexto muchas otras de esas noticias.

 

img-article-1

 

En el documento vemos que hay más de 7.000 personas en España que declaran unos ingresos superiores a los 600.000 euros anuales. Y en el extremo opuesto, 2,3 millones de contribuyentes con ingresos para esta base general inferiores a los 1.500 euros. Entre medias, el resto de los 19,5 millones de declarantes del impuesto, que se concentran fundamentalmente en los tramos intermedios: de 6.000 a 60.000 euros. Lo previsible.

Junto a este informe, el Ministerio de Hacienda pública otros estudios sobre el IRPF que también pueden servir para hacernos una idea de quién paga impuestos en España, con todas las implicaciones que eso tiene. Para saber qué implican las rebajas limitadas a un determinado grupo de contribuyentes: como en el acuerdo Gobierno-Cs, que cifra en 2.000 millones de euros el coste, sumando esta rebaja y el aumento de las deducciones por natalidad y dependientes a cargo. También para calcular si es posible cumplir con esas promesas de gasto público que se incluyen en los programas de todos los partidos y que nos aseguran que se financiarán subiendo impuestos sólo a los ricos. En ambos casos hay que tener cuidado: ¿es posible cuadrar todas esas cifras?

 

Sigue leyendo… http://www.libremercado.com/2017-07-13/ni-ricos-ni-pobres-la-clase-media-soporta-el-70-de-la-recaudacion-del-irpf-1276602803/