Y otra vez con el coche de empresa

Si un vehículo de empresa se utiliza simultáneamente para fines empresariales y para fines privados, ¿qué parte debe imputarse como retribución en especie?

La retribución en especie anual imputable a éste (el 20% de su coste de adquisición, porcentaje que puede ser inferior si se trata de un vehículo energéticamente eficiente) se calcula sólo respecto a la parte proporcional de uso privado. No obstante, a la hora de calcular esa proporción, Hacienda “barre para casa”:

  • Considera que el reparto debe hacerse según la “disponibilidad para fines particulares” (sin considerar, por tanto, el uso efectivo o el kilometraje real).
  • Además, deben tenerse en cuenta las funciones desarrolladas por el empleado. Si dichas funciones no requieren la utilización del vehículo de forma habitual, Hacienda considera que la retribución en especie es del 100% del importe imputable.

Aplicando este criterio de reparto al mejor de los casos (comerciales con vehículo de empresa), el uso empresarial será de apenas el 20%: de las 8.760 horas anuales (365 x 24), sólo 1.780 (la jornada anual) serán de uso empresarial. ¡Atención! La disponibilidad para uso privado se produce incluso en las horas de sueño, dando como resultado una mayor recaudación a favor de Hacienda (ya que la empresa y el trabajador deberán considerar un mayor porcentaje como retribución en especie sujeta a retención e IRPF).

 

Leer más: Apuntes y consejos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *