Razones y pasos para registrar una marca

Si tienes un proyecto, una idea o un diseño de algo, es muy recomendable que lo registres. Al final, una marca es lo que distingue un producto o un servicio de los competidores.

Al registrar una marca, el emprendedor consigue un derecho en exclusiva para poder utilizarla y, al mismo tiempo, impedir que otras personas puedan utilizar ese signo para ofrecer un producto o servicio similar. Esto también favorece que no haya confusiones de cara a los consumidores potenciales.

En caso de que un emprendedor no registre su marca debidamente, todas las inversiones que realice con el fin de comercializar su producto o servicio pueden ser fallidas, ya que sus competidores pueden utilizar la misma marca o una similar, que los consumidores pueden comprar. Por tanto, perderán las oportunidades de negocio, no conseguirán llegar al público objetivo, y tendrán una mala reputación e imagen.

Beneficios de registrar una marca

Según la propia Oficina Española de Patentes y Marcas, los emprendedores deben registrar la marca por las siguientes razones.

  • Es garantía de que sus productos o servicios se distingan en el mercado.
  • Es un efecto diferenciador.
  • Favorece la buena imagen y reputación.
  • Puede ser objeto de concesión de licencias.
  • Son fundamentales para posibles acuerdos de franquicia.
  • Es un primer paso para conseguir financiación.
  • Impulsa el mantenimiento y mejora de la calidad del producto o servicio.
  • Supone un activo comercial.

Por tanto, las ideas emprendedoras se deben registrar para poder explotarlas de la manera más eficiente y rentable.

Trámites para registrar una marca

Para poder registrar una marca hay que acudir a la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), ya que es la organización responsable de esta gestión.

Sin embargo, es un trámite que puede hacerse íntegramente vía telemática. Para ello se deben seguir los pasos que exponemos a continuación.

  1. Para empezar, entrar en la web oficial de la OEPM y hacer clic en “solicitud de marca o nombre comercial”. El sistema permite empezar una solicitud desde cero o continuar un trámite si lo has empezado. Esto puede ser útil en caso de que empieces con las gestiones y te falte algún dato o documento y no puedas terminar en ese momento la gestión. De esta manera, puedes dejar guardado lo que ya hayas hecho.
  1. Lo siguiente será introducir los datos del solicitante de la marca. Los datos personales y de registro para poder acceder al registro.
  1. A continuación, se deben introducir los datos del signo que se quiere solicitar. En este punto es importante primero elegir la modalidad del signo distintivo. Es de considerar que un nombre comercial no tiene por qué representar el producto o servicio que se comercializa. Por ello, la modalidad es determinante para identificar y diferenciar la actividad que se desarrolla.
  1. En este mismo punto se ha de escoger también el tipo de distintivo. Puede ser denominativo, figurativo, sonoro, de movimiento, multimedia, tridimensional, etc. En caso de que quieras registrar un signo con elementos denominativos y gráficos es crucial añadir una imagen en la que se incluyan todos los elementos.
  1. Seguidamente, es el momento de elaborar el listado de productos, servicios o actividades para los que se quiere registrar el signo distintivo. Esta selección es primordial para el solicitante, ya que de ella depende la extensión de la protección de la marca. Para ello, lo más recomendable es utilizar el buscador del propio sistema, en el que se muestra la lista de productos y servicios para elegir los que más se ajusten al signo que se va a inscribir. En caso de que se incluya algún producto que no se corresponda con el tipo de actividad registrada, el sistema lo indica y se deberá solicitar en la Clasificación Internacional de Niza. Si tampoco se encuentra en esta categoría, el sistema avisará de que la solicitud pasará a ser revisada por la OEPM.
  1. En caso de que el paso anterior no haya dado ningún problema y se hayan podido introducir todos los campos, es el momento de adjuntar la documentación. El proceso permite buscar en el equipo los documentos que necesites para poder adjuntarlos a la solicitud.
  2. El borrador estaría listo en este momento. Se recomienda revisar bien para comprobar que todos los datos sean correctos.
  3. Una vez comprobada toda la información, se deberá abonar la tasa correspondiente. Al realizar la gestión online, se tiene un beneficio del 15% de descuento Las fórmulas de pago son: tarjeta de crédito, de débito,. mediante transferencia o a través de la pasarela de pagos de la Agencia Tributaria.
  4. Por último, se deberá enviar un justificante de pago y la solicitud al correo electrónico que se haya indicado en los datos personales del solicitante. En este correo deberá constar también el número del signo solicitado, así como la fecha y la hora del registro.

 

Leer más: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2022/05/05/emprendedores/1651745889_281418.html