¿Qué es?

Se trata de un cambio del sistema de gestión actual del IVA, en el que se deberán presentar los libros registro del IVA a través de la Sede Electrónica de la AEAT, mediante el suministro casi inmediato de los registros de facturación.

Ello modernizará la gestión del IVA para proporcionar a las empresas información inmediata y contrastada.

¿A quién afecta de manera obligatoria?

  1. Inscritos en el Registro de devolución mensual del IVA.

Se podrá renunciar al REDEME durante el mes de junio del 2017, la exclusión supondrá también la exclusión del SII.

  1. Grandes empresas (facturación superior a 6.010.121,04 )
  2. Grupos de IVA

¿Cómo acogerse de manera voluntaria?

Podrán acogerse el resto de sujetos pasivos que voluntariamente lo decidan, deberán de hacerlo en el mes de junio de 2017, la opción implicará la obligación de autoliquidar el IVA mensualmente.

Existe un período mínimo de permanencia, este es permanecer el año natural en el que se opte.

¿Qué están obligados a llevar a través de la sede electrónica de AEAT?

  1. Libro registro de Facturas Expedidas
  2. Libro registro de Facturas Recibidas
  3. Libro registro de Bienes de Inversión
  4. Libro registro de determinadas Operaciones Intracomunitarias.

No hay que enviar las facturas a la AEAT, esta información se realizará por vía telemática. Concretamente mediante Servicios Web basados en el intercambio de mensajes XML.

O cumplimentación de un “formulario web” para los sujetos pasivos que realizan muy pocas operaciones.

Plazos para enviar los registros de facturación a la AEAT:

  1. Facturas emitidas: cuatro días naturales desde la expedición de la factura.
  2. Recibidas: cuatro días naturales desde la fecha en que se produzca el registro contable de la factura, y en todo caso, antes del día 16 del mes siguiente al periodo de liquidación en que se hayan incluido las operaciones correspondientes.
  3. Importación, los cuatro días naturales se deberán computar desde que se produzca el registro contable del documento en el que conste la cuota liquidada por las aduanas y en todo caso antes del día 16 del mes siguiente al final del periodo al que se refiera la declaración en la que se hayan incluido.
  4. Determinadas operaciones intracomunitarias, en un plazo de cuatro días naturales, desde el momento de inicio de la expedición o transporte, o en su caso, desde el momento de la recepción de los bienes a que se refieren.
  5. Bien de inversión, dentro del plazo de presentaciones del último periodo de liquidación del año (hasta el 30 de enero).

Durante el segundo semestre del año 2017 el plazo de cuatro días se amplía a ocho días naturales.

En los plazos de cuatro y ocho días se excluirán los sábados, domingos y festivos nacionales.

Ventajas del SII:

  1. Supresión de la presentación de los modelos: 347,340 y 390. (En el caso del ejercicio 2017, si aplica el SII no tendrá que presentar el 347 ni el 390, pero en el caso del 340 será precisa la presentación de enero a junio).
  2. Obtención de “datos fiscales”.
  3. Ampliación de 10 días del plazo de presentación de las autoliquidaciones periódicas. Es decir, a partir de julio del 2017, podrá presentar sus declaraciones de IVA hasta el 30 de cada mes en lugar de hasta el 20 como actualmente.
  4. Reducción de los plazos de realización  de las devoluciones.
  5. Reducción de los plazos de comprobación.
  6. Disminución de los requerimientos de información.

Recomendación:

Para facilitar la adaptación al SII, es aconsejable expedir todas las facturas de venta y contabilizar todas las facturas de compras con la fecha de unos días concretos cada mes. Por ejemplo fijarse el día 15 y el día 30 de cada mes, así tendrá que tomar conciencia que pasado el día 15 y el 30 de cada mes, tendrá un plazo cuatro días para enviar a Hacienda el detalle de sus facturas.

Sanciones:

Hacienda puede imponerle una sanción del 0,5% del importe de las facturas no declaradas, con un mínimo de 300 euros y un máximo de 6.000 euros.

Fuente: http://www.agenciatributaria.es/

Artículo de Maria Jose Raya