La aprobación de la nueva Ley de Presupuestos ha incrementado un 3% la base de cotización de los trabajadores autónomos que no habían subido a primeros de año, como suele ser habitual. Así pues, a partir del día 1 de julio, la base mínima de cotización pasa de los 893,10 € que estaba establecida, a una base de 919,80 €, por lo que la cuota se incrementa.

Por otra parte, la nueva Ley de Autónomos que está prevista que se apruebe y publique este mes de julio, recoge una serie de beneficios, ventajas y novedades, entre las que se destacan:

1.- Ampliación de la tarifa plana en seis meses. Hasta ahora las nuevas altas en el régimen de autónomos tenían una bonificación con el pago de un importe de 50 € durante 6 meses que ahora se amplía hasta los 12 meses. Las reducciones siguientes del 50% y el 30% durante 12 meses más, se mantienen.

2.- Tarifa plana al retomar la actividad. Se reduce el tiempo para poder volver a aplicar la tarifa plana de 50 €. Hasta ahora se pedía un periodo de carencia de 5 años que ahora se reduce a dos ejercicios desde el cese de actividad. Si ya se disfrutó de algún tipo de bonificación en la actividad anterior, el periodo de carencia se transforma en 3 años.

3.- Flexibilización de las altas. Hasta ahora las cuotas de autónomos se reconocían y, por tanto, se pagaban por meses enteros, independientemente de la fecha de alta y/o baja real. A partir de la aprobación, las fechas se reconocerán por los días reales de actividad, reduciéndose la cuota a abonar. Esto sólo se podrá realizar 3 veces al año ya que en caso que exista una cuarta alta, se volverá a la forma anterior de meses enteros.

4.- Cambio de base de cotización. Hasta ahora sólo se podía modificar la base de cotización 2 veces al año, pasando ahora a poder solicitar el cambio 4 veces al año.

5.- Reducción del recargo en el pago. Cuando no se podía realizar el pago de la cuota en el mes correspondiente, el recargo que se producía en la cuota era del 20%, desde el día siguiente al impago. Ahora pasará a ser del 10%, siempre que la deuda sea pagada en el mes siguiente a su vencimiento. Pasado este periodo, el recargo continuará siendo del 20%.

6.- Devolución de oficio en situaciones de pluriactividad. Cuando un autónomo trabajaba simultáneamente por cuenta ajena y sumadas las dos bases de cotización llegaban a la base máxima, se tenía que pedir expresamente, durante los 3 primeros meses de año, la devolución del exceso de cotización realizada. A partir de la nueva Ley, esta devolución la realizará de oficio la Tesorería, sin tener que solicitarlo.

7.- Accidente In Itinere. Hasta ahora, el accidente in itinere no se reconocía en el caso de los autónomos y cuando se producían el pago de IT que se realizaba era como una enfermedad común. La nueva Ley contempla, para aquellos autónomos que coticen por contingencias profesionales, esta modalidad de accidente que ya tenían reconocida los trabajadores por cuenta ajena.

8.- Lugar de trabajo en casa. Los autónomos que desempeñen su actividad desde casa, podrán deducirse un descuento del 30% sobre las facturas del agua, gas, electricidad, teléfono e Internet, sin que se tenga que hacer separación de contadores o líneas telefónicas.

9.- Comidas y Dietas. Cuando el autónomo se vea obligado a comer fuera de casa por motivos de trabajo, podrá deducirse 12 € diarios, siempre que justifique el importe, día y lugar en días laborables y realizados por vales de comida o medios electrónicos. Igualmente, podrán deducirse en concepto de dietas hasta 26,67 € por día en el territorio nacional o hasta 48,08 € cuando el trabajo se realice en el extranjero.

10.- Compatibilidad con la jubilación. Actualmente, bajo la modalidad de jubilación activa, se puede compatibilizar el trabajo autónomo con el cobro del 50% de la pensión de jubilación. A partir de su publicación, se permitirá que los autónomos compatibilicen el trabajo con el 100% de la pensión de jubilación, siempre que tengan contratados a un trabajador.

Además de estas novedades señaladas, la nueva Ley recoge una serie de medidas como ayudas a la guarda legal o a la dependencia, mejoras en la contratación o en la incorporación de familiares al negocio.

Esperamos pues la publicación definitiva de la nueva Ley para saber exactamente como se recogen estas novedades y la forma de ponerlas a la práctica. Seguiremos informando cuando esta Ley ya sea definitiva.

 

Àngels Castellano