Entradas

Su compañía también puede necesitar un lobista

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) gastó más de 20 millones de euros en la última campaña presidencial de EE UU. La organización, a cuyo mantenimiento contribuyen cuatro millones de miembros, ha conseguido que los americanos estén convencidos de que es inconstitucional impedir que una persona posea armas. También ha logrado que el Tribunal Supremo le dé la razón en dos recientes sentencias de 2008 y de 2010. “Puede gustarnos o no, pero han hecho lobby de forma abierta, legítima y transparente, ya que accedemos con facilidad a los datos de las reuniones que mantienen o a las donaciones que ofrecen”, explica Almudena Alonso, directora general de Cohn & Wolfe y experta en lobby, servicio que su compañía ofrece.

En España tenemos un ejemplo reciente, aunque quizá poco conocido: el que puso en marcha la asociación de pacientes de Hepatitis-C y que desembocó en la inclusión en la financiación pública de Sovaldi, el costoso medicamento que lo cura. La diferencia entre ambos casos, cuestiones morales (y presupuestarias) al margen, es que mientras que en EE UU la NRA debe informar por ley de cada movimiento que hace, en nuestro país no hay manera de saber quién se reúne con quién y para qué.

La falta de claridad conceptual y la regulación con respecto al lobby supone que en ocasiones se confunda con tráfico de influencias”, leen las conclusiones de un informe de Transparency International España de 2014. Esta institución otorga “un rotundo suspenso” (2,1 sobre 10) al país. Los resultados son particularmente bajos en transparencia, “tanto por parte de los poderes públicos como de quienes ejercen la presión”. También lo son en igualdad de acceso a los representantes públicos por parte de los grupos de interés y en la falta de código de conducta oficial para los lobistas.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) hicieron público hace dos semanas su primer registro de grupos de interés, creado para quienes quieran defender sus puntos de vista ante dicho organismo. En la lista figuran desde despachos de abogados o agencias de comunicación hasta patronales como la de productores de cemento (Oficemen), la de fabricantes de coches (Anfac) o la de cadenas de supermercados (ACES).

Los profesionales del lobby creen que esta iniciativa se queda corta. “Es un primer paso, pero no se adecua con lo que venimos reclamando desde 2007: que haya un registro obligatorio para todos los grupos de presión”, apunta Andrea Vota, portavoz de la asociación de lobistas APRI. El de la CNMC no solo es voluntario, sino que únicamente afecta a quienes se reúnen con el regulador. “Nosotros somos los primeros interesados en que haya una regulación estricta. Aumentando la transparencia lograríamos mejorar la reputación de nuestros clientes y la de nuestra propia profesión”, abunda Alonso. Según cálculos de APRI, se podrían inscribir en dicha lista única más de 500 personas, entre asociaciones, patronales, sindicatos y ONG.

  • Regulación

Mientras que en España un lobista no está obligado a hacer públicas las reuniones con diputados, gobiernos autonómicos y demás instituciones, en 12 países de la UE esta actividad está milimétricamente pautada. Las propias instituciones comunitarias (Parlamento y Comisión; el Consejo se queda fuera) cuentan con un registro que, aunque es voluntario, los eurodiputados exigen a quienes les quieran hablar.

¿En qué consiste exactamente la labor del lobista? “Representamos intereses de colectivos. Podemos trabajar para compañías, organizaciones empresariales, asociaciones de pacientes, ONG… Para cualquiera que quiera influir en la agenda pública”, resume Vota.

Eso se consigue a través de la elaboración de informes y dosieres, que son presentados en reuniones con todos los actores implicados en un proceso de decisión. “Empezamos por preparar un planteamiento estratégico, en el que se clarifican los intereses de la organización. Luego se estudia el marco legal, a los interlocutores y a los posibles aliados en la causa. Finalmente se presenta el mensaje a través de reuniones y eventos creados adhoc”, detalla este lobista.

  • Para todos los públicos

Hay sectores que, por su alto nivel de regulación, son más dados a contratar a los servicios del lobista. Las energéticas y las farmacéuticas son las más conocidas, aunque hay más. “Recurren a nosotros principalmente actores que se van a ver afectados por alguna decisión de las autoridades”, explica Alonso.

Pedro Fernández es director de asuntos jurídicos y regulativos de British American Tobacco. Dentro de sus competencias entra hacer lobby. “Para la empresa es muy importante dar a conocer su postura sobre las normativas que nos afectan, porque el regulador no siempre es consciente del impacto de sus decisiones en la sociedad civil”.

En su caso, se encarga de mantener reuniones periódicas con las instituciones “para cultivar las relaciones”, aunque el momento de entrar en acción es cuando se baraja alguna normativa o subida de impuestos. Con la directiva europea sobre productos del tabaco, explica, el trabajo fue más coral. “En ese caso actuamos desde la patronal. Hubo interlocución a todos los niveles: parlamentos, gobiernos e instituciones europeas”, describe. La parte española de esa negociación, con la ley en la mano, todavía no se puede rastrear.

Fuente: www.Cincodías.com

Ayudas para proyectos en el marco de la Acción Estratégica de Economía y Sociedad Digital (AEESD) 1/2016

Plazo solicitudes: 20 días hábiles a partir del 25-04-16 hasta el   17-05-2016 , ambos incluidos

Objeto: convocatoria 1/2016 de ayudas para la realización de proyectos en el marco de las TIC y la Sociedad de la Información, dentro del Plan de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016.

Subprogramas.

-El subprograma Impulso Tecnológico tiene como objetivo fomentar la inversión en tecnologías de la información y las comunicaciones con bajo nivel de madurez.

– El subprograma Grandes Proyectos tiene como objetivo incentivar la puesta en marcha de proyectos con alto potencial transformador y un marcado efecto tractor sobre otras entidades.

Cada uno de estos subprogramas establece las características principales de los proyectos en relación a su tipología, ámbito temático, presupuesto y modalidades de participación.

En esta convocatoria 1/2016, no podrán recibir ayudas los proyectos de investigación industrial y de desarrollo experimental que hayan obtenido la acreditación de su pertenencia al alguno de los clúster TIC de EUREKA, quedando emplazados a una segunda convocatoria en este mismo 2016.

Beneficiarios:

  1. Las empresas , excepto :

1.º Las entidades del sector público.

2.º Las entidades constituidas después del 31/12/2012 , salvo que procedan de otras preexistentes por cambio de denominación, fusión, absorción y escisión de sociedades, según términos en ley 3/2009, sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles.

3.º Las entidades sin fin de lucro que ejerzan actividad económica.

4.º Los profesionales autónomos.

  1. Las agrupaciones de interés económico (AIE), excepto las pertenecientes al sector público.

Las entidades no incluidas como beneficiarios, podrán participar en los proyectos como entidades subcontratadas, según el art.9 de la orden.

Características 2016:

– Las ayudas podrán solicitarse para proyectos con ejecución plurianual , siempre que parte del proyecto se realice en el año 2016 y se solicite ayuda para dicho ejercicio. El plazo de ejecución podrá extenderse hasta el 31-12-2018 incluido.

– El régimen de concesión será el de concurrencia competitiva.

– De acuerdo con las modalidades previstas en el artículo 11 de la orden, la financiación de los proyectos se realizará a través de subvención, préstamo o una combinación de subvención y préstamo, siempre que exista disponibilidad presupuestaria.

– El importe máximo de subvención , expresado como porcentaje del presupuesto financiable, siempre que exista disponibilidad presupuestaria, podrá ser del:

a) 50 % para PYMES y del 40 % para el resto de beneficiarios siempre que en la evaluación del criterio de innovación tecnológica se alcance una nota mayor o igual que 17 puntos.

b) 35 % para PYMES y del 25 % para el resto de beneficiarios siempre que en la evaluación del criterio de innovación tecnológica se alcance una nota mayor o igual que 13 puntos.

c) 30 % para PYMES y del 20 % para el resto de beneficiarios siempre que en la evaluación del criterio de innovación tecnológica se alcance una nota mayor o igual que 8 puntos.

Fuente: Síntesis Diaria

Señales que delatan a los padres tóxicos

La mayoría de los padres hacen todo lo posible para proporcionar a sus hijos una infancia feliz y saludable, pero incluso los padres con las mejores intenciones del mundo pueden cometer errores que pueden dar lugar a problemas emocionales severos en los niños. Desafortunadamente, algunos padres van más allá del error ocasional y pueden convertirse en padres tóxicos con graves consecuencias para el desarrollo de sus hijos.
Hay varios comportamientos que pueden causar daños emocionales y también mentales a los niños y que puede afectarles en gran medida en su vida adulta.

Ser demasiado crítico
Los padres en ocasiones critican, pero un padre tóxico lleva esto al extremo y se convierte en alguien demasiado crítico sobre todo lo que su hijo hace. Los padres pueden cometer el error de creer que lo que hacen es algo bueno para evitar que sus hijos cometan errores. Pero por desgracia, lo que realmente están haciendo cuando critican a sus hijos es forzarles a tener una baja autoestima y que desarrollen una crítica interna demasiado dura en su interior, algo que les limitará notablemente en la vida adulta.

No proporcionar seguridad a sus hijos
Algunas personas creen que se demuestra amor asegurándose de que sus hijos serán capaces de cuidarse por sí mismos en el futuro. Pero los niños necesitan sentir la cantidad adecuada de seguridad y apoyo desde que nacen e incluso en la vida adulta mientras sus padres estén a su lado. La mano dura podría funcionar a veces, pero no puede ser el único objetivo en la educación de los hijos si quieren que sus hijos sean adultos equilibrados.

No dejar al niño su propio espacio
Los padres tóxicos a menudo requieren la atención de sus hijos de forma exagerada. Desde fuera puede parecer una bonita unión entre padre e hijo, pero la realidad es que es una relación parasitaria por parte del padre (o madre) que exige demasiado tiempo del niño cuando debería estar aprendiendo otras habilidades. Unos padres equilibrados permitirán a sus hijos el espacio suficiente para crecer y ser niños, sin exigir una interacción constante y asfixiante con la única intención de satisfacer sus propias necesidades.

Hacer bromas pesadas
De vez en cuando los padres se meten con sus hijos “de broma” y hacen chistes de ellos mofándose y se escudan diciendo que sólo es humor. Este comportamiento no es aceptable en  ningún caso, no importa si la broma es de la altura, del peso o de cualquier otra característica. Esto puede hacer que los niños se sientan muy mal y que les afecte negativamente en su desarrollo emocional. Un padre debe ser honesto pero no crítico y mucho menos hablar a sus hijos en tono burlesco.

No permitir que sus hijos expresen las emociones
Hay padres que no permiten que sus hijos expresen las emociones, sobre todo las negativas. Esto es una negación a satisfacer las necesidades emocionales de sus hijos y en un futuro el niño será incapaz de expresar sus sentimientos, repercutiendo muy negativamente en su autoestima, identidad y comportamiento. Los sentimientos positivos está bien tenerlos en cuenta, pero los sentimientos negativos también son importantes y si ellos no aprenden a entenderlos y a poner palabras a sus emociones, puede repercutir en depresión y en convertirse en personas negativas e incluso tóxicas.
Además, los padres que manipulan a sus hijos para satisfacer sus propias necesidades, aquellos que usan la culpa como arma para conseguir sus objetivos, los padres que siempre ponen sus sentimientos o necesidades antes que los de sus hijos, dejan de hablar a sus hijos para castigarles (abandono emocional), no ponen límites saludables o hacen responsables a sus hijos de su propia felicidad… son sin duda también padres tóxicos y pueden causar graves problemas emocionales a sus hijos. Los niños necesitan crecer en un ambiente equilibrado, lleno de cariño y amor entre todos.

Fuente: http://www.etapainfantil.com/