Siete razones por las que deberías practicar boxeo

El boxeo es un deporte que ya se practicaba en la Antigua Grecia. De hecho, formaba parte de las disciplinas de los Juegos Olímpicos originales. Además, ha contado con millones de seguidores en todo el mundo y boxeadores legendarios han formado parte de la historia del deporte en general.

Pero además, en los últimos años, se ha convertido en una disciplina de moda en su versión con saco para aquellos que quieren mantenerse en forma, ganar masa muscular y otros beneficios como los que vamos a ver a continuación.

Mejora la salud cardiovascular

Las personas que practican boxeo deben tener la capacidad de realizar frecuentes episodios de actividad de alta intensidad durante una sesión, por lo tanto se puede encuadrar entre los de entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT), que se ha asociado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca como se recoge en esta investigación.

Ayuda a perder peso

Se ha demostrado que el entrenamiento de boxeo de alta intensidad disminuye la grasa corporal y mejora la composición corporal general más que otras actividades como caminar a paso ligero, como se recoge en este estudio. Una persona de 68 kg puede quemar entre 390 y 550 calorías en una sesión de 60 minutos, según el nivel de intensidad.

Aumenta la potencia muscular

Los golpes que se propinan al practicar boxeo involucran a todo el cuerpo, no sólo los brazos. Las extremidades inferiores empujan contra el suelo y los músculos centrales son una parte importante del movimiento.

Mejora el equilibrio

El boxeo es una actividad intensiva en movimiento. Implica un juego de pies coordinado, el desarrollo de estrategias de movimiento reactivo a las condiciones cambiantes y la fuerza muscular. Todo esto ayuda a mejorar el equilibrio.

Puede ayudar con determinadas enfermedades

El boxeo se ha utilizado como método para tratar la enfermedad de Parkinson, un padecimiento neurológico debilitante que afecta a la capacidad del cuerpo para realizar movimientos complejos. A medida que la enfermedad progresa, aumenta el riesgo de que una persona sufra caídas. Este estudio lo demuestra.

Disminuye el estrés

El entrenamiento de boxeo puede variar en intensidad, aunque la mayoría de los programas tienden a seguir un protocolo de intervalos de alta intensidad mezclados con descanso, lo que puede ayudar a aliviar el estrés.

Reduce la presión arterial

Se ha demostrado que el boxeo y el entrenamiento HIIT, en general, reducen la presión arterial sistólica y diastólica, lo que ayuda a disminuir el estrés en los vasos sanguíneos.

 

Leer más: https://www.elnacional.cat/es/salud/razones-deberias-practicar-boxeo_642725_102.html