Y llegó la mascarilla…’obligatoria’

Ayer se publicó la obligatoriedad del uso de mascarillas en determinados supuestos con el objetivo es minimizar los riesgos en lugares cerrados y públicos donde se produce una gran concentración de personas:

¿Cuándo y dónde hay que llevarla?
Cuando no sea posible mantener la distancia interpersonal de dos metros, tanto en vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público.
Recordemos que ya era obligatorio llevarla en transportes públicos.


¿También al aire libre?
También habrá que usarlas si se estás al aire libre en una zona concurrida sin poder mantener los dos metros de distancia interpersonal.

¿Qué tipo de mascarillas hay que llevar?
Cualquier mascarilla que cubra nariz y boca, siendo recomendadas las mascarillas higiénicas y quirúrgicas. Hay que tener en cuenta que cada mascarilla tiene un tiempo limitado y unas normas de uso determinadas.

¿Quién está obligado a llevarla?
Deberán hacer uso de ellas las personas de más de 6 años, aunque es recomendable en los niños de entre 3 y 5 años.

¿Hay excepciones?
Si. No será exigible en las personas que presenten algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada por su uso, las que tengan motivos de salud debidamente justificados o aquellas que por su situación de discapacidad o dependencia presenten alteraciones de conducta que lo hagan inviable 
Tampoco será obligatorio en el desarrollo de actividades que resulten incompatibles, tales como la ingesta de alimentos y bebidas.


¿Y los deportistas?
No se hace mención expresa a deportistas.
Depende de si se va a estar cerca de otras personas o no. Lo normal cuando se corre o se pasea al aire libre es buscar alejarse de las aglomeraciones, porque interfieren el paso. La orden ministerial prevé como excepción que se deje de proteger una persona en el “desarrollo de actividades en las que, por la propia naturaleza de estas, resulte incompatible el uso de la mascarilla”, y este sería un caso. Sería recomendable llevarla encima, por si no se puede mantener la distancia de seguridad.


¿Y quién lo paga?
Quien la quiera usar.

¿Y si no puedo pagarla?
La norma incluye las “causas de fuerza mayor” entre las razones para no usar mascarilla.

¿Me pueden multar si no la llevo?
Durante los primeros días se pretende que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad potenciarán realizar una “función pedagógica”.
El Ministerio del Interior está estudiando el régimen de sanciones. Si se aplicara la ley de Seguridad Ciudadana, las faltas leves se sancionan con importes que van de los 100 a los 600 euros.


¿Y en una casa de familiares o amigos?
Si no son personas con las que se haya pasado el confinamiento, hay que usar mascarilla o mantener la distancia de dos metros. Siempre es recomendable tomar ambas medidas a la vez, sobre todo si hay personas vulnerables en el grupo.

¿Qué pasa en un bar o restaurante?
Para comer es obvio que hay que quitársela, pero hay que mantener la distancia de seguridad con otras mesas y con los que nos acompañen en la nuestra si no han sido personas con las que hayamos convivido durante el confinamiento.