Un estudio europeo reciente lo confirma, y argumenta que sobrepasar estas horas diarias de trabajo aumenta el riesgo de padecer enfermedades coronarias.

Se han estudiado a más de 6000 trabajadores en Londres durante 11 años, mujeres y hombres de entre 39 y 61 años.

La sorpresa fue encontrar que el riesgo de enfermedad coronaria (del corazón) era hasta 60% mayor, en personas que trabajan de 3 a 4 horas más de las acostumbradas 7 a 8 horas de trabajo diario. El trabajar de 1 a 2 horas más al día no se encontró que causaba un riesgo mayor.

Las enfermedades del corazón que se encontraron con mayor frecuencia fueron enfermedades coronarias mortales, infartos del corazón no mortales, o angina de pecho (dolor en el pecho asociado a problemas de circulación coronaria). Esto se encontró como un factor independiente de los factores de riesgo tradicionales como sobrepeso, fumar y tener colesterol elevado. Por lo tanto los investigadores concluyeron que el trabajar más horas al día es un factor independiente y un riesgo adicional de sufrir enfermedades del corazón.

Este estudio sugiere un asociación entre el trabajar más horas y enfermedades del corazón. Y lo que se proponen ahora es estudiar la relación con la depresión y la diabetes. Los autores del artículo piensan que las personas que trabajan más tienen personalidad tipo A, es decir, que tienden a ser más agresivas, competitivas, con más depresión y ansiedad y duermen menos.

Otras explicaciones incluyen tener hipertensión arterial, que puede no encontrarse en chequeos de rutina y trabajar aun cuando la persona está enferma. El estrés de trabajar más horas es un factor de riesgo, y además podría ser causa de depresión.

 

Fuente: culturizando.com