Se acabaron las peleas… parejas de fin de semana

Parejas de fin de semana: un nuevo tipo de relaciones

No hablamos de aquellas escapadas románticas que se hacen en pareja los fines de semana y sirven para desconectar. Tampoco de las que se crean durante 48 horas y después se esfuman. Hablamos de las parejas de fin de semana, las que solamente se ven sábados y domingos. Pero eso de vivir como en una luna de miel permanente, ¿realmente funciona?

Normalmente, las personas que las forman se encuentran en un momento cumbre de su carrera profesional. Suelen tener entre 25 y 35 años y viajan con frecuencia. Al no tener demasiado tiempo los días laborables para dedicarle a su pareja, deciden verse con su compañero durante el fin de semana.

La recompensa de un sacrificio diario

Muchas relaciones fracasan por la distancia. Al no renovar la pasión y el cariño de manera continuada, los kilómetros terminan por hacer mella. Pero esto no sería un problema para aquellas relaciones que mantienen viva la llama de su amor, al menos durante el fin de semana. Saben que, esos dos días son por y para ellos. Y les sirven como recompensa de jornadas duras de trabajo.

Además, se echan de menos durante muchos días, por lo que sábado y domingo tienen tremendas ganas de verse. Eso hace que su fase de enamoramiento se alargue. Es decir, verse menos asiduamente hace que cada vez que se encuentren sientan que es como la primera vez. Sería una especie de flechazo constante que remarca los aspectos positivos de la relación.

Otra de sus ventajas es que, al tener tan poco tiempo para compartir con el otro, cada uno da lo mejor de sí mismo durante esos ratos. Por eso, no suelen perder el tiempo en discusiones absurdas. Atajan los conflictos, para aprovechar el tiempo al máximo. A su vez, esto permite que cada uno se centre en lo que le aporta el otro y en sus cualidades.

Los contras también son abundantes en las parejas de fin de semana

Hemos destacado antes que la distancia física es una de los grandes retos de cualquier noviazgo o matrimonio. Las parejas de fin de semana también pueden ser víctimas de ella. La inseguridad que se crea sin un contacto diario puede generar dudas y celos hacia el otro. Esto, alimentado de manera diaria, puede llegar a ser motivo de ruptura e incluso de infidelidad.

Cuanto más duradero, más fuerte

Aunque cantidad puede no ser sinónimo de calidad, en este caso, parece serlo. Cuantos más años de relación tenga una pareja, más fuerte serán sus vínculos y sus cimientos. Debido a ello, es menos probable que una relación se rompa por ladistancia, cuanto más tiempo lleven juntos.

Secretos del éxito en pareja

En cualquier caso, las parejas de fin de semana son una realidad. Nadie puede determinar la duración de una relación en base a cómo se han conocido o cuáles son los parámetros de la misma. Solo los miembros de la relación de pareja saben lo que se cocina en sus vidas.

 

Leer más: https://lamenteesmaravillosa.com/parejas-de-fin-de-semana-un-nuevo-tipo-de-relaciones/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *