Entradas

6 tipos de facturas que pueden hacer los autónomos

Seguro que conoces la típica factura completa y a lo mejor la simplificada (antes llamada tique), pero ¿Cuántos tipos hay? ¿Las conoces todas?

1. Factura completa

A la factura completa le llaman también factura modelo o factura ordinaria.

 

2. Factura simplificada

A diferencia de la factura completa, en la factura simplificada (antes llamada tique) no es necesario incluir todos los datos. Por ejemplo, si tienes un cliente particular que te compra un producto (siempre por un importe inferior a 400,00€, como norma general), le puedes hacer una factura simplificada sin poner sus datos completos como DNI, dirección fiscal, etc.

 

3. Factura rectificativa

¿Te has equivocado haciendo una factura o un cliente te ha devuelto un producto? En estos casos la factura que contiene error no se debe simplemente borrar si hay registro de facturas posteriores.

Lo que debes hacer es una factura rectificativa que debe indicar siempre que es rectificativa y a qué número de factura rectifica en concreto. Si además, lo que haces es una devolución de dinero, el importe de la factura rectificativa será negativo e igual al importe de la factura que se rectifica.

 

4. Factura proforma

Es la factura que se le da al cliente previo a la prestación del servicio o la venta del producto. En esta factura se indica que es proforma y que una vez terminado el servicio (o cuando te llegue el producto a tu casa), tendrás la factura completa.

Recuerda que esta factura no sirve para justificar un gasto o un ingreso, ya que no tiene valor contable.

 

5. Factura recapitulativa

Probablemente tengas un cliente o varios a los que debes emitir muchas facturas durante el mismo mes. O a lo mejor compras varios días a la semana productos que después revendes. En ambos casos puedes pedir una factura recapitulativa y de esta forma ahorrarte tiempo y papel. En ella vendrán los importes de todas las compras por fechas dentro del mismo mes.

 

6. Factura electrónica

Dentro de este tipo de facturas existen las facturas electrónicas de datos estructurados y de datos no estructurados. En el caso de las primeras, los datos que necesita contener una factura completa están identificados dentro del archivo de forma que los programas que los leen pueden identificarlos y validar la factura. El segundo tipo usa imágenes que no son tan fáciles de reconocer por cualquier tipo de programa que escanea datos.

 

Fuente: www.e-autonomos.es