Estamos a mediados de marzo: los socios están inmersos en los cierres de ejercicio de sus sociedades, puesto que como máximo, el próximo 31 de marzo, deben presentar ante la junta el presunto cierre final y el resultado del ejercicio para su posterior aplicación.

Para ello, estos socios deben tener en cuenta varios aspectos fundamentales antes de realizar el asiento de cierre. Los enumeramos a continuación, a modo de resumen:

 

  1. Amortizaciones àNormalmente, las empresas amortizan sus bienes el último día del ejercicio, así se amortiza el ejercicio entero, y cada año se realiza de manera lineal. Es cierto que hay amortizaciones distintas a estas, pero igualmente, a 31 de diciembre, deberemos comprobar que todos los bienes estén amortizados correctamente.
  2. Regularización de existencias àAunque hay muchas modalidades de recuento de existencias (mensual, trimestral, semestral, etc.), normalmente, para aquellas sociedades medianas y pequeñas que disponen de existencias, se suele realizar una vez al año, haciéndolo coincidir con el fin natural del ejercicio. En cualquier caso, al cierre, deben de existir, al menos, una regularización de la variación de existencias.
  3. Repaso de gastos deducibles àSiempre es necesario realizar un repaso general de todos los gastos incurridos en el ejercicio para determinar que están contabilizados de manera correcta puesto que existen gastos que no son deducibles fiscalmente en el ISS.
  4. Ajustes por diferencias fiscales àEste punto es de vital importancia, puesto que es posible que su empresa tenga diferencias entre su contabilidad y su fiscalidad: existen ciertos apuntes que no son deducibles contablemente, pero sí fiscalmente, y  a la inversa. En estos casos, debe realizar un cálculo de las diferencias e imputarlas en el ISS.
  5. Regularización de ISS àUna vez pasada toda la contabilidad y repasado los puntos antes mencionados, ya podemos proceder a realizar el último asiento antes del cierre, y es la regularización del ISS. Para ello hay que tener en cuenta la Base Imponible antes de impuestos, y las posibles bases negativas de ejercicios anteriores. Una vez tengamos realizado este asiento, ya podemos proceder a realizar el asiento de cierre.

 

Una vez realizado y presentado ante la junta directiva para proceder al cierre definitivo y su distribución del resultado, debemos presentar, como máximo hasta el 30 de abril, los Libros Oficiales ante el Registro Mercantil. Hay que tener en cuenta que los libros que se han de presentar obligatoriamente son los siguientes:

  1. Libro Diario
  2. Libro de Inventario y cuentas anuales
  3. Libro de Actas
  4. Libro de Socios

Para los dos primeros se necesitarán los asientos contables (diarios, mensuales o trimestrales) de todo el ejercicio, incluyendo la apertura y el cierre, los balances, y toda la información fiscal para poder confeccionar la memoria que se incluye dentro del Libro de Inventario y cuentas anuales.

Para los dos últimos, solo será necesario presentarlos si durante el ejercicio ha habido alguna modificación: por ejemplo, si su empresa durante el ejercicio no ha realizado ningún movimiento accionarial, no deberá presentar el Libro de Socios. Para estos dos libros, será necesario que el presentante disponga de toda la información de sus socios, tanto en materia de movimiento accionarial como de las juntas realizadas.

 

Una vez disponemos de toda la información, procederemos a confeccionar éstos libros en el formato oficial del Registro Mercantil, y se deberán presentar, como hemos dicho antes, antes del 30 de abril.

 

Si necesita ayuda para realizar este proceso final, puede ponerse en contacto con el equipo contable de nuestro despacho y ellos le asesoraran, y si necesita soporte para la confección y posterior presentación de los libros oficiales, puede ponerse en contacto con el equipo mercantil.

 

Leticia Diaz